diumenge, 30 de juny de 2019

Alba - Octavia Butler


Fa un parell d'anys comentava en el blog que tinc grans llacunes pel que fa a la ciència ficció clàssica, molt més acusades en el cas de les escriptores. Entre les autores que tenia ganes de descobrir mencionava Atwood, Butler i Le Guin. Es dona el cas que he complert un dels meus propòsits lectors, cosa poc habitual, i en el darrer any he tingut l'oportunitat de llegir aquestes tres autores. Coincideix que han aparegut també traduccions seves al català.
Avui comentaré Alba, d'Octavia E. Butler, publicada per la jove editorial Mai Més amb traducció d'Ernest Riera.  Faig un incís sobre el projecte editorial de Mai Més. Em semblen molt interessants dues de les col·leccions que proposen. Per una banda la col·lecció Refugi 67, on publicaran novel·les clàssiques que encara no s'han traduït al català (com és el cas de la que avui ens ocupa) i d'altra banda la col·lecció Nüwa, centrada en novel·les actuals amb èxit internacional. La primera novel·la que han publicat en aquesta col·lecció, El Rastre del Llamp de Rebecca Roanhorse, acaba de guanyar el premi Locus. Sembla que tenen bon ull editorial. Espero que el projecte fructifiqui i puguem continuar gaudint de literatura de ciència ficció d'aquest nivell traduïda al català.


Alba és el primer llibre de la Saga Xenogènesi, publicada a finals dels anys 80. Desprès d'una guerra nuclear entre Rússia i Estats Units el nostre planeta queda destruït per la radiació i l'hivern nuclear. Alguns supervivents són rescatats de la superfície per una espècie alienígena, els Oankali, que els manté en suspensió, els borra alguns records i els cura i modifica fins que, un parell de segles desprès, estan preparats per un repoblament del planeta.
La protagonista principal d'aquesta primera novel·la és Lilith (segurament un nom poc casual) una dona negra supervivent de la guerra a qui triaran per ensenyar i guiar a un grup d'humans per fer una primera onada colonitzadora. El llibre està dividit en diverses parts, i potser m'han interessat més les primeres en les que Lilith fa el primer contacte amb els Oankali i en descobreix les seves característiques fisiològiques i socials, la estructura de la seva nau, així com els seus plans per l'espècie humana. Les darreres parts en les que Lilith interacciona amb altres éssers humans que han passat el mateix que ella i intenta preparar-los per la seva arribada al planeta també és interessant, però potser menys original.
A més de ser un llibre de primer contacte també hi trobem reflexions interessants sobre la condició humana i sobre els límits del que arribaríem a fer per sobreviure. La veritat és que el paper que fem els humans en el llibre no és gaire lluït, tot i que tots els personatges presenten matisos grisos. No m'atreviria a dir que hi ha bons i dolents, senzillament objectius diferents i estratègies diferents per assolir-los. Potser el que destacaria més és la dualitat dels Oankali, els salvadors de la humanitat o bé els seus escarcellers? No he acabat de decidir-me per ells o pels éssers humans, i això crec que és un punt a favor en la valoració final de la història.

També m'ha semblant molt interessant des del punt de vista biològic el tractament de la modificació genètica, les malalties tumorals, els aspectes evolutius dels Oankali i la seva estructura social i familiar. Les seves naus de caire biològic m'han fet pensar en les que va utilitzar Kameron Hurley en Las estrellas son Legión. De fet, moltes escenes i plantejaments de la segona part de la novel·la els he vist molt similars en altres novel·les i pel·lícules molt posteriors, sobretot les encarades a un públic més juvenil i protagonitzades per adolescents, no per adults com és el cas d'Alba. La influència d'aquesta novel·la arriba més lluny del que esperava.
L'estil és molt directe, amb molt poca descripció i basat molt en el diàleg. Tot i això alguns cops els diàlegs em semblava que no acabaven de fluir, i vaig creure que era degut a la traducció. Vaig fullejar la traducció en castellà (es veu antiga pels cànons actuals, amb un ús exagerat del tractament "usted") i la versió original i veig que és una qüestió de l'estil de l'autora.
Tot i ser una primera part d'una saga i haver acabat amb ganes de més, crec que em quedaria satisfet si fos una lectura independent. Queden coses a l'aire que generen expectació, però les trames es tanquen de forma satisfactòria, pel meu gust. Tot i això anoto les dues novel·les que queden en la llista de pendents, i xafardejaré altres històries d'aquesta escriptora.

