dimecres, 8 d’agost de 2018

Trilogía Imperial Radch - Ann Leckie


Este verano me ha dado por las relecturas. En el caso que hoy nos ocupa es un poco obligada, porque ya hacía tiempo que quería leer Misericordia Auxiliar, el tercer volumen de la Trilogía Imperial Radch, de Ann Leckie, pero los dos primeros volúmenes los leí en inglés y ya hace algunos años, y el tercero lo tengo en la versión en castellano publicada por NOVA. Como mi memoria no es la que era,  he optado por la relectura de los dos primeros de la saga también en castellano para situarme mejor.
El tema de la traducción no es un asunto baladí. Uno de los aspectos que caracteriza a la saga es la existencia de humanas modificadas que son controladas por las IA de las naves de combate, las Auxiliares. Las habitantes del Imperio en el que transcurren las novelas, el Radch, no distinguen el género de sus ciudadanas y siempre se refieren a ellas en femenino. A las auxiliares se refieren, en cambio, en género neutro. Esto genera en la lectora al principio algunas dudas, sobre todo por saber el género de algunas de las personajes, que no se descubre hasta que las protagonistas hablan con personas que no pertenecen al imperio, y entonces deben especificar el género para hablar con propiedad. Este y otros aspectos que comentaré luego me llevan a pensar que la traducción no ha debido ser fácil, pero creo que la traductora, Victoria Morera, ha hecho un gran trabajo.

Justicia Auxiliar, la novela introductoria de la saga, es una de las pocas novelas que han conseguido ganar los tres grandes premios de la ciencia ficción: Hugo, Nébula y Locus, con el mérito extra de que era la primera novela de la autora. En esta entrada de  premiosylistas están recopiladas el resto de las pocas novelas que tienen este honor. Entre varios clásicos de la ciencia ficción he encontrado algunas sorpresas, sobre todo en los últimos años.
¿Es una novela tan innovadora y espectacular para merecer los tres premios? En mi opinión no, pero si que es una historia que, con algunos puntos repetitivos y cansinos, se deja leer con gusto. Además tiene la ventaja de que es casi una historia autoconclusiva, y se puede disfrutar sin continuar con la saga. No pasa así con el segundo, que está muy relacionado con el tercero y casi se podría decir que es una novela partida en dos. Yo os recomiendo sin dudas la lectura del primer volumen, y si el estilo y la ambientación os convencen y no os cansan, las otras dos también son entretenidas, aunque el tono de la historia cambia. Justicia Auxiliar es una historia sobre la búsqueda de venganza, con varios escenarios y lineas temporales, y con escenas de acción. Los otros dos volúmenes tienen un tono más parecido a una historia de detectives, con varios misterios de fondo, un solo escenario y una protagonista que desembarca en un lugar que desconoce y que lo revoluciona. Salvando las distancias, en algunos momentos me ha recordado a novelas de Agatha Christie protagonizadas por Miss Marple o Hercules Poirot.

Breq, la protagonista de la saga, es una Auxiliar, pero anteriormente era la IA que controlaba una Justicia (la mayor de las naves de guerra del imperio). Una traición provoca que la nave sea destruida y que Breq sea la única superviviente. La novela está dividida en dos tramas temporales, en una de ellas la nave todavía está funcional, y se da mucha importancia a la multiplicidad de puntos de vista de cada uno de los auxiliares. Después conoceremos a la emperatriz, Anaander Mianaai, que nos proporciona otra visión de la multiplicidad, ya que para regir correctamente el imperio, tiene diversos cuerpos clonados con la misma mente. Esta dualidad es uno de los aspectos que me han parecido más interesantes de la historia, y se complementa con la visión de la omnipresencia de las de las  IA de las naves o de las estaciones espaciales en la segunda y tercera novelas.

Otro aspecto a destacar es la ambientación: un gran imperio humano expansionista, viajes interestelares a través de portales, la existencia de unos misteriosos alienígenas que se nombran varias veces pero que no se dejan ver... Me ha gustado como trata la integración de las culturas de los planetas anexionados al Imperio, y la tendencia que tiene Breq a relacionarse con las etnias o grupos sociales minoritarios y explotados de cada planeta. No es oro todo lo que reluce en el Imperio...

Dentro de la ambientación también incluiría el aspecto más repetitivo de las novelas, los rituales característicos de las Raadchai: los guantes, las medallas, la etiqueta y el tono elegante y respetuoso de las conversaciones, los rituales religiosos... y, sobre todo, el tema del té. 
En la primera novela estos aspectos son importantes en la historia, pero no "molestan", incluso pueden considerarse anecdóticos. En las dos siguientes la presencia de estos detalles se multiplica. Parece que Leckie haya reaccionado a los comentarios que recibió sobre el tema, y si no querías té... pues toma dos tazas. La acción incluso se traslada a un planeta que se especializa en la producción de té... Entiendo que haya lectores que esta repetición de detalles y rituales les saque de la historia.
Breq es una gran amante de la música, y muy a menudo, sin pensar, tatarea canciones. Es otro de los detalles reiterados hasta la saciedad en la saga, pero en este caso no me molesta tanto, ya que a mi me sucede algo parecido, pero silbando en vez de cantando (y si alguien de mi familia o trabajo me oye hacer una crítica del tema me van a tratar de hipócrita).

En resumen, una saga en conjunto un poco irregular, con aspectos interesantes, pero con reiteración de detalles que pueden llegar a sacarte de la historia y a perder el interés. Yo recomiendo sin dudas probar la primera novela, y si el estilo y el tono os gusta, continuar con las dos siguientes, que también se llevaron el Locus

divendres, 3 d’agost de 2018

Colección Soyuz de ediciones el Transbordador - III

Esta es la tercera entrada que dedico a la Colección Soyuz de novela corta de la editorial El Transbordador. Es una colección algo irregular, han publicado ya 14 novelas muy variadas en contenido y según mi opinión, también en calidad. Algunas son muy interesantes, auténticas joyas, y hay otras que no me han convencido nada, pero acostumbro a comprarlas todas igualmente. Hoy voy a comentar un par de las que he leído en las últimas semanas y que creo que os pueden interesar. La primera es una historia correcta, con algún defecto, básicamente relacionado con su longitud, pero de lectura satisfactoria. La segunda es una historia excelente y que no podéis dejar pasar.


En Imagen corporativa José Torres Criado nos sitúa en la época más cruda de la crisis, en una oficina en la que un ambicioso y odioso cargo intermedio aprieta mucho y con muy mala leche a una de sus empleadas, que acaba renunciando a su puesto de trabajo. Posteriormente llega a la oficina la noticia que esta empleada se ha suicidado.
La lectura es intensa, atrapa al lector y lo mantiene en vilo, pero me quedo con la sensación de que la novela está basada en una buena idea, pero que está demasiado alargada. Creo que  le hubiese beneficiado más  el formato de relato que el de novela corta. La introducción me ha gustado, despierta interés y motiva a continuar la lectura,  la resolución también, sorprendente y satisfactoria, pero la parte central no me ha acabado de convencer. El problema de esta parte, en la que el protagonista lo pasa realmente mal, es que en algunos momentos se hace repetitiva. 
El humor en forma de sátira también está presente, sobre todo en los momentos relacionados con el mundo de los coachesLa elección del título, que adquiere todo el sentido una vez finalizada la novela, me ha parecido un detalle genial.

