dimarts, 31 d’agost de 2021

Revelator - Daryl Gregory

Hace poco comentaba en el blog la magnífica Vida y milagros de Stony Mayhall de Daryl Gregory, y días después tuve la oportunidad de leer su última novela, Revelator, gracias a un ARC. No acostumbro a leer obras tan seguidas de un mismo autor, pero Daryl Gregory tiene un estilo narrativo que no me cansa, y toca temas muy diferentes en cada una de sus novelas. En este caso tengo ciertas dudas para clasificar esta historia dentro de un género; no es una historia de terror clásica, tiene un misterio a revelar pero no es un thriller, la ambientación es en el pasado reciente pero no es una novela histórica... seguramente la calificaría como una historia weird

La trama está situada en un bucólico valle de Estados Unidos, el Cades Cove del estado de Tenessee, en las décadas de 1930 y 1940, justo en el momento en que el gobierno decidió declararlo un parque nacional y obligó a sus residentes a abandonarlo. El eje de la trama gira alrededor de una de las familias del valle, los Birch, cuyas mujeres tienen la peculiaridad que son capaces de comunicarse con un ente mágico que habita en una cueva del valle, y al que consideran el Dios de su pequeña y secreta iglesia familiar.
La protagonista principal es Stella, una de las mujeres de la familia, las Reveladoras, a la que seguiremos en dos épocas diferentes que irán alternando capítulos. En la década de 1930 seguiremos su infancia y adolescencia a partir del momento en que su padre la lleva de regreso al valle para dejarla al cuidado de su abuela Motty. En la década de 1940 descubriremos que en algún momento ella ha abandonado el valle y se dedica a la elaboración ilegal de whisky, pero debe regresar debido a la muerte de su abuela. Me ha gustado mucho como alterna las dos épocas y como juega con las revelaciones y los giros de la trama entre los diferentes capítulos.
Gregory es un maestro organizando el ritmo de sus libros, planteando las diferentes historias, dejando las diferentes piezas del puzle de forma disimulada y juntándolas en la parte final para dibujar la imagen completa de la historia, sorprendiendo al lector, pero sin sacarse ases de la manga y sin que veas venir el desenlace. Creo que tiene mucho mérito.

Aunque la novela sea corta los personajes están bien elaborados, sobre todo las mujeres Birch, cada una con sus particularidades, pero todas fuertes, tozudas y determinadas. La ambientación rural y la crítica más o menos velada a las pequeñas iglesias típicas de ciertas zonas de los Estados Unidos también son aspectos destacables de esta novela.
Prefiero no hablar demasiado más de la trama porque la gracia está en la resolución del misterio, solo os comento que es adictiva y que consigue mantener la tensión en todo momento y que el final es muy satisfactorio.
No creo que sea su mejor novela, me han gustado más otras que he leído, pero es una buena muestra de su estilo como escritor y una historia totalmente recomendable. Espero que, ahora que en España es más conocido gracias a las publicaciones de varias de sus novelas por Gigamesh, alguien se anime a publicarla. Por mi parte, continuaré pendiente de sus próximas historias y seguramente aparecerán por aquí.

dissabte, 28 d’agost de 2021

Billy Summers - Stephen King

Noches tórridas de verano intentando solucionar el insomnio provocado por el calor leyendo la última novela de Stephen King. Esto también lo podría haber escrito hace 25 años, cuando devoraba todo lo que salía de la pluma del maestro de Maine. 

Hubo un momento en que me saturé y estuve muchos años sin leer ninguna de sus historias, pero a partir de El Instituto he retomado el hábito de poner encima de la pila la última novela que publica anualmente. Llevaba una buena racha con tres lecturas satisfactorias (El Instituto, La sangre manda y Después) y viendo las excelentes valoraciones que tenía Billy Summers inicié su lectura con muchísimas ganas. Lástima que las expectativas no se hayan cumplido. Es habitual que en una bibliografía tan extensa como la de King haya novelas que te encanten, otras que las disfrutes, pero no te dejen mella, y otras, como este caso, que te dejen frío. 
No digo que sea una mala novela, considero que la historia es interesante, bien estructurada y está escrita con esa mano que tiene King para conseguir enganchar al lector con historias cotidianas. Tiene algunos momentos brillantes, pero no tiene credibilidad, y eso me ha sacado de la historia en varios tramos de la novela. Es lógico que los lectores habituales penséis que después de 400 entradas hablando de literatura de fantasía, terror y ciencia ficción me haya vuelto loco exigiendo credibilidad a una novela. Vamos a ver si consigo explicarme.