En definitiva, una novel·la totalment recomanable, amb plantejaments molt interessants de primer contacte i de supervivència de la humanitat, i que enganxa de mala manera. Tot i que l'he devorada en un parell de dies no la classificaria de lectura àgil, algunes coses cal prendre-les amb calma. Esperem que aquest nou projecte editorial els vagi bé i puguem gaudir de la saga sencera en català. 

dimecres, 19 de juny de 2019

Marea Tóxica - Chen Qiufan

Los autores asiáticos han entrado con fuerza en los últimos años en el mercado de la ciencia ficción. Sirvan como ejemplos destacados  la Trilogía de los Tres Cuerpos de Liu Cixin, la colección de relatos de Ken Liu El zoo de papel o la antología de autores chinos Planetas Invisibles, traducida al inglés por el mismo Ken Liu. Precisamente en esta antología (y en su segunda parte todavía no traducida al castellano, Broken Stars) aparecen un par de relatos del autor objetivo de esta entrada, Chen Qiufan
Solo un més después de su aparición en inglés con traducción de Ken Liu, NOVA ha publicado Marea Tóxica, con traducción al castellano de David Tejera. Es una novela de futuro próximo, con estructura de thriller y en la que tiene mucho peso la preocupación por la ecología, la conservación del medio ambiente y los efectos de las acciones del ser humano sobre este. 
La trama se sitúa en China, en una zona denominada la Isla de Silicio, a la que llegan en contenedores por transporte marítimo los residuos tecnológicos de otras partes del planeta. La estructura social y económica de la zona se basa en el reciclaje de los materiales que forman estos residuos tecnológicos, pero sin ningún cuidado por el medio ambiente ni por la mano de obra inmigrante que los procesa. 

Es una novela coral, aunque seguramente la protagonista principal sea Mimi, una inmigrante trabajadora en la insalubre gestión de residuos. Otros puntos de vista son el de un contratista americano que intenta implantar un nuevo sistema más beneficioso para la economía local y para la salud de los trabajadores, su joven traductor, antiguo residente de la isla, y uno de los jefes de los tres clanes que dirigen el territorio. 
La historia presenta algunas novedades tecnológicas muy interesantes y originales (lo que tiene mérito a estas alturas) basadas sobre todo en la modificación corporal y en la comunicación y la interacción entre personas. Curiosamente la zona de la Isla de Silicio es una zona de transmisión lenta de información, y varias de las tecnologías con las que especula el autor no pueden funcionar a su máximo nivel.
Por otro lado la historia presenta una distribución social clásica y clasista, ya que es poco original y la hemos visto en muchas otras historias y porque está basada en las diferencias entre clases sociales. Y es que aparte de la especulación tecnológica y la preocupación por el medio ambiente, en la novela cobra mucha importancia las condiciones laborales de los trabajadores y la opresión de las clases dominantes sobre estos. 
La ambientación tecnológica y social me ha gustado, la trama me ha entretenido mucho, está bien hilada, y la lectura, muy ágil, ha sido una experiencia globalmente satisfactoria. También tengo la sensación que los personajes están mejor dibujados y se les da más importancia que en otras obras de autores asiáticos que he leído (!y me acuerdo de sus nombres!).  

