dissabte, 29 de setembre de 2018

Irontown Blues - John Varley


Soy un gran fan de la obra de John Varley. Su universo de los ocho mundos (en el que ha ubicado diversos relatos y cuatro novelas) me resulta fascinante. En parte es porque lo descubrí por casualidad, sin ninguna referencia previa cuando pedí prestada en la biblioteca la novela Playa de Acero. El derroche de imaginación y la variedad de situaciones que se plantean en la trama me atraparon, y conecté muy fácilmente con el estilo del autor y su sentido del humor. 
Más adelante leí Y mañana serán clones (una novela también muy interesante) y El globo de oro (seguramente la más floja de las tres).  Las tres historias suceden en el mismo universo y están ligeramente conectadas, pero se pueden leer de manera independiente sin ningún problema.
La premisa de los ocho mundos es que unos alienígenas invadieron la Tierra para salvar a la auténtica vida inteligente del planeta: los cetáceos. Para ello casi exterminaron sin mucho esfuerzo a los humanos residentes en el planeta, pero no molestaron a los pocos humanos que había en las incipientes y dependientes colonias humanas en el sistema solar. Después de muchos años de penurias y esfuerzos la humanidad está instalada en muchos planetas, satélites y planetas menores, con una cultura más o menos común, aunque con particularidades. 
Una de las cosas que más me atrae de este universo es la filosofía de libertad y la capacidad de cambio que tienen los seres humanos. Las modificaciones corporales están al orden del día (incluso el cambio de sexo), la libertad de creencia, incluso la libertad de escoger en que tipo de ambiente simulado quieres vivir (las Disneylandias, uno de los aspectos que más juego le da al autor en sus historias).
Hace unos años leí en el blog de Jean Mallart que Varley planeaba escribir una cuarta novela en esta ambientación, Irontown Blues, y la coloqué rápidamente en mi punto de mira con mucha expectación. Con toda la pena de mi corazón y contra todas mis ganas debo decir que no me ha convencido y considero que es la más floja de todas. Aunque presente los ingredientes que tanto me gustaron en otras de sus obras, creo que no están bien conectados, y la historia es mucho más simple. La brevedad de la novela tampoco ayuda, cuando uno de los puntos fuertes de sus historias son los detalles de la ambientación y las sorpresas que generan. Creo que en algunos momentos peca de precipitación, sobre todo en la resolución de la historia.
Los protagonistas son un par de investigadores privados que viven en la Luna: Bach, un antiguo policía traumatizado por uno de los sucesos que se narra en Playa de Acero, y Sherlock, un sabueso modificado genéticamente. La trama empieza con la clásica llegada de una mujer a su oficina para ofrecerles una investigación, en este caso, sobre un malhechor que infecta deliberadamente a otras personas con una enfermedad incurable parecida a la lepra. La investigación dirigirá a nuestros protagonistas al suburbio de Irontown, donde campan a sus anchas todos los fuera de la ley.
La historia tiene un tono de novela negra y sigue la investigación de los protagonistas, alternando con la historia de Bach y la narración de los sucesos que llegaron a causar su trauma. He comentado previamente que las tres anteriores novelas no estaban conectadas entre sí, en este caso ésta si que está muy relacionada con Playa de Acero y, si no conoces la historia (o no la recuerdas), creo que lo que se narra en Irontown Blues puede llegar a ser confuso en algunos momentos. 
Un punto muy original es que incluye el punto de vista de Sherlock, el sabueso, gracias a la figura de una traductora de pensamientos y sensaciones caninas. La verdad es que es un aspecto divertido, sobre todo en lo que hace referencia a los olores o cuando la traductora incluye notas a pie de página, pero incluso este aspecto me ha acabado cansando un poco al final.
En fin, es una historia entretenida y breve y, si os gusta el universo de los ocho mundos, no creo que llegue a molestaros su lectura. A los muy fans puede que os decepcione un poco, como me ha pasado a mi. Si no habéis leído nada de Varley, no os aconsejo que empecéis por aquí. He leído otras obras del autor recientes y no relacionadas con este universo y tengo la sensación que sus historias son cada vez más ligeras. Entretenidas y divertidas, si, pero no me dejan poso como me pasaba con sus obras anteriores. No me convence esta evolución en su escritura, pero voy a continuar pendiente de todo lo que publique: los buenos ratos que me ha hecho pasar lo merecen. 

dissabte, 22 de setembre de 2018

Ball lightning - Liu Cixin

Los lectores habituales del blog ya conocéis mi fascinación por la obra de Cixin Liu. Lo descubrí con los relatos de The Wandering Earth y ascendió a mi top five particular con la Trilogía de Los Tres Cuerpos. La traducción de esta última obra tuvo mucha repercusión a nivel internacional, y apareció en medios que no acostumbran a hablar de novelas de ciencia ficción y fantasía.

Aprovechando la inercia generada, la expectación y los premios recibidos por el autor,  la editorial Tor ha publicado este agosto Ball Lightning, una novela escrita originariamente en 2005. Aunque es una novela independiente que se publicó en China antes que El Problema de los tres cuerpos (pero se escribió después), guarda una relación tangencial con su famosa trilogía. Confieso que a mi se me ha pasado esta relación y  la descubrí al leer las notas finales del autor. Y eso que comparten algún protagonista, pero ya he declarado en varias ocasiones mi incapacidad total para recordar los nombres chinos de los personajes. La traducción corre a cargo  de Joel Martinsen, que se encargó también de la traducción del segundo volumen de la trilogía. 