Me ha sorprendido el poco revuelo que ha generado El calígrafo de los cielos, de Ernesto Fernández-Weiss, en los seis meses que lleva publicada. Creo que la idea que motiva la novela es genial, y la historia presenta una mezcla de ternura, costumbrismo, homenaje a la ciencia ficción y humor tan bien conjuntada que la ha convertido en una de mis favoritas a los Ignotus del año que viene (aunque con dura competencia, el formato de la novela corta está en auge y hay historias publicadas este año de gran calidad). 
En 1950 la NASA tiene un proyecto para construir una estación de seguimiento de satélites en España. Varios son los pueblos candidatos, la historia se centra en el pequeño pueblo de Peñalbilla. Los poderes fácticos de la villa (el maestro, el alcalde, el párroco y el sargento de la guardia civil) deciden que, en contra de lo que manda la tradición: historia, comida y vino, lo mejor que puede destacar a su población respecto a sus competidoras es un concurso de novelas de ciencia ficción. La novela sigue a algunos de los habitantes de la localidad mientras buscan ideas y argumentos para sus historias, acordes con sus experiencias cotidianas. La primera historia que aparece sorprende y marca el camino que van a seguir las siguientes. Rápidamente se ve por donde van a ir los derroteros, incluso se vislumbra claramente cual va a ser el final de la historia, pero en este caso el camino es mucho más importante que el destino al que lleva, y la sorpresa no está al final de la novela, sino al final de cada historia de cada protagonista. Hay alguna que está pillada por los pelos, pero la mayoría me han parecido geniales. Es una historia original, muy cuidada, se nota que está hecha con mucho cariño, y me ha sorprendido gratamente. No os la podéis perder.

Continuaré pendiente de las novelas que se publiquen en esta colección, y en unos meses aparecerá otra entrada como esta por aquí.

dilluns, 30 de juliol de 2018

La trilogía de los tres cuerpos (Remembrance of Earth's past) - Liu Cixin

Uno de mis objetivos lectores para este verano era hacer una relectura en castellano de las tres novelas de Remembrance of Earth's past, de Cixin Liu, que NOVA  ha publicado durante los últimos tres años con traducción directa del chino por Javier Altayó (los dos primeros) y Agustín Alepuz (el último volumen). Una vez terminado este fantástico tour de force (las he leído las tres seguidas) me apetece dejar por escrito algunas de las cosas que me han pasado por la cabeza, aunque ya hice una entrada de cada una de las novelas cuando las leí en inglés.  No voy a ser imparcial, Cixin es uno de mis autores favoritos, y cada vez estoy más convencido que esta trilogía se va a convertir en un clásico de la ciencia ficción. 
Voy a empezar por la parte que menos me ha convencido, el tratamiento de los personajes (sobre todo los masculinos, todos muy parecidos) y el estilo de los diálogos. Cuando leí la primera novela en inglés me quedé con la sensación de que las reacciones de los personajes eran muy frías, muy impersonales, así como la mayoría de diálogos entre ellos. Pensé que podía ser debido a la traducción, pero con la edición en castellano me he quedado con la misma sensación. He llegado a la conclusión que es un aspecto cultural, me ha pasado también con otros productos literarios o audiovisuales de origen asiático. Esta sensación se agrava si le añadimos mi incapacidad para recordar y identificar los nombres chinos, sobre todo en el primer libro. No soy el único al que le pasa esto, según he podido comprobar en las redes sociales. Algunos lectores lo consideran tan importante que han manifestado su intención de no continuar con la saga. Espero que no hayan cometido este enorme error, la cosa no hace más que mejorar. Y es que el primer libro, El problema de los tres cuerpos, es introductorio, presenta a los Solarianos y sienta las bases para construir la parte especulativa que será la más importante en los volúmenes posteriores.

En El bosque oscuro y El fin de la muerte el autor introduce los saltos temporales de los protagonistas gracias al proceso de hibernación. Este hecho le permitirá introducir muchas ideas a nivel de tecnología, pero el aspecto que le das más juego creo que es el social. Cada salto implica descubrir sociedades humanas nuevas, con culturas, creencias, modas y visiones diferentes respecto a la historia de la humanidad. 
Los personajes son interesantes y les pasan cosas relevantes (muchas, de hecho, Cixin es inmisericorde con ellos), pero no conseguí empatizar con ninguno. Tengo la teoría que está hecho adrede, que Cixin utiliza a algunos personajes principales únicamente como ayuda al lector, para hacer la historia más llevadera y no utilizar personajes diferentes en cada época, sino el tercer tomo seguramente quedaría un poco inconexo y parecería una narración estilo fix-up. Creo que la idea del autor es que el  personaje principal sea la Humanidad en conjunto, y de forma anónima, para evitar momentos dolorosos a los lectores que empatizan con los personajes. 
Lo que más me fascina y seduce de Cixin es su inventiva. El desparrame de ideas es espectacular, un derroche, Cixin es un malgastador. Con las ideas que sólo utiliza en un par de páginas muchos autores escribirían relatos, incluso novelas. El sense of wonder incrementa en cada volumen, al mismo ritmo que el número de páginas. Y cuando crees que a una situación no puede sacarle más jugo, consigue darle una vuelta de tuerca y crear un giro sorprendente de la trama. Es un genio.

Las grandes estructuras y las nuevas tecnologías sorprendentes y sus consecuencias son habituales en la obra de este autor, y en esta trilogía encontraréis ejemplos que   os van a dejar con la boca abierta y a los que vais estar dando vueltas durante mucho tiempo. También es habitual encontrar en su obra breves historias dentro de la historia principal, el cuento dentro del cuento, creando varias capas de lectura que hacen la experiencia mucho más rica.
Yo lo clasificaría como ciencia ficción hard. Sé que esto puede desanimar a algunos potenciales lectores no habituados a los aspectos científicos, pero creo que el esfuerzo vale la pena y se puede disfrutar igualmente de la trama y de las sorpresas del libro sin que algunos conceptos queden del todo claros. 
No querría terminar sin comentar otro de los aspectos que me ha dejado mucho poso después de la lectura, y son los momentos épicos de la historia. Algunas escenas se leen casi sin respirar y, una vez terminadas, acabas exhausto: batallas espaciales, situaciones en hábitats en órbita, el descubrimiento del concepto El bosque oscuro, movimientos migratorios en la Tierra... han conseguido emocionarme igual que la primera vez que las leí.



En definitiva, que ha sido un placer volver a devorar estos libros, me dais mucha envidia aquellos que os vais a adentrar en sus páginas por primera vez. Encontraréis épica, intriga, giros en la trama, sense of wonder y especulación de alto nivel. Estoy seguro que los vais a disfrutar.