Billy Summers es un thriller; no esperéis ninguna incursión en el género sobrenatural al que nos tiene acostumbrados el autor. El protagonista es un asesino a sueldo muy reputado en su gremio que es contratado para matar a una persona que está en la cárcel, en el momento justo que acuda a su juicio, para evitar que pueda declarar. Debe realizar el disparo desde un piso concreto de un edificio en particular. La fecha del juicio todavía no está concretada, y Billy debe esperar durante unos meses intentando mezclarse con el entorno y no llamar la atención. La coartada para su aparición en el edificio de oficinas y en su nuevo vecindario es que es un escritor novel que está acabando su primera novela. Billy, que es un ávido lector, decide aprovechar el tiempo para realmente escribir su autobiografía, de modo que tenemos una historia dentro de la historia (a menudo más interesante que la principal) y King tiene la oportunidad de volver a tocar uno de sus temas fetiches, el proceso de escritura. El primer bache de credibilidad es la facilidad con la que Billy hace íntimos amigos, tanto en el trabajo como en su nuevo vecindario. También se recrea mucho en este tramo de la historia, creo que lo hubiese podido solucionar con muchas menos páginas de una forma igual de efectiva.

Aunque el principal problema es que a mitad de la novela hace aparición un personaje de una forma totalmente fortuita y abrupta, que cobra mucho protagonismo y que tiene una relación un poco extraña con Billy. Toda la dinámica generada por este personaje, sus reacciones y las de Billy, distintas de las que había mostrado hasta esta parte de la trama, me han sacado un poco de la historia y me han resultado muy poco creíbles. No puedo entrar en más detalles para evitar arruinar la trama, pero las dos mitades de la novela creo que hubiesen funcionado mucho mejor como dos historias independientes.
En definitiva, una historia que tiene muchos de los ingredientes de la narrativa de King, excepto la parte sobrenatural. Es una novela entretenida y bien estructurada, aunque hay varios aspectos de la trama que no me han acabado de convencer. Si lleváis tiempo sin leer nada del autor, os diría que este no es el libro indicado, creo que es una obra menor en su carrera y otras de sus novelas recientes son mucho más interesantes. 

dilluns, 16 d’agost de 2021

Friday Black - Nana Kwame Adjei-Brenyah

Leí la reseña de Friday Black de Nana Kwame Adjei-Brenyah en el blog In the Nevernerver y despertó mucho mi curiosidad. Un autor nuevo y prometedor, relatos de tono distópico y con un estilo peculiar ...  parecía un libro escrito para mi y me había pasado desapercibido. La reseña me convenció y ese mismo día visité una librería y lo compré. Por situaciones como esta espero que los blogs que hablan de libros todavía no se extingan.

Tuve un dilema a la hora de comprarlo, ya que está publicado tanto en castellano por Libros del Asteroide con traducción de Javier Calvo, como en catalán por Empúries con traducción de Ferran Ràfols.  Me decidí por la edición en catalán, pero voy a hacer la entrada en castellano porque estoy seguro que a muchos lectores de género, como me ha sucedido a mí, esta novela les ha pasado por debajo de su radar literario, y francamente es una lástima. Leedla en el idioma que queráis o podáis, las dos ediciones son muy chulas, pero leedla.

Nana Kwame Adjei-Brenyah está recibiendo grandes elogios y reconocimiento por esta colección de relatos, pese a ser un autor muy joven y con poca carrera. No me sorprende, la verdad es que la experiencia lectora ha sido muy satisfactoria y sorprendente. Aunque los relatos son diferentes en temática, mantienen un estilo particular que me ha gustado mucho. Tienen en común la crítica a algunos aspectos de la sociedad occidental, sobre todo la estadounidense: el consumismo, el racismo, el uso de las armas y la violencia, la manipulación de las masas... y que utiliza un sentido del humor negro gracias a la exageración de las situaciones, con un toque distópico muy interesante y pesimista. 

