diumenge, 29 de gener de 2023

Recomendaciones de cómics - 1

Dos de las entradas más visitadas del último año en el blog han sido las que dediqué hace unos años a cómics de superhéroes y a cómics de novela negra. Me sorprende, ya que no es una temática a la que dedique mucho espacio en el blog. Pero sí que dedico una parte importante de mi tiempo de lectura a los cómics, arrasando las bibliotecas cercanas a mi ciudad, así que, como tengo mucho material, he decidido hacer una serie de entradas recomendando aquellas historias gráficas que hayan sido de mi agrado. Esta va a ser la visión de un lector no experto en este formato, reconozco que tengo muchas lagunas. Y tampoco esperéis novedades, seguramente aparecerán historias que se han publicado hace ya muchos años, pero que yo he descubierto hace poco.


Inauguro la sección con Hay algo matando niños de James Tynion IV, autor ganador de un Eisner y que es uno de los guionistas de moda. La premisa del cómic se basa en que los monstruos son reales, se alimentan de niños y solo pueden ser vistos por algunas personas. Existe una sociedad que tiene como objetivo localizar donde se están manifestando y acabar con ellos, la Casa Slaughter. En el primer arco argumental de 15 números  veremos como algunos monstruos hacen su aparición en un pacífico y típico pueblecito  de Estados Unidos, y cómo llega Erica Slaughter, la heroína de la historia, dispuesta a eliminarlos. Es una historia muy dinámica, con un dibujo y una maquetación que calificaría de moderna para mis estándares y con momentos divertidos, sorprendentes, sangrientos y terroríficos. Seguramente no hacían falta 15 números para explicar lo que explica, pero el arco queda cerrado de forma satisfactoria y promete nuevas emociones en los números posteriores, que ya tengo en mi lista.

La combinación de Ed Brubaker y Sean Phillips es una apuesta segura para pasar un buen rato. Hay algunas de sus obras que son memorables, otras, como mínimo, entretienen. Mal momento, mal lugar está en una posición intermedia. En estas dos historias conectadas conoceremos algunos aspectos más sobre la familia Lawless, protagonistas de varios de los tomos de Criminal. Las historias están conectadas por fragmentos de cómics pulp que los personajes están leyendo en esos momentos, destacando un trasunto de Conan. Esta estrategia narrativa  la utilizaron también con mucho éxito en la genial Pulp. A destacar la resignación y la madurez del pobre joven que tiene que acompañar a su padre gangster en sus trapicheos, como muestra la portada.

Leí Mi amigo Dahmer de Derf Backderf antes de ver la serie de Netflix sobre este asesino en serie. Me hizo gracia ver cómo adaptaban algunas de las escenas del cómic a la pantalla, aunque, lógicamente, no es la parte más esencial de la trama de la serie. No esperéis una historia macabra y sangrienta; el autor coincidió con Dahmer en el instituto y el cómic narra algunas anécdotas de esos años, con Dahmer más como personaje secundario que como protagonista. Es un comic en blanco y negro, con un dibujo sencillo de un estilo particular, en el que el autor decide afear a los personajes con extremidades y rasgos faciales muy exagerados. Es una historia entretenida y la recomiendo si os ha gustado la serie,  pero me han gustado más otras obras del autor, como Basura.
Eso sí, las  últimas páginas, en las que el autor describe cómo se enteró en una conversación telefónica que uno de sus compañeros del instituto era un asesino en serie y cuando le piden que adivine quién, que Dahmer no fuese su primera opción, me parecieron geniales (y algo preocupantes para la sociedad americana). 

Joe Hill  nos ofrece en Un cesto lleno de cabezas  una historia terrorífica, aunque muy divertida y original, con algunas referencias a las obras de su insigne padre. June es una joven universitaria que va a visitar a su novio Liam, que ha estado todo el verano trabajando como ayudante de  policía en una isla del estado de Maine. Unos presos se fugan durante un traslado y June se ve envuelta en una trama de corrupción y violencia de la cual sale algo perjudicada, pero airosa, gracias a un hacha con poderes mágicos. Me ha entretenido mucho el humor macabro y la crueldad cómica de algunas de las situaciones. El dibujo de Leomacs le da un toque ochentero perfecto para  la historia. Me confirmo en que Hill me gusta más como guionista de cómics que como novelista.