Los que ya los habéis leído os podéis quitar un poco el mono de Cixin en breve, ya que su última novela traducida al inglés, Ball lightning, se va a publicar en agosto. También está prevista la publicación en castellano de la espectacular colección de relatos The Wandering Earth por la editorial Apache, aunque hace tiempo que no oigo hablar de este proyecto

Si lo que queréis es volver al universo de La trilogia de los tres cuerpos NOVA va a publicar en octubre La Redención del Tiempo, de Baoshu, traducida por Agustín Alepuz. En esta "paracuela" el autor narra las aventuras de uno de los protagonistas de El fin de la Muerte. No es Cixin, pero cuenta con un lector interesado, descubrir nuevos autores asiáticos siempre es interesante.


dimecres, 25 de juliol de 2018

El conte de la Serventa - Margaret Atwood

Aquest estiu he d'estar a casa més del que m'agradaria, i per passar l'estona m'estic posant al dia en pel·lícules i sèries que, durant el funcionament habitual del curs, no he pogut gaudir. També  feia molt temps que volia llegir El conte de la Serventa de Margaret Atwood, i vaig tenir molts dubtes de començar a veure la sèrie sense haver llegit prèviament el llibre. Vaig pensar que desprès, coneixent els punts principals de la trama, em faria una certa mandra. El que he acabat fent és simultaniejar els dos productes: vaig començar per la sèrie, però a mig fer vaig voler veure com descrivia l'autora el que reflectien les imatges a la pantalla. El primer que us diré és que us recomano els dos productes, que el llibre és millor (tòpic del dia) i que crec que, si no coneixeu ni el llibre ni la sèrie, els gaudireu més si comenceu pel llibre. Jo he optat per la nova edició en català publicada per Quaderns Crema, amb traducció de Xavier Pàmies.

Com segurament ja sabreu, la novel·la és una distòpia que es basa en el fet que un grup ultraconservador pren el poder per la força a Estats Units i canvia les lleis instaurant una societat repressiva i militaritzada. Hi ha molts col.lectius afectats: els homosexuals, els intel·lectuals, alguns grups religiosos... però les principals víctimes són les dones, que veuen com els seus drets i les seves llibertats són gairebé eliminats. Degut a problemes ambientals i de contaminació la natalitat ha patit una forta davallada i gran part de la població és estèril. Les poques dones fèrtils són tractades com un recurs molt valuós, i algunes són lliurades/confiades als caps del partit en el poder per a que puguin tenir descendència. Són les serventes.

Una d'aquestes serventes, l'Offred, és qui ens explicarà en primera persona les seves experiències en un relat cru i asèptic. Mitjançant flashbacks ens explica com es va arribar a aquesta situació (potser en trauen més suc a la sèrie d'aquest recurs). L'Offred és una supervivent, una dona pragmàtica, no espereu pas una heroïna, em va deixar garratibat com reacciona a la maquinària repressiva basada en les cerimònies, els vestits i els rentats col·lectius de cervell. Una altra cosa que em va sobtar molt és la importància que dóna la protagonista a aquelles petites coses quotidianes que ara ja no pot fer, molt més que als grans ideals i llibertats que ha perdut.
Altres personatges de la història són el senyor i la senyora de la casa on viu l'Offred, altres membres del servei, i la seva família i amigues en els moments anteriors al canvi de règim. En el llibre, però, són tots personatges molt superficials, no s'hi aprofundeix gaire i tenen un paper força secundari. En la sèrie tenen papers molt més rellevants. Crec que és un encert en la sèrie que hagin canviat l'edat del matrimoni a qui serveix l'Offred fent-la molt més propera a l'edat de la protagonista, i també aplaudeixo que hagin incrementat la diversitat racial dins dels protagonistes, una diversitat que en el llibre no es fa present (o no l'he sabut veure). 
Hi ha un personatge, però, que em té fascinat i que té molta presència tant en el llibre com en la sèrie, mantenint de forma molt fidel els diàlegs orginals, la Tia Lydia. Les ties són dones ja madures que "ajuden" a les dones fèrtils a que aprenguin tots els rituals i mecanismes necessaris per a poder ser unes bones serventes. La barreja entre tendresa i crueltat, marcada per una fanatisme cec m'ha semblat fantàstica.

La novel·la es va escriure fa més de 30 anys i segurament no reflexa la situació social i política dels nostres temps, però fa que pensar. Què faríem nosaltres si les nostres llibertats s'anessin reduint progressivament? Protestaríem i sortiríem al carrer o faríem com la granota del conte a qui van pujant de mica en mica la temperatura de l'aigua de l'olla? Em quedo amb la sensació que un dels factors que afavoreix la presa del poder en la novel·la és el conformisme de la població (de moment no m'afecta...) i la por. I això és precisament el que no ha canviat.

En fi, una lectura totalment recomanable, amb una prosa atrapant i una ambientació i una protagonista d'aquelles que és difícil oblidar. Hauria de ser obligatòria a batxillerat. La sèrie també us la recomano. La primera temporada és molt fidel a la novel·la, però a la segona ja es comença a estirar massa el xiclet, i crec que canvia una mica la filosofia de la novel·la i l'evolució d'alguns personatges no és convincent. Però és un bon producte televisiu igualment.

Per acabar, a nivell de curiositat, tant en els llibres en castellà com en la traducció de la sèrie opten per Defred en lloc d' Offred. Vaig trobar molt interessant el punt de vistsa del traductor, Xavier Pàmies, en l' entrevista que li fa Miquel Codony pel Bilionauta.

dissabte, 21 de juliol de 2018

Redemption's blade - Adrian Tchaikovsky

Intento estar pendiente de las nuevas novelas de Adrian Tchaikovsky, es un autor con un estilo que me entretiene mucho y presenta a menudo ideas interesantes tanto en su narrativa de ciencia ficción como de fantasía épica. Lo intento pero no lo consigo, ya que es un escritor muy prolífico y es casi tan difícil estar al día de su obra como la de Brandon Sanderson (a quien ya he dejado por imposible).
Aunque publica mayoritariamente fantasía, su novela que más he disfrutado es Children of Time, una obra de ciencia ficción muy interesante que, en un principio, Alamut tiene previsto publicar en castellano este año. 