No son relatos agradables, dejan muy mal cuerpo y una sensación de desasosiego. Tanto por la temática como por los finales abruptos. Leer varios de un tirón no es recomendable, creo que es mejor paladearlos poco a poco. Aunque es difícil y yo no lo he hecho, cuando acabas uno tienes ganas de continuar con el siguiente. Que sean cortos ayuda también a incrementar el ritmo de lectura.
La mayoría de los relatos tienen un carácter pesimista del futuro que nos espera y un claro componente distópico. He leído alguna comparación (inevitable ya en este tipo de productos) con Black Mirror, pero no acabo de estar de acuerdo. Estos relatos tienen mucha más mala leche y son más exagerados. Me han sorprendido algunos de los aspectos que ha ideado el autor para retratar el futuro: poder cambiar el porcentaje de negritud de una persona, el consumo de drogas generalizado e institucionalizado para tener a la población tranquila, parques temáticos donde poder ejercer la violencia camuflada de justicia, ... el autor muestra mucho ingenio para representar estas sociedades distópicas. Son los relatos que más me han gustado de la colección, la cabra tira al monte.

Otras historias las englobaría más dentro del género de la fantasía, porque aparecen seres mitológicos, aunque mantienen el mismo tono de crítica social que el resto. También hay un par de cuentos de estilo más costumbrista que son continuación del que da nombre a la antología, y que es muy bestia. Incluso alguno me atrevería a incluirlo dentro del bizarro (la conversación de un padre con los dos diminutos fetos de sus mellizos recién abortados no sabría clasificarlo de otro modo...). Es inevitable que unos relatos gusten más que otros, pero uno de los aspectos que más valoro de esta colección es que la calidad de las historias es muy homogénea, y  muy alta. No hay ninguna historia que provoque un bache en el ritmo de lectura. La distribución de los relatos me ha parecido muy correcta y cambiaría pocas cosas una vez leídos (y soy muy tiquismiquis en este aspecto).

En definitiva, todo un descubrimiento. No puedo hacer más que recomendaros la lectura de estos relatos duros y crueles de final abrupto que presentan un futuro poco esperanzador, con un sentido del humor negro y un estilo particular muy interesante. Es un autor del que estaré pendiente.

divendres, 13 d’agost de 2021

Vida y milagros de Stony mayhall - Daryl Gregory

Me compré hace unos años Raising Stony Mayhall de Daryl Gregory después de las estupendas críticas que recibió por parte de algunos de mis compañeros, sobre todo por los añorados Verdhugos. Pero ya sabéis que las novedades pueden conmigo, de forma que la novela ha estado acumulando polvo digital en el lector hasta hace poco, cuando decidí echarle un vistazo aprovechando que la editorial Gigamesh la ha publicado en castellano como Vida y Milagros de  Stony Mayhall, con traducción de Cristina Macía. La historia es tan entretenida y adictiva que me enganché y la he devorado en pocos días.

Uno de los motivos por los que no la leí en su momento, pese a las críticas positivas, es que el género zombie no me acaba de convencer a nivel literario ni audiovisual, me da una cierta pereza. Pero estamos hablando de Daryl Gregory, que es un maestro en desmontar y revolucionar géneros, como demostró en La extraordinaria familia Telemacus con los superpoderes. En esta novela, otra vez más, muestra todas sus habilidades de estilo y capacidad de especulación. Es un escritor realmente interesante.
Una familia que está dirigiéndose a casa conduciendo a través de una nevada descubre en la cuneta el cadáver de una joven. Cuando lo examinan con más cuidado descubren que está protegiendo a un recién nacido, al que intentan salvar, a pesar de su color grisáceo y su poca actividad. Pronto descubren que es un muerto viviente, al que deciden esconder, proteger y cuidar pese a los episodios de ataques zombies que se han vivido recientemente en el país y el peligro que puede comportar. Seguiremos las aventuras del protagonista a través de diversas etapas de su... ¿vida?. Los juegos de la niñez, las tonterías de la adolescencia, las responsabilidades de la edad adulta... cada parte de la novela tiene su estilo y su personalidad propia. En algunos momentos la trama me ha recordado al estilo de Stephen King por como mezcla la cotidianeidad de la niñez y juventud americanas con lo sobrenatural (incluso hay una parte relacionada con prisiones que me ha recordado a Cadena Perpetua), pero con la diferencia que Gregory utiliza mucho más el humor como herramienta narrativa.

