dimecres, 30 de desembre de 2020

Subsolar - Emilio Bueso (Los ojos bizcos del Sol IIl)

Soy un hombre de poca voluntad. Hace unos años me propuse no empezar más sagas inacabadas, pero siempre acabo cayendo en la tentación. Resistí durante bastante tiempo la curiosidad que me generó la aparición de la saga Los ojos bizcos del Sol de Emilio Bueso, por la temática y el argumento, pero sobre todo por las reacciones y comentarios sobre la estrategia de publicación y el estilo de la obra. Recuerdo que levantó cierto revuelo en las redes sociales en su momento. Decidí esperar a la aparición de la edición Omnibus, aunque cambié de opinión en la primera CatCon, de la que Bueso era uno de los invitados de honor, cuando vi como trataba a los lectores que habían hecho cola para que les firmara sus obras. Su actitud me convenció y a los pocos días me puse con Transcrepuscular, la primera novela de la saga. Voy a intentar comentaros mis sensaciones de Subsolar, la tercera entrega, sin entrar en detalles de la trama ni de las novelas anteriores.


Uno de los aspectos que creo que es necesario destacar des del principio de este conjunto de novelas es el escenario. Un planeta con una dinámica orbital compleja que genera zonas a las que no llega la luz solar y zonas donde siempre está presente. Esto provoca una diversidad de climas, ambientes y ecosistemas muy interesante. La vida se basa en la simbiosis con moluscos como motor de la evolución, con fauna de anatomía similar a la de nuestro planeta, pero de tamaño muy diferente.

El primer volumen es sorprendente, aunque deja muchas incógnitas en el aire para mantener el misterio. Me costó entrar en la dinámica narrativa; el estilo del autor es particular (es uno de los aspectos de la obra que más críticas ha generado). Es por eso que creo que no es una obra de pequeñas dosis, hay que evitar lecturas rápidas de 5 minutos. Para introducirte en el estilo y en el ritmo y disfrutar de la lectura son necesarias lecturas más largas y leer diversos capítulos de un tirón. En este aspecto ayuda que la trama es adictiva.
La estructura de la narración me recuerda a las novelas de fantasía que leía en mi juventud : un grupo de personajes con personalidades y características diferentes que viajan por escenarios fantásticos pasando aventuras y descubriendo misterios. Pero con un tono mucho más gamberro y adulto, ya que hay sexo y drogas a porrillo y los personajes tienen muchos matices de gris oscuro y pocos de blanco. 

Este variopinto grupo de personajes va cambiando de miembros en su periplo por el planeta, nutriéndose de individuos cada vez más peculiares. Aunque la historia es plural, solo hay un narrador en toda la obra, el alguacil. Se estilan ahora novelas con mucha más variedad en los puntos de vista narrativos. Esta técnica ayuda a perfilar y definir mejor a los personajes, pero no tengo la sensación que este sea un defecto de esta saga. Casi al revés, algunos personajes son tan acaparadores de atención que a momentos acaban cansando, como el trapo. El exceso de participación del trapo "benderizado" es uno de los puntos que no me convencieron del segundo volumen, Antisolar. En el tercero la atención está más repartida y la obra es más coral, y me ha gustado como han evolucionado la mayoría de los personajes durante los tres volúmenes.

Subsolar es la novela que culmina la historia, desde mi punto de vista, de forma satisfactoria.  Tiene un ritmo muy elevado, con mucha acción y algunas escenas épicas. La resolución de la trama me ha convencido y me ha sorprendido: no intuía como se podía solucionar la confluencia de personajes y situaciones de forma convincente. 

Mi valoración final es positiva y os recomiendo la lectura de esta saga, aunque con algún matiz y una advertencia. Es una historia entretenida, divertida, con intriga, buenos momentos de acción y el ritmo no decae en ningún momento. Eso sí, el estilo del autor y su uso del vocabulario es particular y a veces puede sacarte de la historia.  
Yo recomendaría a los lectores interesados que se esperen a la publicación de la versión Omnibus de la saga, con los tres volúmenes. Para los amantes del cómic se acaba de publicar la versión de la primera novela en este formato con el dibujo de Jordi Pastor. Puede ser un buen punto de entrada para conocer el universo que ha creado Emilio Bueso, un autor cuya obra, si me permitís el tópico, pocas veces deja indiferente. 

Otras opiniones: Les rades grisesSagacomic