Con la ciencia ficción soy atrevido, me cuesta poco dar oportunidades a nuevos autores, formatos y propuestas diferentes. Con la fantasía soy más conservador y no me muevo de un grupo de autores que sé que me satisfacen como lector. Con los años he llegado a la conclusión que es más difícil ser innovador y creativo en la fantasía épica que en la ciencia ficción, y cuando has leído muchas obras de fantasía, encontrar algo original o motivador cuesta mucho.
En Redemption's Blade Tchaikovsky propone algunas ideas y planteamientos originales, pero también utiliza varios de los tópicos del género. Ha conseguido un equilibrio que a mi me ha convencido y que me ha proporcionado una lectura satisfactoria.
La ambientación tiene mucho peso en la historia y en la originalidad de esta novela: nuevas razas, una mitología bastante compleja, un sistema de magia basado en los objetos de poder... lástima que no haya un mapa para situarse mejor en el mundo que propone el autor. 
Pero con toda seguridad lo más original del planteamiento es cuándo decide comenzar la historia: justo al final de una guerra cruenta contra un semidiós maligno en la que una débil coalición de territorios ha conseguido vencer a las fuerzas del mal (como si el señor de los Anillos comenzará después de la caída de Sauron). En algún momento al principio tuve la sensación de estar leyendo una segunda parte de una trilogía sin haber leído la primera, pero rápidamente entré en la historia.
La novela intenta reflejar lo que sucede después  de una guerra: la reconstrucción de las estructuras y de la red comercial, las alianzas, qué hacer con los ejércitos de ambos bandos, los nuevos liderazgos, la relación con los enemigos derrotados... el planteamiento es interesante y en este aspecto creo que no cae en tópicos. Seguramente lo que más me ha gustado es como refleja la sensación de vacío de aquellos que han estado luchando durante años.
La protagonista principal es Celestaine, una de las artífices de la muerte del maligno semidiós Kinslayer, gracias a una espada mágica que le regaló otro semidiós. En esta misión la ayudaron un par de Yorughan (una especie de orcos) que decidieron cambiar de bando en el último momento y fueron decisivos en la derrota del enemigo. Ante la incomprensión y el recelo de muchos de los luchadores del bando de Celestaine, estos dos Yorughan se convierten en sus compañeros de aventuras. El principal objetivo de Celestaine y el motor de la acción de la novela es conseguir deshacer algunas de las atrocidades que realizó Kinslayer durante los años de su dominio, por lo que debe buscar algunos artefactos mágicos que la ayuden en tal misión.
El punto flaco de la historia son los personajes, muy arquetípicos: la abnegada protagonista principal, el pícaro, el sabio despistado, una bruta, un mago, un arquero preciso... lo compensa el hecho de que  algunos de los roles de género están cambiados respecto a lo que es habitual y las nuevas razas de criaturas. En algún momento he tenido la sensación de seguir una partida de juego de rol por ordenador con Celestaine como protagonista arrastrando tras de si a varios personajes no jugadores, cada cual con sus habilidades, a través de misiones complicadas para acabar enfrentándose al boss del nivel. Era muy malo jugando a este tipo de juegos, y hubiese necesitado muchos intentos para salir de las aventuras en las que se meten los personajes...
En definitiva, una lectura muy entretenida, con acción, varios momentos de reflexión, humor, y con algunos aspectos originales a nivel de ambientación y planteamiento, pero que cae en algunos tópicos del género en los personajes y la resolución de los conflictos. La recomiendo sin dudas a los amantes de la fantasía épica.

Otras opiniones: mis compañeros Antonio y Leticia  comentaron la novela en un dialogo que publicó Leticia en su blog. Aquí le podéis echar un vistazo. 

dimecres, 18 de juliol de 2018

4 novelas breves de Cerbero III

Esta es la tercera entrada que dedico a las novelas cortas de la editorial Cerbero. Es una editorial a la que sigo de cerca (son muy activos en las redes y proponen proyectos muy interesantes). Me interesa gran parte de su catálogo, pero debido a que prefiero la edición digital a la física tengo que esperarme un par de meses después de la publicación de las novelas para poder comentar varias en una misma entrada. Vamos allá, por estricto orden de lectura.

No sé porqué viendo la portada de El Árbol de Sefarad, de Lola Robles, esperaba una historia con aire de thriller con misterio religioso incorporado, como las que coparon las librerías hace unos años.  Nada más lejos de la realidad, aunque si que tiene algunos toques de thriller, y también toca el aspecto religioso. La historia se centra en dos aspectos que dan un toque optimista a nuestro futuro. Por una parte un partido político que propone la unión de Israel y Palestina y que gana las elecciones. Por otra parte, la existencia de los enclaves, una especie de comunas en las que vive gente con estilos de vida muy diferentes pero con objetivos comunes. 
La historia sigue dos tramas paralelas que acabaran cruzándose, por una parte la de los habitantes de uno de estos enclaves y sus relaciones personales (esta es la parte que menos me ha interesado). La otra parte importante es la de un soldado que ha sido muy mal herido en un incidente de guerra, y que es reconstruido con apéndices mecánicos con la condición que se convierta en un agente secreto especial. La visita del futuro presidente de Israel y Palestina a este enclave provocará una confluencia de todas las historias y de los protagonistas, que desembocará en un tenso y emocionante final. Una lectura interesante, que promete más de lo que da, y que no he acabado de valorar del todo de manera positiva porque una parte de la historia no me ha atrapado. 

Barro, la primera novela corta de Alicia Pérez Gil, me sorprendió gratamente, por eso esperaba con muchas ganas Carne. Las expectativas a veces no son buenas compañeras de lectura, y en este caso la historia no me ha atrapado en ningún momento, no he conseguido entrar en el juego que propone la autora. 
El problema reside en mi opinión en la forma de la historia, no el contenido, que creo que es muy interesante: el misterio de fondo, el escenario distópico, las dos líneas temporales, algún aspecto científico que no desvelaré para no arruinar la lectura... hay muchos puntos positivos en esta novela. Pero tiene un tono demasiado introspectivo, da muchas vueltas sobre las sensaciones y percepciones de los personajes, y en algunos momentos se me ha hecho repetitiva, aspecto que considero grave en una novela de 60 páginas.
Tampoco me ha convencido el recurso de utilizar una carta como forma de transmitir la información entre los personajes, no le he acabado de encontrar el sentido en el escenario que plantea la autora. En fin, que he quedado un poco decepcionado del resultado final, aunque estaré pendiente del tercer volumen de Post Scriptum porque las ideas de esta autora normalmente me gustan.

La premisa de Voces remotas en Albión, de Víctor Conde, es muy interesante. En el año 2021 la humanidad recibe por primera vez un mensaje procedente del espacio. El mensaje, conocido como la Señal, es un fuerte pulso electromagnético que afecta a todos los seres humanos durante medio minuto y, en algunos casos, les acaba afectando de una forma permanente. 
Un suceso de estas características cambia la sociedad humana: aparecen nuevas religiones, se crean grupos de estudio, casi todo el mundo ha perdido a alguien en los accidentes que se produjeron durante el tiempo que duró la Señal... Los narradores de la historia son un variopinto grupo de investigadores que intentan descubrir qué mensaje oculta la Señal.
Conde es un narrador veterano y hábil, y sabe mantener al lector enganchado a la intriga de la trama. En esta ocasión ha optado por dar a la novela una presencia muy importante de un humor ácido y con bastante mala leche. Todavía no tengo claro si es un acierto o no; en algunos casos me ha parecido adecuado su uso, pero en otros me ha sacado de la historia, quita demasiado protagonismo a la parte de la investigación. La resolución  me ha dejado satisfecho, pero me quedo con la sensación que el escenario que plantea daba para una historia de mayor longitud. Os la recomiendo sin dudas.