Termino con Black Magick, de Greg Rucka, que nos presenta una mezcla extraña de muchas temáticas que podría haber salido muy mal, pero que resulta muy entretenida. Rowan black lleva una doble vida. Es policía de la ciudad de Portsmouth, pero también es una bruja de vida milenaria con poderes mágicos muy potentes. La trama se inicia cuando en un atraco con rehenes el atracador pide hablar con ella y le revela que conoce su secreto. Asesinatos rituales, aquelarres, luchas mágicas, sectas centenarias secretas... muchos ingredientes y, de momento, bien conjuntados para crear una historia intrigante. Tengo ganas de leer el segundo volumen. El dibujo de Nicola Scott, muy detallista y en tonos sepia es el complemento perfecto para la historia.

diumenge, 22 de gener de 2023

5 podcasts de ficción - Volumen 2

Hace unas semanas hice una primera entrada sobre un formato que he descubierto hace poco y que me está proporcionando muy buenos momentos de entretenimiento, los pódcast de ficción. Hoy os ofrezco una segunda parte, con historias de temáticas y géneros más diversos que en la primera, que estaba centrada en la ciencia ficción.

El primero que quiero destacar es Biotopía,  de Manuel Bartual. Es una historia muy compleja y elaborada y muy difícil de describir. Biotopía es un centro de investigación en el que, no se sabe bien como, se puede modificar el tiempo, el espacio y la materia. Muchos científicos trabajan y viven en este centro, pero deben seguir unas extrañas y estrictas normas de comportamiento. Los viajes en el tiempo, las paradojas, el mundo de los sueños, la translocación de la materia, las inteligencias artificiales y muchos otros temas típicos de la ciencia ficción están en el orden del día de los habitantes de esta extraña ciudad. La historia está narrada a través de un noticiario que ofrece información, entrevistas y comentarios de los oyentes. Es una historia coral, con muchísimos personajes y con un sentido del humor con un toque surrealista que me ha encantado. Al principio parece que la trama esté basada en  sketches independientes, pero a medida que pasan los capítulos acaban siendo gags recurrentes y en el capítulo final todos encajan con la precisión del mecanismo de un reloj. ! Está todo tan trabajado que incluso tienen merchandising! Tiene dos temporadas y, aunque solo he escuchado la primera, os lo recomiendo sin ningún tipo de duda. Al contrario que la mayoría de  podcast los episodios son largos, algunos de casi una hora, por lo que los estoy dosificando para los momentos idóneos para poder terminarlos de una sentada. La verdad es que no entiendo como no había oído hablar de este producto hasta ahora. Lo encontraréis en Ivoox o Spotify.

Pasamos a terreno internacional con Caso 63, del chileno Julio Rojas, un producto que ha tenido mucho éxito y que ya se ha traducido a otros idiomas. Una psiquiatra debe tratar a un paciente que ha aparecido desnudo y desubicado en un lugar público y que declara ser un viajero del tiempo que viene del año 2062. Pronto descubriremos que la doctora tiene que ayudarle para poder salvar el mundo. En la primera temporada la trama está centrada  en los diálogos entre estos dos protagonistas, en las dos siguientes aparecen otros personajes. Una historia de viajes en el tiempo y universos paralelos muy intrigante, con muy buen ritmo y un buen uso del suspense (ayudado por una insistente e inquietante banda sonora) y del cliffhanger. Lástima que al final me he quedado con la sensación de que abusa un poco de los giros y contra giros en la trama; a veces menos es más. Tres temporadas de episodios muy cortos que encontraréis en Spotify.

Guerra 3 de Jose Antonio Pérez Ledo es un thriller de espionaje e intriga política, un género que, de momento, no abunda en este tipo de formato. Una periodista es invitada a Corea del Norte para cubrir un festival de gimnasia, pero acaba descubriendo una situación que, cuando se hace pública, provocará la tercera guerra mundial. Ofrece buenas interpretaciones, excelente ambientación, giros sorprendentes, pero a veces pide suspensión de la incredulidad para poder entrar en el juego que ofrece. Seguramente es la obra que sigue una estructura más clásica de lo que he escuchado de este fantástico autor. Tres temporadas que encontraréis en Spotify y en Ivoox.