También tengo algún reproche. En primer lugar hay un momento en que la historia adquiere un cariz casi sobrenatural que no me ha acabado de convencer y que me ha sacado un poco de la historia. Creo que el autor abusa del recurso de explicar una misma situación desde dos puntos de vista. En el primero normalmente la situación es sorprendente y, a menudo, inexplicable. Pero no da la oportunidad al lector de intentar leer entre líneas o deducir algunos aspectos de la trama, en el siguiente capítulo llega la explicación del fenómeno. Creo que da demasiadas facilidades al lector. También he tenido la sensación a ratos de que falta fluidez, no sé si es debido a que es una traducción de una traducción, o si el estilo original del autor ya tiene este tono.
En varias ocasiones la novela me ha recordado a La chica mecánica de Paolo Bacigalupi. Las tramas, aparte de una visión apocalíptica del futuro, no tienen nada en común, ni el estilo, pero el hecho de que la protagonista sea femenina, asiática, lo pase mal, y que la historia esté narrada des de puntos de vista diferentes en una zona asiática afectada por problemas ecológicos... sin querer me venía a la mente.

En definitiva, una novela muy entretenida, con un planteamiento interesante y una trama intrigante bien construida y bien resuelta. El escenario reúne especulación tecnológica con una estructura social más clásica, y la mezcla funciona bastante bién. Creo que abusa de algunos recursos narrativos, pero la sensación general es que es una lectura recomendable. Otro autor asiático a tener en cuenta...

divendres, 14 de juny de 2019

Lo bueno si breve 11

Hoy os presento mi sección del número 13 de la revista Supersónic.Como siempre, está lleno de jugosos relatos y de las secciones habituales. No lo dejéis escapar. 

Hoy toca comentar en esta sección los premios de narrativa breve nacionales y, como es de bien nacido ser agradecido, voy a comenzar por los premios que son a obra original no publicada, ya que los autores galardonados me han permitido leer sus historias para poder realizar esta sección. Muchas gracias, señores.
Es una lástima que un premio de tanta categoría como el premio UPC se haya convertido en bienal y haya perdido la recompensa a nivel económico. Acostumbraba a ser una fuente de novelas cortas de gran calidad. En la edición de 2018 el ganador ha sido el periodista Francisco Guerrero con Gutterson. La historia refleja un futuro no muy lejano en el que los desastres medioambientales han dejado a la humanidad al borde del abismo. En la ciudad de MedCity el agente Gutterson controla la zona que le ha asignado la IA del mando policial con la esperanza de conseguir suficientes puntos para emigrar a Titania, la colonia que se ha transformado en la esperanza de la humanidad. El tono de la novela es muy divertido, (el protagonista es un poco pupas y me ha recordado a los personajes perdedores de Mendoza) aunque la ambientación, muy bien lograda, tiene un toque pesimista. Es una historia de aventuras de estilo cyber-punk que he disfrutado mucho, aunque me ha descolocado un cambio en la actitud y habilidades del personaje a mitad de la novela. La editorial Apache publicará la novela en breve en su colección de novelas premiadas del UPC.

El Alberto Magno se lo ha llevado Javier Castañeda con Solo recuerdo su nombre. He leído casi todo lo que ha publicado Javier, su estilo me gusta mucho, y creo que esta es su novela corta más lineal, la que presenta menos sorpresas y en la que menos se ha arriesgado. Eso no quiere decir que no sea una buena historia, que lo es, pero estaba acostumbrado a encontrar algo más. La protagonista es una investigadora que decide aceptar la investigación de un caso de asesinato en el que está involucrada su poderosa familia, con la que no mantiene buenas relaciones. La ambientación es muy interesante e incluye aspectos novedosos como el uso de diferentes cripto-monedas o una estructura social en que la línea entre empresa y nación es muy difusa, además de otros interesantes aspectos tecnológicos que arruinarían la lectura y prefiero callarme (aunque a veces se nota un exceso de celo del autor para destacarlos). Esta ambientación se mezcla con aspectos de carácter más social que están en el punto de mira de nuestra sociedad como los maltratos a mujeres o los derechos del colectivo LGTIB. En definitiva, una mezcla muy interesante de ambientación futura, problemas sociales e historia de amor.