He leído varios relatos y novelas cortas de Nieves Delgado y todos me han gustado. Conecto muy fácilmente con sus historias, me gusta lo que cuenta y cómo lo cuenta, y cada vez tengo la sensación que lo hace mejor.
En Uno realiza una mezcla complicada tratando temas tan diversos como las enfermedades mentales degenerativas, las relaciones familiares que se regeneran, la memoria y el cambio de sexo. Y lo relaciona con la ciencia ficción con la presencia de asistentes personalizados, con los mundos virtuales de inmersión, y con el proyecto UNO, un proyecto tecnológico en el que va a participar gran parte de la humanidad (aunque no sin algunos reparos). En algunos momentos se podría calificar como ciencia ficción hard, pero debido a la brevedad de la novela creo que la podréis disfrutar ni que este subgénero no os interese normalmente.
La experiencia lectora ha sido totalmente satisfactoria, se lee de una sentada, pero opino que desperdiciar este escenario en una novela corta es un lujo que pocos autores pueden permitirse. No la podéis dejar pasar.

En fin, las novelas cortas de esta editorial casi siempre me sorprenden. Estaré pendiente de la publicación en digital de lo nuevo de Sofia Rhei y de Teresa P. Mira y seguramente aparecerán por aquí.

dissabte, 7 de juliol de 2018

Tres novelas breves - III

Hoy toca otra entrada sobre uno de mis formatos preferidos, la novela breve. Acostumbro a realizar estas entradas agrupando novelas breves de la misma editorial, pero en este caso las tres que voy a comentar sólo tienen en común su longitud. 

He tenido un problema con El Cirujano, de Carlos Pérez Casas, no relacionado con la lectura en sí misma. No recordaba que ya había leído una obra del mismo autor, El señor es mi pastor (muy entretenida, por cierto, no sé porqué no relacioné el nombre del autor con la obra). La novela esta situada en el mismo universo, pero en una época posterior, por tanto, algunas de las sorpresas que proporciona la historia ya las sabía. Intentaré que mi valoración no se vea afectada por este hecho.
La historia tiene un ritmo trepidante, demasiado me atrevería a decir, de forma que la acción tiene tanto peso que no profundiza en la ambientación. Y es una lástima, porque el universo que propone el autor es muy interesante. Un científico denominado el Cirujano ha hecho posible la transmisión de la mente de una persona a un nuevo cuerpo, y, por tanto, la inmortalidad. Esta premisa la podemos encontrar de manera parecida pero diferente en Carbono Alterado, de Richard Morgan o en Mala Racha, de José Antonio Cotrina, pero aquí el autor muestra mucha más mala leche y trata (de forma demasiado superficial en mi opinión) el secuestro y tráfico de cuerpos.
La trama comienza cuando El Cirujano es atropellado por accidente, y, antes de morir, revela al protagonista de la historia (que precisamente le estaba persiguiendo) un secreto que puede empañar su legado. A contrarreloj el protagonista intentará descubrir las claves de este secreto. Como he comentado anteriormente, la elección de la acción y el ritmo frenético (con un toque de investigación) frente a la especulación creo que no ayuda a la historia, pero es una sensación muy personal, y la lectura en general es ágil y entretenida.

El protagonista principal de Otro tiempo, de Raelana Dsagan es Axel, el único habitante humano y por tanto responsable de una instalación minera en un remoto planeta. El peso que tiene en la  ambientación la soledad y las rutinas personales y el tono introspectivo del principio de la historia me ha gustado mucho. Su monótona y programada vida se ve alterada cuando detecta y rescata a una nave averiada, cuya tripulación está en hibernación. 
La historia va alternando el punto de vista de Axel y el de los tripulantes de la nave antes de llegar a la situación en la que los encontrará Axel. Sin entrar mucho en spoilers, la autora plantea un misterio en forma de interacciones y alternativas temporales que como planteamiento me ha parecido interesante, pero que no me ha acabado de enganchar ni de convencer a nivel de desarrollo de la trama ni a nivel de resolución. Me ha parecido un poco confuso. Me encantan las historias de alternativas temporales, pero no he llegado a conectar con esta y no he conseguido entrar en el juego que propone la autora, aunque le reconozco el mérito del planteamiento.

Proyecto Alfa de Caryanna Reuven me ha sorprendido gratamente porque es una historia en cierto modo predecible, ves venir por dónde van a ir los derroteros, pero la autora consigue con su estilo y con algunos detalles mantenerte enganchado a la lectura. Cuidado, que sea predecible no significa que sea una historia sencilla; la novela trata sobre temas de identidad, clonación, discriminación,  supervivencia, aprendizaje, superación...es muy completa.
En el marco de una investigación sobre clonación y aprendizaje, Alisa, una de las científicas responsables del programa, ha sido clonada tres veces. Uno de los sujetos de investigación, Alfa, está llegando a cotas de aprendizaje sorprendentes. La nave en la que está ubicado el proyecto de investigación es atacada y cae a la superficie del planeta alrededor del cual estaba orbitando. Alfa y Alisa sobreviven al ataque, y deberán cooperar y superar las barreras que las  separan para seguir vivas.
Me ha gustado el planteamiento, la caracterización y la evolución de los personajes, y como la autora consigue tocar aspectos sociales y sentimentales de una forma tan satisfactoria. No es lo primero que leo de esta autora, y estoy convencido de que no será lo último.

diumenge, 1 de juliol de 2018

El món fosc. Talps - Jordi de Manuel

En Jordi de Manuel té el dubtós honor de ser l'escriptor (masculí) en català que més ha aparegut en el blog. Estic sempre pendent de les novetats que escriu, així com de les seves publicacions a les xarxes ( tenim diverses coses en comú: aficions, formació i vocació). La seva prosa elegant m'agrada molt, i li admiro la capacitat de fer les coses bé en diversos registres literaris, principalment la novel·la negra i la ciència ficció.
En la novel·la de la que parlarem avui, El Món fosc. Talps, l'he descobert com a autor encarat al públic juvenil.  
La novel·la està situada en un futur llunyà, en un món subterrani, dividit en diverses nacions que sovint estan en guerra les unes amb les altres. En aquest sistema quasi tancat els talps són la font principal de proteïnes i són criats en granges. La tecnologia relacionada amb els robots ha estat eradicada del regne subterrani degut a antics conflictes. Els protagonistes són un grup d'adolescents que troben un vell robot, i, ajudats per un dels seus professors, seguiran les seves indicacions per intentar sortir del seu món subterrani i resoldre alguns interrogants del seu passat i de les costums del seu poble.
En Jordi comentava en el blog de Jordi Cervera que havia estat dubtant si encarar la història que tenia en ment cap a un públic adult o cap a un públic juvenil. No sé si la tria al final serà acertada i agradarà a aquest tipus de públic, crec que els misteris que planteja, els personatges i la història a mi m'haguessin encantat en el seu moment, però també sé que hi ha molta literatura d'aquest estil, sovint traduïda i amb molta publicitat darrera. En Jordi juga amb l'avantatge que coneix de prop els possibles lectors i els seus gustos. Espero que tingui sort, i si teniu fill/es, nebots/des, fillols/es que els agradi la lectura i les ciències i que estiguin fent ESO, és una novel·la que crec que els pot agradar molt com a lectura d'estiu.
Pel que fa al públic adult, és una novel.la entretinguda amb un ritme molt alt  i que es llegeix amb molta agilitat, ideal per aquelles situacions de lectura interrompuda que es donen en aquestes èpoques (piscines, platges,...). A nivell personal m'hagués encantat que l'autor hagués aprofundit en alguns aspectes ecològics i sociològics del món subterrani i en algunes motivacions dels personatges, però el ritme de la història no ho permet sense fer un llibre molt més llarg, i no soc pas el públic objectiu de la història. Em quedo amb les ganes de saber com hagués encarat la història pensada per un públic adult, i tinc la sensació que en Jordi ha hagut de fer algunes "retallades" dins la trama per adaptar-se al públic objectiu.
Tot i això són d'agrair alguns aspectes científics cuidats, com el predomini de certes anomalies genètiques degut a l'endogàmia. Com acostuma a fer, hi ha referències i picades d'ull més o menys ocultes dins de la seva novel.la, que els lectors amb més bagatge de ciència ficció trobaran fàcilment. Com que algunes van relacionades amb els robots d'Asimov, m'hi he sentit força representat. 