La palabra que me viene a la cabeza cuando pienso en la historia es ingeniosa. Hay muchísimos detalles, situaciones y escenarios que dan una vuelta al género de los muertos vivientes  y que a menudo me han provocado una sonrisa. Hay muchísimos ejemplos: la reacción del protagonista a su invulnerabilidad, las diferentes facciones políticas dentro de la sociedad zombie y sus argumentos, la intriga del origen de la enfermedad y su transmisión, el hecho de que los zombies no coman pero fumen como carreteros (total, problemas respiratorios no van a tener...)... En fin, que la historia desborda inventiva por todos lados.
Tengo que esforzarme para encontrar algún aspecto negativo, aunque la parte final y la resolución de la novela no me han acabado de convencer y me han dejado cierto gusto agridulce después de haber disfrutado tanto de las otras partes de la novela.
En definitiva, una novela totalmente recomendable. Gregory consigue que empatices con un personaje que es un muerto viviente, pero que muestra todas las virtudes y defectos de un ser humano. Una historia entrañable, divertida, entretenida y muy original que da una vuelta de tuerca muy ingeniosa al género de los muertos vivientes. Me sorprende que haya tardado tanto en traducirse y publicarse en España. 

dimarts, 10 d’agost de 2021

Fòrvid - Elena Bartomeu

En l'entrevista que vaig fer a Enric Hercé amb motiu de la publicació de la seva darrera novel.la, L'estrany miratge, em va comentar que una de les històries que li despertava més curiositat era Fòrvid, la primera novel.la d'Elena Bartomeu, publicada per Males Herbes. Acostumo a fer cas a l'Enric, així que vaig llegir la novel.la i li vaig demanar a l'Elena que ens en fes cinc cèntims tot contestant aquestes preguntes.

Dreams of Elvex: Benvinguda Elena. Aquesta és la teva primera novel.la, i anteriorment només havies publicat el relat Comando butxaca en l’antologia Extraordinàries. Potser encara no ets prou coneguda pel gran públic. Explica’ns, qui és Elena Bartomeu i perquè s’ha dedicat a l’escriptura?

Elena Bartomeu: Fins fa pocs anys m'expressava millor a través del registre visual, el disseny gràfic, la il·lustració, etc. Recentment ho he començat a fer a través de l'escriptura. Sempre he estat molt lectora i també bona observadora, però no havia tingut intencions d'escriure fins que em vaig saturar del llenguatge visual quan vaig fer la tesi doctoral sobre aquest tema.

Dreams of Elvex: Hi ha algun autor o autora que consideris que ha influït clarament en la teva narrativa?

Elena Bartomeu: Sí, d'entre el nostre planter català en destacaria Pere Calders, Manuel de Pedrolo, ja de petita gaudia del sentit de l'humor i l'atmosfera de novel·la negra d'un i altre. Més recentment m'han impactat la prosa brillant i perspicaç de Raül Garrigassaït i de Marta Rojals. També m'han influït la foscor d'Arthur Machen i  Sherley Jackson, amb els seus jocs de narradors i punts de vista.

Dreams of Elvex: Les teves dues obres publicades toquen pals molt diferents. En quin dels grans subgèneres del fantàstic et sents més còmoda? (potser és molt aviat...) En quin situaries Fòrvid?

Elena Bartomeu: Sí, Comando Butxaca és ciència-ficció, i Fòrvid és terror, però no estic còmoda posant etiquetes. Evidentment que hi ha elements que permeten la identificació i classificació dels diferents subgèneres, però al final jo estic al centre del meu huracà, i se m'endurà cap allà on li vingui de gust sense mirar si encaixa o s'ajusta al que s'espera d'un gènere.

Dreams of Elvex: Anem a parlar en més profunditat de Fòrvid, que m’ha sorprès per diversos aspectes. El primer és la localització; vinc d’una terra propera a la franja i la boira i el paisatge agrícola (i les hores collint pomes...) m’han tocat de prop. Reconec que se’m feia estrany llegir una novel.la de gènere situada tan a prop de casa. Hi ha altres obres situades en la franja de ponent, em ve al cap l'enyorat Jesús Moncada, però no en recordo cap d’àmbit fantàstic. Quin és el motiu que triessis aquesta ambientació?