En el ámbito de la Hispacón se otorgó el premio Domingo Santos al relato La nota desafinada, de José Manuel Fernández Aguilera. El protagonista de la historia es un robot que forma parte de una orquesta robótica que tiene la misión de interpretar piezas de música para una especie alienígena. Mientras está tocando el instrumento recuerda algunas escenas de su vida anterior, que dan mucho juego a la historia y son un contrapunto muy interesante de la trama principal. Como relato funciona, pero creo que con un par de detalles se podría convertir perfectamente en una novela corta mucho más interesante.
Ya que he comentado la Hispacón voy a hablar de los Ignotus, que en categoría breve este año los han ganado tres autoras a las que admiro. Nieves Delgado siempre me sorprende con la originalidad de sus planteamientos sobre robots, inteligencias artificiales y trascendencia. En 36, publicado por la editorial Cerbero, narra el nacimiento y evolución de una inteligencia artificial, y cómo se relaciona con los humanos en las diversas etapas de su crecimiento. Una historia triste y conmovedora que he disfrutado más todavía en la segunda lectura; en la primera la devoré y no aprecié tanto algunos detalles de estilo y de historia, ni disfruté tanto con el final. Segundo merecidísimo Ignotus para esta autora, que pronostico que no va a ser el último.
El premio al mejor relato se lo ha llevado Elia Barceló con Humo y espejos, publicado en la antología Dark Fantasies. La primera vez que lo leí pensé que estaba escrito para mí: siempre me ha fascinado el ilusionismo y los grandes trucos, y siempre me ha intrigado lo que pasa entre bambalinas con los voluntarios que salen al escenario a colaborar con el mago. En este relato nos da una posible explicación sorprendente y escalofriante. Una historia redonda narrada con la maestría habitual de la autora.
El premio al mejor relato traducido ha sido para Alliette de Bodard con Tres tazas de aflicción a la luz de las estrellas, traducida por Marcheto en su imprescindible blog Cuentos para Algernon. La historia está situada en el Universo de Xuya, un paraguas ucrónico en el que la autora sitúa gran parte de su narrativa breve, de tono pausado y poético, no esperéis batallas espaciales, aunque las protagonistas sean naves. En este caso la historia arranca con la muerte de una importante científica que tiene información vital para mantener la producción de recursos vegetales y animales para la población, y la cesión de sus recuerdos a una de sus ayudantes en vez de a la familia, como manda la tradición. Si en la familia hay una mente de nave, la situación todavía es mejor. Me fascina el universo que ha creado esta autora, y esta es una de las historias que destacaría dentro de él, un premio muy merecido.

Termino con los premios Ictineu, en los que he tenido el placer de actuar como jurado en las categorías de narrativa breve. El mejor relato traducido al catalán fue para Mike Resnick con L’exili d’en barnaby, traducido por Edgar Cotes y publicado en la excelente antología de relatos de Resnick Sistemes operatius alternatius por SECC edicions. Resnick sabe cómo tocarme la fibra con sus relatos, es un autor al que admiro mucho. En este caso la historia se centra en las reflexiones y experiencias de Barnaby, un simio que vive en un laboratorio y al que se le ha enseñado a comunicarse con los humanos. El título del relato es un spoiler, ya que parte de la historia se centra en su regreso a la vida natural y las relaciones con sus congéneres. Un relato crudo y conmovedor totalmente recomendable.
El premio al mejor relato escrito en catalán fue para el veterano escritor Jordi de Manuel con L’hoste, un cruel e intrigante relato post-apocalíptico narrado con su habilidad habitual y relacionado con alguna de sus novelas y con influencias claras de The Road. El relato forma parte de la antología Contes de Terror, publicada por Apostroph, después de que los autores participantes pasaran una noche en el Palau de Torrebesses, emulando lo que pasó en la Villa Diodati.