Considero que la història acaba de manera satisfactòria i es pot llegir de manera independent, però en Jordi té pensat escriure una trilogia en aquesta ambientació. La segona novel.la s'anomenarà La ciutat del Cel. Porcs, i la tercera La llum de Gaia.Rates. 
Però el projecte és una mica més complet, encara. Alguns dels relats i novel.les publicades (com El cant de les Dunes o més tangencialment L'olor de la pluja) i per publicar d'en Jordi també van relacionades amb els successos narrats en El món fosc.Talps. Úrsula K.Le Guin tenia el seu Ekumen, Mike Resnick el Birtright universe, Marc Pastor el Corvovers, John Varley els 8 móns... al Jordi se li gira feina pensant un nom ben atractiu per aquest paraigua que inclou la seva obra de ciència ficció. No dubto que se'n sortirà.

dimecres, 27 de juny de 2018

84k - Claire North

Comentaba en mi entrada anterior que hay escritores a los que descubres en pocos párrafos debido a su estilo. Claire North es claramente un ejemplo, su estilo narrativo es muy peculiar: frases muy breves, a menudo cortadas, así como los párrafos, con una línea narrativa un poco inconexa y a menudo con poca relación con la trama y mucha variedad en muy poco espacio. 84k, su última novela, sigue a rajatabla este guión, pero se diferencia de todas las obras anteriores de la autora en que el protagonista principal no tiene capacidades sobrenaturales. Se trata de una cruda (muy cruda) distopía con un planteamiento interesantísimo, pero que se pierde debido a un exceso de páginas.

La historia se narra a través de varios puntos de vista, pero tiene un protagonista principal que se hace llamar Theo. La trama transcurre en tres periodos temporales: el presente, un pasado reciente que es el que desemboca a la trama del presente y un pasado más lejano que es donde se origina el eje que mueve la historia.  
A nivel de estructura está bien planteada y al final las piezas encajan correctamente, pero la trama del presente es muy repetitiva y es la que corta el ritmo de lectura cuando aparece. Una vez terminada la novela (mientras la leía esperaba que esta parte tuviese mucho más sentido) creo que es un fallo muy grave de planteamiento, ya que ocupa mucho y aporta muy poco a la resolución final de la trama. Para este viaje no hacían falta tantas alforjas.
Es una lástima acabar con esta sensación, porque el planteamiento de la decadencia de la sociedad que propone North me parece muy interesante y original. Las grandes compañías dominan los recursos económicos, así como al gobierno. La situación económica de la población cada vez se polariza más, los pobres son más pobres y los ricos más ricos. La población con deudas no puede pagar las multas y son encarcelados, convirtiéndose en mano de obra casi esclava, hecho que empeora todavía más la situación. Los ricos, en cambio, tienen recursos suficientes para afrontar las consecuencias económicas de sus delitos, por lo que son casi impunes ante la ley. Precisamente el trabajo de Theo es de auditor, calcula cuanto ha de pagar una persona por sus delitos realizados, una vez revisados los agravantes y los atenuantes. En las primeras páginas descubriremos que la vida de Theo es una mentira, y que su identidad es una tapadera que oculta un pasado oscuro.
Es una de las distopías más deprimentes y que más me ha tocado a nivel emocional que he leído últimamente, sobre todo por la reacción de indiferencia y resignación de las personas que no se ven afectadas por la situación, y lo poco que cambia su percepción cuando finalmente se ven afectadas. Y la sensación de privilegio y impunidad de la clase dirigente también me ha molestado mucho. En algunos momentos me ha recordado a Apocalipsis suave, de Will McIntosh, porque la decadencia, aunque se ve venir y es constante, no es debida a una situación traumática. 
Aunque en algunos momentos me ha hecho reflexionar, y la historia se ha quedado en mi cabeza mucho tiempo después de haber terminado la novela, me decanto más  por no recomendarla. La lectura se ha hecho muy larga y pesada, debido a una parte de la trama que no acabo de comprender porque la autora le ha otorgado tanto peso y que provoca que a la mitad de la novela el interés por la historia se derrumbe. Aunque al final consigue recuperar la tensión, entiendo a algunos compañeros que han abandonado la lectura.
En fin, es la tercera novela de North que leo, y creo que la que más me ha gustado, pero a todas le encuentro fallos muy importantes a nivel de planteamiento y estructura. Tengo la sensación que es una autora que empezó sorprendiendo y con una novela de mucho éxito y repercusión Las primeras quince vidas de Harry August, que voy a leer con toda seguridady su obra ha ido perdiendo fuerza. Supongo que le volveré a dar una oportunidad a sus futuras obras, aunque esta vez con será con un poco más de precaución. 

diumenge, 24 de juny de 2018

La ciudad y la ciudad - China Miéville


Hay escritores con un estilo tan peculiar que los reconoces después de leer unos pocos párrafos. China Miéville no es de este tipo de escritores, es un autor muy versátil, con muchos registros y que tiene la capacidad de embarcarse en historias muy diferentes tanto a nivel de trama (que es relativamente más sencillo) como a nivel de estilo (uno de las cosas que más le admiro).
Como concepto esta diversidad me encanta, pero ha provocado que también mis valoraciones de sus obras sean muy variadas: algunas de sus novelas me han encantado, como Embassytown o Kraken, y otras no me han convencido, como Los últimos dias de Nueva París, o directamente no las he podido terminar, como El consejo de Hierro. La novela que comentaré hoy, La ciudad y la ciudad, en la nueva edición de NOVA con traducción de Silvia Schettin, afortunadamente es de las primeras.