Elena Bartomeu: Per a mi la Franja és un territori familiar, on he passat llargues temporades de la meva infància. El paisatge de la zona sempre m'ha transmès un ritme visual que he acabat interpretant en clau sonora. Licantropia, del Carles Terès, està ambientada al Matarranya, i també està fortament lligada al paisatge i el territori, a la llengua. El fantàstic és a tots els paisatges, ajupit rere un matoll.

Dreams of Elvex: Un altre aspecte que m’ha sorprès és com utilitzes el so com un dels eixos principals de la trama i un dels misteris a solucionar, em va semblar un plantejament força original. Com et va venir aquesta idea?

Elena Bartomeu: Doncs la primera idea que em va venir contenia una relació entre les pomes madures i el so. Era una imatge de fertilitat: una pomera amb les fruites madurades acústicament, era part d'un somni. Havia sentit a parlar d'una famosa marca de patates fregides que va convocar un concurs d'innovació per trobar solucions per escórrer l'oli de les patates, i que el guanyador havia estat un equip amb una solució acústica: una freqüència sonora feia que les làmines de xips vibressin lleugerament i s'eixuguessin. Diria que d'aquí va sortir la llavor del somni, però qui sap, els camins de Freud són inescrutables.

Dreams of Elvex: Utilitzes molts tecnicismes relacionats amb el so, la música, l’acústica...  ha estat difícil la documentació o ja tenies coneixements sobre el tema?

Elena Bartomeu: La documentació ha estat llarga, i ja havia començat a escriure que encara canviava alguns arguments que afectaven la trama de ple. Jo tenia coneixements acústics i de composició, apresos en el context de la música clàssica que vaig estudiar de jove. Però la part més experimental l'he après en els darrers deu anys, quan he entrat en contacte amb temes d'art sonor i música experimental.

Dreams of Elvex: Altres temes que tenen molta rellevància en la novel.la són la solitud i com reaccionem davant la pèrdua. Crec que has aconseguit fer un bon equilibri entre l’aspecte fantàstic i aquests temes tan universals i potser més propis d’una literatura main-stream. Ha estat difícil la planificació?

Elena Bartomeu: Gràcies! Sempre és complicat tocar temes tan comuns sense caure en llocs comuns. La pèrdua va començar sense ser protagonista en el relat, però a mesura que avançava en l'escriptura va esdevenir el mirall terrorífic de la protagonista. Com més horror trobava al món, més conscient es feia de les capes de dolor que hi havia enterrades sota la seva indiferència aparent. Així vaig anar donant corda al tema de la pèrdua, paral·lelament al de la solitud, fins que va acabar marcant el final de la història.

Dreams of Elvex: Toquem el tema Lovecraft... hi ha alguns tòpics de la seva literatura (del que no soc un expert) que interpreto que es poden reconèixer en Fòrvid. És correcte? És un referent a tenir en compte a l’hora de llegir la teva novel.la?

Elena Bartomeu: Els aspectes de Lovecraft que es poden reconèixer al Fòrvid són els éssers i paisatges tel·lúrics, ja que Fòrvid és, com bé diu el nom, una forma de vida. El seu origen fosc i ancestral dóna joc a despertar les pors més antigues de l'ésser humà, a allò desconegut.

Dreams of Elvex: Em sembla un encert la tria de l’estructura narrativa, que fa més àgil la lectura: capítols breus amb un títol clarament relacionat amb el que explica. És una estructura que em resulta familiar, t’has basat en alguna novel.la en concret o és de collita pròpia?

Elena Bartomeu: M'anava molt bé pensar en les escenes agrupades en blocs que tinguessin sentit (o sigui, en capítols) i mentalment m'hi referia amb aquesta mena de resums, que al final es varen convertir en els títols. Ha estat una estructura nascuda del mateix procés. Quan vaig començar a escriure la segona part vaig accelerar el ritme, em semblava que la història necessitava escenes més breus. I a la tercera part vaig afluixar de nou, com si es tractés d'una cadència. De l'estructura narrativa també en destacaria el baix xifrat: aquests capítols que s'intercalen amb una numeració i una veu diferent.