El sonido del crimen, creado por Maria Mínguez, es una historia policíaca sobre la desaparición de una joven alumna de la facultad de matemáticas. El planteamiento me ha parecido bastante original, ya que seguiremos la investigación a través de los policías técnicos que analizan los archivos de audio para encontrar indicios que puedan seguir los investigadores y que se puedan utilizar en un juicio como pruebas. El caso queda resuelto, pero deja abiertas opciones para una continuación. Seis episodios cortos, ideal para escuchar de un tirón. Lo encontraréis en Spotify.

El terror es un género que da mucho juego en este formato. Decidí probar con el género zombi con Informe Z, de Teo Rodríguez, un autor que ya conocía. Era un poco escéptico porque pensaba que los zombis básicamente dan miedo por el aspecto visual, pero debo reconocer que el autor y el reparto consiguen crear esa sensación agobiante de supervivencia al extremo típica de este género.  La historia narra el inicio de una plaga zombi: el origen del virus, las primeras víctimas, los supervivientes, los intentos de contención... En la primera temporada el escenario es una escuela de primaria, y en la segunda la plaga ya llega al medio urbano y creo que mejora a la primera. Es entretenida, con guiños a los aficionados al género y genera tensión en el oyente, pero la estructura narrativa a base de flashbacks resulta un poco confusa y a veces la información se repite demasiado (supongo que pensando en los que escuchan los episodios separados, no en los que hemos hecho un atracón).

dimecres, 18 de gener de 2023

La vieja sangre - Alfredo Álamo

Hoy hablaremos con Álfredo Álamo de su último libro, La vieja Sangre, publicado por Orciny. Es una colección de relatos de fantasía urbana con un punto de terror situados en el mismo escenario y que comparten personajes de forma tangencial. Es un libro que me ha sorprendido gratamente y del que he disfrutado un montón. Lo compré por una intuición, sin referencias, y he encontrado un escenario fascinante y muy entretenido. Estoy seguro que Alfredo os convencerá para que también lo visitéis en esta entrevista.

Gracias Alfredo por responder a estas preguntas. Eres un escritor con una dilatada carrera, tanto en relato como en novela, pero puede que alguno de los lectores del blog todavía no te conozca. ¿Quién es Alfredo Álamo?
Gracias a ti por interesarte por La vieja Sangre. ¿Quién es Alfredo Álamo? Voy a tener que hacer un poco de introspección. Alfredo Álamo es un francotirador de la literatura, enamorado desde pequeño de la idea de ser escritor. Trabajé casi una década como divulgador literario en Lecturalia, leyendo de todo y viajando por toda España para cubrir premios. Ahora me dedico a escribir lo que me apetece -y así me va-, y he comenzado un proyecto editorial, La Magnífica, junto a mi pareja.
 
A un lector que no haya leído ninguna de tus obras anteriores, pero haya disfrutado mucho con La vieja Sangre, como es mi caso, ¿cuál de tus libros le recomendarías?
Lo más parecido puede ser mi primera novela, Maginot, aunque el ambiente de fantasía urbana es la base de mis dos novelas juveniles, Tormenta y Plaga. En cuanto a mis obras más bizarras, como El detective que tenía mariposas en el estómago y Morder el bordillo, también juegan con el concepto de realidad y fantasía, aunque desde otro ángulo.
 
Últimamente estás publicando mucho con Orciny, una editorial especializada en el género Bizarro, aunque yo me atrevería a decir que La vieja sangre es fantasía urbana. ¿En qué genero te sientes más cómodo como escritor?
Creo que en cualquiera donde pueda meter un punto de terror y sentido de la maravilla. Aunque escriba fantasía épica o ciencia ficción, creo que es una de mis marcas de la casa. El bizarro me permite dar rienda suelta a muchas obsesiones y a un sentido del humor que en otros libros quedaría muy forzado. En realidad me aproximo a cada historia de una manera diferente, creo que es lo que más me cuesta, encontrar el estilo adecuado.
 
Centrémonos en tu último libro, La vieja sangre. Me ha fascinado la ambientación, los personajes y muchas de las historias. Muchas felicidades. ¿De dónde surgió la idea de crear una cara mágica y oculta de uno de los Barrios de tu ciudad, Valencia?
Creo que empecé pensando en el concepto de la responsabilidad social del escritor, de cómo, en ocasiones, podemos usar el altavoz que somos para dar a conocer los problemas que nos rodean. Mi barrio tiene bastantes problemas y, además, es un sitio peculiar. Así nació Cuchara de plata, el primero de los cuentos que escribí en esta línea.
 