La trama tiene el típico estilo de  una novela negra que se centra en la investigación de un asesinato en el que deben intervenir varias jurisdicciones, pero en un contexto muy original, las ciudades de Beszel y Ul Quoma, íntimamente unidas pero separadas y las verdaderas protagonistas de la novela. En un primer momento la relación entre estas dos ciudades me parecía comparable a la de Berlín de la guerra fría o a la de Jerusalen, pero el mismo China Mieville ridiculiza esta comparación durante la historia (supongo que para ayudar al lector en la ambientación y evitar que mantenga esta percepción). El resumen de la genialidad de la novela es que la barrera entre las ciudades no es tanto física como psicológica. Los habitantes son capaces de detectar a sus vecinos por su estilo de vestir, su idioma y su forma de moverse pero desven y desoyen a la otra ciudad y sus habitantes en los espacios en los que ambas coexisten. La única manera de pasar de una a otra de forma legal es a través de una frontera. Aquellos habitantes o turistas que comenten una infracción de la norma, una brecha, son amenazados por una policía especial que no rinde cuentas a nadie y con la que nadie quiere relación, la Brecha. La fisionomía de las dos ciudades es diferente (aunque yo las relacionaría con alguna ciudad centro europea de pasado imperial, estilo Viena, Praga o Budapest), igual que su  situación  económica y política, pero ambas deben luchar contra un movimiento unionista que quiere desmantelar el sistema actual.

La premisa es interesante, y la lectura muy satisfactoria y sorprendente, aunque el ritmo sea un poco lento en algún momento. Miéville  te suelta en medio de las dos ciudades sin demasiadas guías ni explicaciones y tú debes encajar las piezas, aunque situarse no es muy complicado. 
Los aspectos en los que la novela flojea son en la resolución de la trama policíaca, y el hecho que no profundice más en la historia de las dos ciudades y en los hechos que llevaron a su separación, me he quedado con ganas de saber más.
Otro aspecto que me sorprende es que ganase algunos de los premios internacionales más importantes, como el Hugo o el Locus de fantasía de 2010, no por calidad, si no porque no le acabo de encontrar el punto de género fantástico. La premisa se basa en una decisión colectiva de un grupo importante de seres humanos que se ponen de acuerdo en unas normas y que las respetan. Aunque luego se añada un cierto toque mitológico con la posible existencia de una tercera ciudad entre las dos, o la presencia de la todapoderosa Brecha, no acaba de encajarme como novela de género fantástico. Aunque tampoco sabría en qué género encajarla, la verdad...
En fin, una lectura totalmente recomendable, sorprendente y con algunos aspectos muy originales. En abril de 2018, siguiendo la tónica de adaptar novelas famosas de fantasía y ciencia ficción a la pequeña pantalla, se ha estrenado una miniserie de 4 episodios. Creo que trasladar la magia de la novela al formato visual ha de ser difícil, y las críticas no son demasiado esperanzadoras, pero no descarto echarle un vistazo.

dissabte, 19 de maig de 2018

Lo Bueno si Breve 9

Nota: Esta es mi colaboración con la revista Supersonic nº10. Ya estáis tardando en descargarla, está llena de entrevistas jugosas, secciones interesantes y relatos espectaculares de autores de la talla de Tim Pratt, Carme Torras, Javier Castañeda, Yoss, Rodolfo Martínez, Lola Robles o Abel Amutxategi, entre otros.

El objetivo de esta sección es comentar los ganadores de los grandes premios de narrativa breve. El número anterior estaba dedicado a los premios internacionales, y hoy le toca el turno a los nacionales: Ignotus, Domingo Santos, Alberto Magno e Ictineu.

En el marco de la última Hispacón celebrada en Navacerrada en noviembre de 2017 se repartieron los premios Ignotus, en los que se premian obras ya publicadas. La ganadora en la categoría de mejor relato fue Cristina Jurado, con La segunda muerte del padre, publicado en la antología Cuentos desde el otro lado de la editorial Nevsky. La muerte del padre de la protagonista, con quien no tenía una relación especialmente intensa, la sume en un estado de tensión cercano a la locura, que acaba llegando al lector. Una historia de terror redonda.
En la categoría de relato traducido el ganador fue Ken Liu con el particular relato Acerca de la elaboración de libros en determinadas especies, traducido por Marcheto, y que forma parte de la cuarta antología de relatos anual de su excelente página web Cuentos para Algernon. Este relato, con un título suficientemente informativo para conocer su argumento, forma parte de un homenaje a Italo Calvino, con un estilo narrativo enumerativo y descriptivo muy particular que no me acaba de convencer, pero con un desborde de imaginación espectacular y un toque poético que lo hacen un merecido ganador, aunque debo reconocer que no soy nada neutral con Ken Liu.

La ganadora en la categoría de novela corta fue Felicidad Martínez con En tierra extraña, que forma parte de su colección de novelas cortas La mirada extraña (publicada por Sportula), que también ganó en la categoría de Antología (voy a aprovechar este momento para reclamar una categoría diferenciada entre las antologías de relatos de un mismo autor y las colecciones de relatos escritos por diversos autores, creo que hay material de calidad suficiente en cada una de las dos categorías).  La novela narra el viaje de una nueva “colmena” de una especie alienígena para colonizar un planeta desconocido y fundar una colonia gracias a su nueva reina. El punto fuerte de la historia es la recreación de las características sociales y reproductivas de esta especie. La trama es muy diversa, con variedad de puntos de vista y con raciones de acción y tensión muy bien dosificadas para crear un producto adictivo, muy difícil de dejar a medias. La historia es cruda, con poco espacio a las concesiones, y a la autora no le caen los anillos cuando ha de hacer que sus protagonistas lo pasen mal. Aunque es una historia independiente creo que se disfruta y entiende mejor con la lectura de su historia “gemela” Los dioses de Amarán.
Durante la Hispacón también se otorga el premio Domingo Santos de relato, y el ganador de este año ha sido Sergio Mars, con Ruedas dentadas de un reloj imaginario. Es un relato muy divertido con una premisa muy interesante basada en que la astrología tiene fundamentos científicos. Los astrólogos son profesionales reputados con un papel parecido al de los abogados y la fecha y hora de nacimiento debe ser el secreto mejor guardado para evitar que nadie pueda realizar tu carta astral con exactitud. El autor utiliza esta premisa para reflexionar sobre la predestinación y el libre albedrío, con un par de protagonistas que salen de la norma habitual de la sociedad que representa el autor, un astrólogo que no puede hacerse una carta astral, y una famosa cuya fecha y hora de nacimiento son conocidas. Una lectura muy recomendable, aunque creo que tenía más recorrido y que había material para hacerla más larga y convertirla en una novela corta.

En noviembre también se otorgaron los premios Ictineu en el marco de la primera Catcon. El relato ganador fue L’indigent, de Carme Torras, originalmente publicado en la antología Deu relats ecofuturistes, de Males Herbes, y que podréis encontrar en este mismo número de SuperSonic en castellano con traducción de Alexander Páez. La historia está situada en un futuro cercano, con problemas ecológicos derivados del consumismo, y, como es habitual en las obras de la autora (con las que creo que este relato guarda una relación estrecha), los robots tienen un papel muy importante. Si estáis leyendo este artículo tenéis este fantástico relato a unas páginas de distancia, así que ya estáis tardando.
El premio al mejor relato traducido fue para LS Johnson, una autora que era desconocida para mí, con el relato Vacui Magia, traducido por el jovencísimo Edgar Cotes y que apareció en la revista Catarsi nº 18. La historia, escrita en forma de pasos para realizar un sortilegio, explica cómo una bruja intenta cumplir uno de los deseos de su madre antes de que muera. Enternecedor y emotivo, aunque muy duro. Una nueva autora a tener en cuenta.