Otro año de buena cosecha de los premios nacionales. A ver qué nos deparan los internacionales, os lo contaré en el próximo número de la revista. ¡Salud, y buenas lecturas!


dissabte, 8 de juny de 2019

Nacerá una bruja - Robert E. Howard


Hasta hace poco era un gran desconocedor de las historias de Conan el Cimerio. Forma parte de la cultura popular, pero no despertaba mi curiosidad, aunque recuerdo con cierto cariño las películas de los ochenta, ya que fueron de las primeras que vimos con los amigachos en el cine. También había hojeado algún cómic en su momento, pero en la época en que consumí más cómic me tiraban historias más oscuras y elaboradas. Y aunque soy fan de las grandes sagas de fantasía, me daba cierta pereza empezar a leer otro conjunto interminable de novelas (no sabía que eran colecciones de relatos) y menos de un autor que llevaba tanto tiempo muerto, siempre me han llamado más las novedades editoriales. 
Reconozco que tenía algunos prejuicios y que el subgénero de Espada y Brujería me parecía de segunda división frente otros subgéneros como la Fantasía Épica o la Fantasía Urbana, de los que soy consumidor.
En los últimos tiempos me he aficionado a escuchar relatos mientras hago deporte o hago faenas en casa, y en este formato si que me decidí a darle una oportunidad a las historias del bárbaro. Me llevé una sorpresa muy agradable, pero me desconcertaron las diferencias entre los relatos. Unos parecían más elaborados y originales, con más fuerza, otros me parecían de relleno y con historias más típicas. Descubrí luego que las historias que me habían gustado más eran las escritas por Robert E. Howard, y que las diferentes colecciones de relatos de Conan incluían historias coherentes con el universo creado por el autor tejano pero escritas por otros escritores y que rellenaban los huecos de la biografía del personaje. 
Ya muy interesado con este universo encontré un proyecto editorial que se ajustaba perfectamente a lo que estaba buscando: Las Crónicas Nemedias de la editorial Sportula, encabezado por Rodolfo Martínez, gran conocedor del personaje (ha escrito varias historias protagonizadas por el mismo) y de su mitología. El proyecto consta de 4 libros, de los cuales ya están publicados dos, que recopilarán las historias originales de Robert E. Howard con una nueva traducción de Rodolfo Martínez. Y mucho material complementario muy interesante (que es lo que más me ha decantado por este proyecto y no por las ediciones antiguas): mapas, poemas, ensayos, biografía del personaje y el autor... y las portadas espectaculares de Breogán Álvarez.  Aunque seguramente lo que destacaría más es el cariño que destila el libro hacia el personaje.

En los diez relatos que contiene el primer volumen, Nacerá una bruja,  seguiremos las aventuras del bárbaro a través de templos, ruinas y ciudades exóticas actuando como ladrón, soldado, pirata o caudillo militar, ganando fortunas y dilapidándolas en alcohol y mujeres. 
Me ha sorprendido que Conan no sea el protagonista principal de las tramas, muchas veces actúa como un personaje más de la historia, a veces incluso como un secundario. Y muchas veces el protagonismo y el punto de vista narrativo es el de las mujeres, a las que a menudo Conan tiene que rescatar, pero que no se limitan a tener un papel pasivo. Es cierto que la obra tiene un tono machista (y racista, pero hemos de recordar en la época que fue escrito) pero es más por el hecho de que todas las mujeres encuentran al bárbaro irresistible y se entregan a él de manera inevitable que no por como el las trata, que acostumbra a ser con cierto cariño.
Aunque en la mayoría de los relatos los adversarios tienen un componente mágico y sobrenatural, algunas historias sorprenden por el uso de la ciencia y la tecnología, o por tener una estructura de historia policíaca. También es interesante descubrir la evolución del personaje, de un ladrón y guerrero bastante primario a un líder de hombres capaz de organizar maquinaciones políticas, sin perder las ganas de romper unas cuantas cabezas, eso sí.
En resumidas cuentas, ha sido un gran descubrimiento el personaje y su universo. Las historias son muy entretenidas, sin pretensiones, pero con mucha fuerza,  ideales para momentos en los que no puedes embarcarte en una lectura más compleja, o para leer en la playa o la piscina.  
Si no sois conocedores del personaje, como me pasaba a mi, no dudéis en darle una oportunidad. Este nuevo proyecto de Sportula es fantástico para introducirse en la era Hibórea. Por Crom, que lástima no haberlo descubierto antes...