Dreams of Elvex: El teu relat Comando Butxaca d’Extraordinàries tractava sobre el tacte, Fòrvid tracta sobre l’oïda... podem esperar alguna història més relacionada amb algun altre sentit?
Elena Bartomeu: Bona pregunta, de moment però no hi ha olfacte ni gust a la vista, jeje. Després de Patrick Süskind no puc afegir res sobre l'olfacte, El Perfum és una obra mestra. I sobre matisos gustatius no en sé gens. Segons quines crítiques gastronòmiques ja em semblen pura literatura fantàstica!

Dreams of Elvex: Parlant del tema... quins són els teus propers projectes literaris?

Elena Bartomeu: Tinc un parell d'idees en marxa, però tardaran uns anys en esdevenir novel·la o llibre de contes, o sigui que de moment no puc avançar-te gairebé res. Ganes de continuar en tinc, això sí.

Dreams of Elvex: Com veus el panorama de la literatura de gènere fantàstic en el nostre país? Hi ha algun autor/a que et cridi l’atenció?

Elena Bartomeu: Crec que som forts en gènere fantàstic, tenim bon planter d'escriptors i escriptores, des de l'Enric Herce a l'Elisenda Solsona, la Lucía Petrelli i les extraordinàries companyes d'Extraordinàries, amb tota la seva gamma des de la fantasia al bizarro. Donaran molt a parlar, n'estic segura.

Dreams of Elvex: Moltes gràcies pel teu temps Elena. Si hi ha alguna cosa més que vulguis afegir...

Elena Bartomeu: Només donar-te les gràcies per ser l'altaveu del gènere fantàstic en català, i també per donar-me l'oportunitat d'explicar Fòrvid als teus lectors. Gràcies i fins a la propera!

diumenge, 8 d’agost de 2021

Retroverso. Luz que dejo atrás - Alberto Moreno

Hoy os presento una entrevista a Alberto Moreno, que hace poco ha publicado en la editorial Dolmen una novela basada en las aventuras de Flash Gordon de la época de Dan Barry. Estoy convencido que hará las delicias de los seguidores del personaje.

 Dreams of Elvex: Bienvenido Alberto. ¿Cuál fue la motivación para escribir una novela sobre Flash Gordon? ¿Es un proyecto en el que llevas trabajando mucho tiempo?
 
Alberto Moreno: Muchas gracias. Arrastro esta historia desde niño. Descubrí al Flash Gordon de Dan Barry en unos tebeos de segunda mano comprados en una papelería cerca de mi casa. El cómic era antiguo y la edición también, incluso para finales de los años setenta. La portada era genérica, un horror de tonos dorados e ínfulas clásicas, y las tiras de cómic estaban manipuladas con insertos publicitarios. Pero a mí me maravillaba todo lo que tuviera que ver con el espacio, y ese héroe astronauta que vivía sus aventuras en el sistema solar, con la imaginería supuestamente realista de lo que en los años cincuenta debía ser el futuro cercano, me supuso un flechazo: dado que nunca ha sucedido, el futuro imaginado ayer –o anteayer– es un terreno de leyenda, como los mitos del pasado pero sin la arbitrariedad de la magia. Un encanto racionalista que me volvía y me vuelve bastante tarumba.
 
 Dreams of Elvex: ¿Crees que es necesario ser conocedor de la mitología del personaje para disfrutar de todo lo que ofrece la novela?
 
Alberto Moreno: No, en absoluto. Se puede leer como una aventura espacial de estética añeja, simplemente; una space-opera retrofuturista.
 
 Dreams of Elvex:  Ya sabes que yo no soy un gran seguidor de Flash, y me ha sorprendido no encontrar las referencias clásicas que conocía, como el planeta Mongo, el tirano Ming…¿ Porque has elegido la etapa de Barry y no la etapa de Raymond que seguramente sería más conocida por el gran público?
 
Alberto Moreno: Bueno, conocí al Flash Gordon de Raymond antes que al de Barry, siendo demasiado pequeño como para disfrutar de esos dibujos tan serios y esas historias folletinescas. El Flash de Barry encajaba mucho mejor con mis inquietudes espaciales, de hecho constituyó en su momento un revulsivo al darle la vuelta al personaje. Con los años valoré el maravilloso trabajo de Raymond, al menos en lo que respecta al dibujo y a su concepción de los elementos fantásticos, pero mi corazoncito se quedó más con el astronauta vulnerable que con el héroe todopoderoso. Eso no quita que, si puedo, lleve algún día mi Flash a Mongo…
 
 Dreams of Elvex: ¿La historia que has escrito estaba ya presente en los cómics o has utilizado los personajes y el escenario para escribir una historia de cosecha propia?
 