Para terminar, en diciembre se otorga el Alberto Magno, un premio que, casi siempre, es sinónimo de gran calidad. La novela ganadora fue Porque ellos heredarán la Tierra de J.A. Menéndez, un habitual en el palmarés de este premio. He leído las tres obras que ha publicado este autor, y se nota una gran evolución en su forma de escribir y en el planteamiento de las historias. El desencadenante de la trama es la investigación de una cura contra el Parkinson basada en una red neuronal artificial subcutánea denominada malla de Henderson. El artefacto funciona, pero de una manera un poco extraña. Debido a problemas de subvención la tecnología se escapa del control de su creadora y cae en las manos de una poderosa corporación internacional que la acabará distribuyendo a nivel mundial de forma gratuita.
Me ha encantado como el autor encaja todas las piezas del puzle, como domina el ritmo de la narración, aunque utilice dos tramas separadas por unos treinta años, y como consigue sorprender al lector con un par de giros imprevistos. Para ponerle una pega, yo hubiese preferido un enfoque diferente del final, más acorde con el tono general de la historia, pero la novela igualmente es genial, un premio merecidísimo.

La cosecha a nivel nacional ha sido buena, a ver qué pasará en los premios internacionales. En próximos números de la revista lo comentaremos. Salud, y buenas lecturas.

dilluns, 14 de maig de 2018

Mundos de exilio e ilusión - Ursula K. Le guin

Hasta hace poco era un gran desconocedor de la obra de Ursula K Le Guin, como de tantos otros autores y autoras clásicos del género (aunque me voy poniendo al día). En mi adolescencia intenté leer Un mago de Terramar, pero no llegué a la mitad del libro, no me convenció ni la historia ni el estilo, mis intereses iban por otros derroteros más "animados".
Diversos hechos de los últimos meses han revivido mi interés por esta escritora: la respuesta de algunos compañeros lectores a su reciente defunción, la última edición de Los VerdHugos o el hecho que Supersonic dedique su próximo número a la autora y su obra.
Decidí empezar por algunas de sus novelas más premiadas y tenía  en el punto de mira  la nueva publicación en catalán por la editorial Raig Verd de Els desposseïts, o las nuevas ediciones de Minotauro de Los desposeídos y La mano izquierda de la oscuridad.
Pero entonces busqué información sobre el Ekumen, el universo en el que están ubicadas estas novelas, y vi que había otras publicaciones anteriores y mi parte completista se puso nerviosa. ¿Y si me pierdo algún detalle importantísimo por no haber leído las primeras novelas? Soy consciente que Úsula K. Le Guin comentó en varias ocasiones que las novelas situadas en este universo no forman ni una saga ni un ciclo, y que, aunque existen conexiones entre las historias, no forman una trama continuada. De hecho, la cronología de las historias no coincide con sus fechas de publicación. Pero me da igual, empezar por la mitad me pone nervioso.
Una oferta del libro que voy a comentar hoy, Mundos de exilio e ilusión, que incluye las tres primeras novelas situadas en este universo, me vino como anillo al dedo. La lectura me ha dejado un buen sabor de boca, pero es debido a que las historias me han ido gustando de menos a más (creo que si sólo hubiese tenido la primera no hubiese continuado pero, por suerte, son historias breves, de unas 150 páginas y se pueden presentar en este tomo conjunto). Me ha convencido mucho el estilo de la autora, y me he quedado con ganas de leer sus novelas más conocidas, ahora que tengo la parte completista tranquilizada. Son características de las novelas de este ciclo la importancia en la trama del aspecto sociológico y antropológico de las diversas razas, el uso de la telepatía, y el problema de los viajes relativistas entre los planetas pero, en cambio, la posibilidad de comunicación instantánea, gracias al ansible. En algún sitio he leído que se cataloga como ciencia ficción soft, pero no me acaba de gustar el término.


El mundo de Rocannon es la primera novela escrita en este universo, y en ella se plantean las bases de la Liga de los Mundos y la observación e intervención sobre las razas menos evolucionadas tecnológicamente. Rocannon es uno de los etnógrafos de la Liga, que se queda solo en el planeta después que una facción enemiga destruya su nave y sus instalaciones y mate a toda su tripulación. Para intentar avisar a su planeta natal de lo que ha sucedido emprende un viaje hasta la base del enemigo, para utilizar su ansible.
El tono de la historia no me ha convencido, me ha recordado al estilo de fantasía épica que ha llegado a cansarme: grupo de personajes heterogéneo, de diversas razas y propiedades, que viaja con un objetivo determinado, pero lo importante es el viaje en sí y sus relaciones más que el objetivo final. La parte de ciencia ficción está en segundo plano, pero deja algunas pistas que me motivaron a continuar la lectura.


Planeta de exilio también tiene un tono destacable de novela fantástica, incluso narra un sitio bastante épico contra una horda de salvajes, pero me ha parecido más atractiva y entretenida.
La historia está ubicada en un planeta diferente, con un período de traslación muy largo que implica que las estaciones duren décadas. La trama se centra en la relación entre los nativos del planeta, muy atrasados tecnológicamente, y un grupo de terrestres pertenecientes a la Liga que llevan varios siglos aislados en el planeta sin poder entrar en contacto con la Tierra. Es muy interesante la doble visión de la situación: una parte a través de los terrestres desesperados porque están teniendo problemas para reproducirse y su sociedad y conocimientos están en clara decadencia, y la otra de los nativos del planeta, poco permeables a la tecnología, que tratan con mucho respeto a los terrestres y que ven claro que sin su ayuda no podrán sobrevivir. 

Ciudad de ilusiones es la que más me ha gustado. Se ubica muchos años después de las anteriores historias, en una Tierra derrotada por una raza alienígena en la que los humanos sobreviven casi sin tecnología y en pequeños reductos y grupos bastante aislados. A uno de estos reductos llega un hombre diferente, de ojos dorados, que ha perdido la memoria. La historia narra su integración y su viaje a la ciudad donde viven los alienígenas conquistadores, mientras intenta averiguar sus orígenes y su pasado.
Aunque también utiliza el viaje como uno de los ejes principales, el misterio que aguanta la trama me ha parecido muy interesante y la resolución muy bien conseguida. 
Yo he notado una evolución en la profundidad de las tramas y en la forma de narrarlas, aunque las tres novelas se publicaron casi simultáneamente en un intervalo de un par de años, o sea que no me hagáis mucho caso. 
La lectura me ha dejado satisfecho y con ganas de conocer más de la obra de la autora, pero no me atrevo a recomendar esta novela como introducción a su obra, a la espera de leer sus novelas más reconocidas, ya que, como he comentado antes, las historias no están del todo conectadas. Cuando termine las tres novelas que me quedan y la decena de relatos situados en este universo me mojaré. Eso si, si sois raritos como yo y queréis tener una visión completa, esta recopilación es una fantástica opción.