 El protagonista de la novela, Chen, presencia en su catorce cumpleaños como sus padres mueren debido a un extraño y misterioso fenómeno atmosférico denominado ball lightning (rayo en bola). Esta situación traumática provoca que Chen consagre su vida al estudio de este fenómeno. Con el tiempo llegará a descubrir que no es el único que está obsesionado con él, y que sus aplicaciones prácticas son notables.
El libro adolece del mismo defecto principal que otras de las obras del autor: el tratamiento de los personajes, muy fríos y que reaccionan de manera muy extraña y poco visceral a los sucesos increíbles que presencian. Esto genera que las relaciones entre ellos y los diálogos sean poco creíbles, demasiado formales. Reconozco que no me ha sorprendido, forma parte del estilo del autor (y seguramente es algo cultural), y siendo la obra contemporánea de El Problema de los tres cuerpos, no esperaba evolución en este sentido.
En el otro lado de la balanza está la gran habilidad de Cixin, su imaginación desbordante y la capacidad de encontrar una y otra vez la forma de dar una vuelta más de tuerca a la historia, de exprimir su jugo hasta la última gota. En obras anteriores esta parte compensaba la primera con creces... en esta novela tengo mis dudas, y mi valoración general es más baja que en otros casos. Me quedo con la sensación que es una obra menor en comparación con otras del autor.

Pero ojo, igualmente considero que es un buen libro y recomiendo su lectura; valorarlo sólo en comparativa con otras obras del autor me parece injusto.  Si os gustó la trilogía, creo que este también os gustará, incluso me atrevo a decir que es más asequible y de lectura más fácil, aunque la física cuántica tenga un gran papel en la trama. 
La historia, con los defectos que he comentado anteriormente, me ha gustado bastante, presenta un sense of wonder diferente, más a pequeña escala que a gran escala (¿o al revés?) con soluciones imaginativas al problema científico que plantea. La forma en que relaciona el mundo micro y macroscópico y el uso de las incertidumbres y el colapso de onda es realmente interesante, aunque reconozco que es un tema que en realidad no domino y puede que me haya colado algún gol.
En fin, que aunque me haya gustado menos que otras de sus historias, creo que es una buena novela y os la recomiendo. Continuaré pendiente de la obra de este fantástico autor. Espero que en breve aparezcan nuevas traducciones al inglés y al castellano.

diumenge, 16 de setembre de 2018

Estació boira - Enric Herce


Enric Herce és un dels autors més interessants del panorama actual de gènere en català. La seva anterior novel·la, Simulacions de vida, publicada per Males Herbes, va ser tot un descobriment. Em vaig alegrar molt quan va ser traduïda al castellà i així va incrementar el seu públic potencial. Avui comentaré la segona novel·la que publica amb aquesta editorial, Estació Boira, molt diferent de l'anterior en temàtica i plantejament, però que estic convençut que tindrà el mateix èxit, o fins i tot més.
Estació boira és una de les múltiples estacions que orbiten al voltant del nostre planeta, submergit en una cruenta guerra mundial. El protagonista de la història és Max, un ex-soldat que treballa com a policia en el departament d'Higiene Ciutadana, coneguts amb el malnom d'escombriaires. La seva funció és controlar que els habitants de l'estació hagin consumit les seves dosis de relev, una droga que frena els impulsos violents. La trama s'inicia amb l'aparició d'una nova droga que neutralitza els efectes del relev i que genera algunes situacions de violència en l'estació.

La història que ens planteja Herce té un marcat to cyberpunk, però també presenta una ambientació distòpica, sobretot quan tracta el que pasa sobre la superfície del planeta, creant una mescla força interessant. En alguns moments resulta inevitable fer comparacions amb alguns clàssics audiovisuals del gènere, com Blade Runner o Altered Carbon. Un aspecte que toca molt bé Hercè és l'aparició de noves tecnologies que s'escampen ràpidament entre els usuaris i les seves conseqüències a nivell social. En aquest cas li toca a una tecnologia que permet reviure els records de l'usuari, el RMM-brance. En alguns moments m'ha fet pensar en productes audiovisuals que analitzen l'efecte de les noves tecnologies, com les adaptacions d'alguns relats de Dick o la fantàstica sèrie Black Mirror. En general crec que és una història a la que se li veuen les referències, però les barreja i les utilitza d'una manera molt personal, donant lloc a un producte original que estic convençut que permetria fer una adaptació televisiva fantàstica.

Un dels aspectes que més m'ha agradat del llibre és la seva estructura sense capítols, fragmentada, fet que fa que la lectura sigui molt àgil i el ritme sigui alt. La trama principal s'intercala amb fragments d'altres històries que ajuden a l'ambientació: memòries del protagonista, declaracions de premsa, entrevistes, informes, diaris... fins i tot el seguiment d'un reality per androides a Mart. A més, Herce va al gra, hi ha poca palla i tota la informació és rellevant. I n'hi ha molta, molts detalls i aspectes que poden semblar sense relació, però que acaben tots lligats de manera satisfactòria. 
En la part negativa el ritme és massa alt en la part final, crec que la història necessitava una mica de pausa per acabar de lligar tots els aspectes, m'han faltat pàgines. I tampoc m'han acabat de convèncer els flashbacks de la història del protagonista com a militar, entenc que hi han de ser, però crec que no s'adiuen amb el to general de la novel·la. 

En definitiva, un llibre que us recomano sense cap mena de dubte. L'he gaudit molt i l'he devorat en pocs dies. Una mescla molt interessant d'història policíaca, cyberpunk, distopia, i anàlisi de les conseqüències de les noves tecnologies a la societat, amb una bona ambientació i una estructura original i que fa molt àgil la lectura. Estic convençut que en sentirem a parlar, i no només en català.