Alberto Moreno: Está basada en una historia que se publicó entre los años 1958 y 1959. Con todos sus desparrames se trata, a mi juicio, de la mejor aventura de Flash jamás narrada, la más dinámica y variada. Corresponde a la etapa del personaje que tuvo como guionista al escritor Harry Harrison (“Hagan sitio, hagan sitio”, conocida también por su versión cinematográfica “Cuando el destino nos alcance” o “Soylent Green”, y “Bill héroe galáctico”), en la que aparecen los antecedentes de los Skrull marvelianos y por vez primera la situación sentimental del héroe se sale de los esquemas habituales. Siempre esperé que alguien la llevara al cine, pero como eso nunca ocurrió decidí intentar novelarla yo mismo, una vez que la publicación de mis primeras novelas me dio la confianza necesaria.
 
 Dreams of Elvex: Creo que utilizar personajes tan conocidos en una novela puede ser un inconveniente, ya que estás encorsetado a la actitud y personalidad que le ha proporcionado su autor original. ¿Te has tenido que contener para no añadir matices nuevos a Flash, Dale y Zarkov?
 
Alberto Moreno: La verdad es que no. En mi cabeza lo arquetípico de sus caracteres funcionaba razonablemente bien, dadas las características de la historia: una aventura desenfrenada repleta de sentido de la maravilla.
 
 Dreams of Elvex: La novela tiene un claro tono pulp, pero se nota un esfuerzo por explicar las cuestiones científicas. ¿Ha sido difícil hacer este equilibrio entre hard y pulp?
 
Alberto Moreno: Pues sí. No me sentía cómodo transcribiendo sin más los despropósitos e incoherencias que funcionan sin problemas en un cómic de los años cincuenta. ¿Por qué un individuo de una especie originada en otro sistema estelar va a tener tanto en común con los humanos como para encapricharse eróticamente del protagonista? ¡Ridículo! ¿Cómo se puede conquistar el espacio con electrónica de válvulas y cohetes plateados? ¡Absurdo! ¿Dispositivos antigravitatorios, rayos del tiempo? ¡Venga ya! Pero todo eso tan ridículo, absurdo e injustificable forma parte de la –encantadora– esencia de la historia. Tenía que conservarlo de alguna manera que mi respeto por el rigor científico pudiera aceptar. Le di muchas vueltas hasta quedar satisfecho con conceptos como el Hundimiento, la Adecuación y el Control Climático, que tienen un pie en el pulp y otro en el rigor (rigor con muchas comillas) y podrían tener continuidad en otros relatos. En fin, que mientras pude, mantuve la historia tal y como se describe en las tiras; cuando no –las más–, conservé la estructura narrativa, el esqueleto, y lo recubrí con invenciones propias, algunas de las que me siento bastante orgulloso.
 
 Dreams of Elvex: El ritmo de la novela es trepidante y sin un momento de descanso. ¿Has intentado reproducir el ritmo de las tiras de cómic?
 
Alberto Moreno: Sin duda. Era uno de mis objetivos: revivir las sensaciones que la lectura del cómic proporcionó a mi yo de niño en un artefacto literario admisible por mi yo de adulto.
 
 Dreams of Elvex: La historia está estructurada en cuatro partes muy diferentes en estilo de aventura y en ambientación. Considero que es un riesgo fragmentar tanto el ritmo y el escenario, ya que algunas partes son más interesantes que otras. ¿Eras consciente de este riesgo?
 
Alberto Moreno: Está claro que lo que funciona en un medio puede no hacerlo en otro. Pero aunque quitar o fusionar escenarios pudiera haber dado más cohesión a la historia, también podía haberla adulterado en exceso y convertirla en otra cosa, sobre todo con la de cambios de concepto –irrenunciables– que ya había introducido. Así que era un riesgo inevitable, sí. Al final hay quien me asegura que todo ese vaivén le ha atrapado, y a quien –como tú– no le ha convencido del todo…

 Dreams of Elvex: Hace poco he leído que van a hacer un reboot de la película. ¿Prevés una nueva era dorada del personaje como ha pasado con algunos superhéroes de Marvel?