Precisamente este relato ya lo había leído hace unos años en la antología Dark Fantasies. ¿En esos momentos ya tenías la idea de este proyecto? Si no es así, ¿cómo surgió la idea?
Cuando escribí Cuchara de plata me quedó claro que ahí había más material que explorar. Hacía tiempo que no escribía cuentos, venía de terminar un par de novelas, y empecé a darle vueltas a nuevas ideas. Escribí un par de cuentos más y gané el Domingo Santos con Carne de yonqui. Fue entonces cuando decidí dedicarle tiempo al proyecto, pensado como una antología. Luego tuve la suerte de que la idea cuajó en Orciny, donde publiqué alguno de los cuentos en su Inner Circle con buenas críticas, y eso me permitió ir creando nuevos cuentos alrededor de ese Cabanyal fantástico.
 
¿Tenías todos los personajes e historias planificadas o el lore ha ido incrementando a medida que escribías nuevos relatos y has modificado las antiguas para que todo encajara?
En principio solo tenía la idea de la estructura del Cabanyal oculto y algunos puntos sobre las relaciones entre los personajes. A medida que fui escribiendo amplié los detalles, los poderes secretos, los lugares extraños; al terminar, después de casi tres años escribiendo, tocó revisar los cuentos para lograr darle un toque homogéneo. Y doy gracias a la gente de Orciny y al corrector, Juanma Santiago, que me echaron una mano para que todo quedara perfecto.
 
¿Has tenido algún feed-back de la gente que vive en el barrio y que haya leído el libro?
Pues todavía no, pero tenemos una presentación el 4 de febrero en la única librería del barrio, así que espero recibir opiniones a partir de ese momento.

Uno de los aspectos que más me ha gustado es la idea de los personajes de la vieja sangre que conocen los trucos y la magia y que se ciñen por unas reglas de trato justo y de venda de favores, con un argot tan característico. ¿Ha sido totalmente invención tuya o te has basado en algún tipo de leyenda o historia existente?
Es una invención mía, basada en la idea de la nostalgia y el pasado perdido, algo que se da en sitios con tanta historia, vida y decadencia como el Cabanyal. Es un sitio cargado de recuerdos, así que me pareció lo más lógico que eso fuera moneda de cambio. El lenguaje también es cosa mía, me pareció que buscar contrastes entre el realismo más crudo y una manera de hablar, y narrar, peculiar, quedaba muy bien. Por otro lado, hay personajes y situaciones entresacadas de las historias que cuentan mi padre y sus amigos, todos por encima de los 80 años, y que son una fuente inagotable de sabiduría.
 
En algunos momentos el libro me ha evocado a Neverwhere, de Neil Gaiman. ¿Estás de acuerdo? ¿Hay alguna obra que crees que haya influido en la escritura de los relatos?
Sí, claro, Neverwhere es una referencia clave para cualquiera que escriba fantasía contemporánea. Creo que otras obras que me han influido para esta narración podrían ser Gormenhast y varios libros de China Mieville.
 
Me apunto Gormenhast, que no lo conocía. ¿Tienes especial cariño a alguno de los relatos?
Me gusta mucho El trap del último aliento porque hago cosas que muchos escritores te dicen que no tienes que hacer nunca, aunque Carne de yonqui ganó el Domingo Santos y eso es algo que me alegró muchísimo.

La única crítica que tengo sobre el libro es referente a la inclusión o posición de uno de los relatos: el primero, Musas, que opino que no tiene tanta relación con el resto de las historias, por lo que el lector realmente no se introduce en el universo y descubre que realmente está todo relacionado hasta que llega al cuarto o quinto relato. ¿Eras consciente que esto podía pasar?
La verdad es que no, cuando ordenamos los cuentos al final decidimos hacerlo de una manera cronológica, aunque es cierto que la época de Musas es muy anterior al resto, y puede que esto sea lo que más se nota. Además, Musas es un guiño a una novela ambientada en el mismo mundo, pero centrada en un grupo de after punk en los inicios de la Ruta del Bakalao. Al no ser el primero que escribía -ni que leíamos-, quizá no lo vimos tan alejado del resto.
 
¿Podemos tener la esperanza de regresar como lectores a El Cabanyal? (di que si…)
Tengo un par de ideas para relato corto, pero hoy en día no sabría dónde colocarlas. Con el tiempo supongo que iré dándoles forma y… bueno, a esperar.
 
¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto?
La verdad es que el trabajo en La Magnífica me está ocupando gran parte del tiempo que le dedicaba a escribir como un poseso, pero este año tiene que salir una novela más, quizá más realista que el resto, un relato en la antología de Obscura sobre terror y ciencia ficción, y la adaptación de Las fuentes perdidas, de José Antonio Cotrina, de la que me he encargado de hacer el guion.
Estoy perfilando esa novela de la que te he hablado, y tengo un par de frentes abiertos, uno de fantasía y otro de ciencia ficción, pero todavía en una fase embrionaria. También es cierto que yo dejo las ideas dar muchas vueltas hasta que me centro y, entonces, me dedico a ellas como si no hubiera un mañana.
 
Estaré atento. Si quieres añadir alguna cosa más…
Poco más, darte de nuevo las gracias y animar a todo el mundo a que se acerque a La vieja sangre. Creo que es de lo mejor que he escrito y espero que pueda llegar a todos los aficionados a la literatura fantástica.

Me sumo a la recomendación. Gracias por tus respuestas, Alfredo.

dissabte, 14 de gener de 2023

Lancolía - Santiago Eximeno

Soy un gran admirador de la obra de Santiago Eximeno, pero ya hacía tiempo que no leía nada suyo. Me llamaron mucho la atención la sinopsis y algunos comentarios sobre Lancolía, su última novela publicada por Dilatando Mentes, y decidí comprarla. Esperaba encontrar una historia de ciencia ficción. Oscura y con el toque personal de Eximeno, pero ciencia ficción.

Qué iluso que soy. La historia me ha gustado mucho, es una mezcla de géneros singular y fascinante, pero de ciencia ficción, poca. De hecho, es lo más extraño que he leído del autor, y eso es mucho decir.
La novela narra el viaje de la nave espacial  Lancolía, que surca un espacio sin estrellas, negro como la brea, siguiendo un punto de luz roja, un planeta que es su destino y su esperanza. No  es una nave al uso: es  más ciudad que nave, más orgánica que metálica y más mágica que racional. Seguiremos su viaje a través de la visión de varios de sus habitantes. La historia es coral, con muchos puntos de vista diferentes que dan una visión de conjunto del presente de la nave y de parte de su tortuoso pasado. 
Es una historia episódica y a medida que la narración avanza, mientras descubrimos nuevos tripulantes y sus historias, incrementa la sensación de extrañeza. No es una extrañeza de las que te saca de la historia, sino de las que te atrapa y provoca que quieras saber más del escenario. Me ha evocado en algunos momentos a la última novela del autor que había leído, Umbría

También quiero destacar que hay varias capas de lectura; en la novela encontraremos crítica social, tanto hacia el poderoso como hacia el que se deja dominar sin protestar, así como referencias al enfrentamiento entre ciencia y creencia y a que no aprendemos de los errores de nuestros antepasados.
La novela es corta y queda bien cerrada, pero me quedo con la sensación de que con algunas páginas más habrían lucido más algunos personajes, sus motivaciones y algunas de las situaciones en las que se encuentran. 

A mí me ha encantado la experiencia, pero no me atrevo a recomendaros la lectura sin algunos matices. Para disfrutar la novela tienes que aceptar el juego que propone el autor y dejarte sorprender. No es una historia fácil y es de esas que le das vueltas muchos días después de acabar su lectura. Hay muchas escenas oscuras, viscerales e incluso desagradables, pero la experiencia vale la pena. Seguiremos pendientes de las novelas de este fantástico escritor.

dissabte, 7 de gener de 2023

5 Podcast de ficción

Este año los reyes le han traído a mi padre un (otro) transistor. Siempre le he visto con la radio arriba y abajo por casa o cuando está trabajando en el huerto, ahora que está jubilado. De tal palo, tal astilla. Yo también voy siempre con los auriculares, aunque hace tiempo que ya no escucho la radio, sino pódcasts de temas muy variados, relatos o audiolibros. La ficción escrita pasada a audio me gusta mucho y soy un gran consumidor, pero siempre me quedo con la sensación que no se disfruta tanto como con la lectura, no es el formato para el que ha sido pensada la historia. Hace poco he descubierto los pódcasts de ficción sonora, un producto que está en auge y en el que las historias están diseñadas para ser escuchadas, en un formato muy cómodo de episodios de veinte-treinta minutos y temporadas cortas. 
He de reconocer que me ha sorprendido mucho la calidad que tienen la mayoría, tanto por las tramas como por los montajes de sonido y  las actuaciones de los actores y actrices. Estoy muy enganchado a este formato y me apetece hacer esta entrada para compartir con los lectores del blog algunas de las historias que más me han gustado, por si hay algún despistado como yo que no las conoce.