Alberto Moreno: Existe la teoría de que la imaginería de Flash Gordon mutó en Star Wars cuando George Lucas no pudo conseguir los derechos para hacer su versión fílmica y tuvo que crear una mitología propia, que es la que ha quedado como referente de la aventura espacial. En línea con eso, supongo que a Flash acabó de matarlo la horrenda película de 1980. ¡Lo que me decepcionó de chaval! Ya me extrañaría a mí que el personaje saliera de ese pozo. Además, ese reboot me da mal rollo porque, cuando Disney lo anunció por primera vez hace casi dos años, supuso la paralización inmediata de la negociación que estábamos llevando con los propietarios de los derechos del personaje; negociación que no prosiguió hasta que, seis meses después, la misma Disney volvió a anunciar que se retiraba del proyecto… ¡o sea que la novela está entre nosotros por los pelos!
 
 Dreams of Elvex: Después de leer tus obras anteriores Antrópica y Profundo te había clasificado como un autor que arriesgaba en sus planteamientos y al que le gusta crear universos nuevos. Me ha sorprendido el cambio de estilo, francamente. ¿En cuál de los dos te sientes más cómodo?
 
Alberto Moreno: Como he comentado, Retroverso es algo que viene de muy atrás y me apetecía escribir por motivos específicos. En general me interesan los caminos no trillados, procuro huir de los lugares comunes, que me aburren profundamente como escritor y no digamos como lector. En ese sentido, si te enfrentas a un tópico como Flash, paradigma del héroe caucásico, puedes tratarlo sin tergiversar su esencia mostrando aspectos poco convencionales, como el procesado de residuos corporales en el espacio mediante pañales, que no es algo precisamente heroico… un cúmulo de detallitos semejantes no transforma al personaje, pero le da consistencia y una perspectiva más refrescante. O eso creo. Con respecto a mis textos anteriores, creo que ninguno de ellos se parece: Dentro/Fuera, La Edad del Vuelo, Antrópica, Profundo y el resto de mis cuentos tienen poco que ver entre sí, ni por temática ni por estilo ni por escenario. Estoy cómodo cuando la historia que tengo entre manos me motiva a escribir sobre ella, y esa motivación puede tener naturalezas muy variadas, incluso distintas en cada caso.
 
 Dreams of Elvex: Una vez terminada esta novela, ¿Tienes entre manos algún proyecto nuevo?

Alberto Moreno: Uy, sí. Actualmente estoy empeñado en acabar una novela entre la ciencia ficción, la fantasía y la crónica nostálgica –quede claro que ni es It ni Strangers Things–, pero se me está atragantando la mecánica que rige el universo adyacente. También, por si Retroverso generara suficiente interés, tengo lista la sinopsis y estructura de lo que sería su continuación, un homenaje esta vez al Flash original de Alex Raymond, con Mongo, Ming, la ciudad en las nubes, los hombres halcón, etc. Por otra parte, una continuación/novelización de Profundo (de título Flux Rabiata) está todavía pendiente de valoración editorial, así como una novela corta de tono muy hard (La Pasión de los Hombres Cometa) que supongo acabaré por autopublicar.

  Dreams of Elvex: ¿Qué opinas del panorama de la ciencia ficción y fantasía en España? ¿Algún autor/a reciente que te llame la atención?

Alberto Moreno:  Hay tantos títulos que resulta muy difícil seguir todas las novedades. De lo que voy picando me puede gustar mucho lo que ha escrito alguien y aburrirme soberanamente su siguiente novela, con lo que me he convertido en más de libros que de autores. De lo último leído y que me haya sorprendido de verdad están algunos cuentos soberbios de la antología Efeméride, dirigida por Mariano Villarreal, y los relatos de Mariana Enríquez en Las Cosas que Perdimos en el Fuego. Ya, Enríquez no vale, que es argentina. Pero qué buena es, al menos en esa recopilación.

  Dreams of Elvex: Muchas gracias por tus respuestas, Alberto. Si quieres añadir alguna cosa más...
 
Alberto Moreno: Que no dejes el blog. Leer libros está bien, pero hablar de ellos es casi mejor. Y si no puedes hablar de libros, leer sobre libros es el mejor sustitutivo.