Comienzo por Santuario, creado por Manuel Bartual y Carmen Pacheco y que podéis encontrar en Audible. Es una historia de ciencia ficción que toca varios de los tropos del género: límites de la investigación científica, inteligencia artificial, sociedad distópica...  La contaminación del medio ambiente ha provocado que las mujeres pierdan los hijos durante el embarazo. Por eso, cuando una mujer está embarazada, es internada en unas instalaciones médicas y asépticas, los santuarios, en las que la monitorizaran y ayudaran durante el proceso de gestación. Pero nada es lo que parece. Historia adictiva, con muchos giros sorprendentes y con una estructura narrativa bastante original en los primeros episodios. Como pega voy a decir que no me ha convencido del todo la resolución de la trama.

El gran apagón, creado por José Antonio Pérez Ledo, no es una historia de ciencia ficción per se, pero especula con las consecuencias de la llegada de una tormenta solar muy intensa que provoca un gran apagón eléctrico que dura semanas. La historia es muy diversa y está explicada a través de grabaciones de emisiones de programas de radio o televisión, llamadas telefónicas, registros de entrevistas, actas de reuniones... conectadas por las explicaciones de un narrador espectacular. Es una historia muy fragmentada y coral, cosa que ayuda a que sea tan entretenida, pero también provoca que algunas de las tramas tengan menos interés que otras. Aparte de la estructura narrativa, me ha gustado que huye de los tópicos del género postapocalíptico y se centra más en las teorías de la conspiración y en las investigaciones de abogados, periodistas o detectives. Consta de tres temporadas de un nivel parecido, aunque puede que la tercera sea un poco más floja, y lo podéis encontrar en Ivoox o en Spotify.

La firma de Dios también ha sido escrita por José Antonio Pérez Ledo. En 2024 irrumpe una nueva pandemia, pero los investigadores pronto descubrirán que su comportamiento epidemiológico parece responder  a una voluntad consciente. Me ha gustado mucho la estructura; la trama está narrada a través de entrevistas a personajes que han tenido que ver con las investigaciones sobre la pandemia realizadas varios años después de su origen.  Cada episodio está protagonizado por un personaje diferente, y con un enfoque diferente de las consecuencias de la situación. Me ha encantado como la trama evoluciona episodio a episodio, tanto por el uso del tiempo como por los múltiples aspectos que trata. Creo que la podríamos considerar ciencia ficción hard en algunos momentos. A destacar las interpretaciones y el montaje. Una sola temporada que podéis encontrar en Ivoox o en Spotify.

La esfera, creado por Polo Menárguez, tiene una estructura narrativa más clásica. Es un thriller con un ritmo muy ágil y una pareja de protagonistas con buena química. La historia se basa en la premisa que los OVNIS existen y nos visitan a menudo, y los pilotos comerciales se encuentran habitualmente con ellos. Una policía que está superando un trauma personal se incorpora a un nuevo trabajo policial en una unidad desconocida, esperando realizar labores de oficina, pero algunas sorpresas la esperan. Para empezar, su compañero, un veterano policía que va en silla de ruedas interpretado por Luís Zahera, un actor que me encanta. La parte final es un poco apresurada, pero el final me ha sorprendido. Una sola temporada, de momento, que podéis encontrar en Ivoox o en Spotify.


Acabo amb un pòdcast en català, 
La Torre de Vidre, escrita per Albert Sánchez Piñol i que trobareu a la web de Catalunya Radio. No m'ha acabat de convèncer, però m'ha vingut de gust incloure-la en aquesta entrada. És una història de supervivència post-apocalipsis en la que el planeta Solaris (sí, el planeta Solaris), fa d'observador i narrador de les aventures d'un petit grup de supervivents que viuen a la ciutat de Barcelona, infestada per uns petits monstres carnívors als quals anomenen Gollums. Tot i que les interpretacions són magnífiques i fa goig d'escoltar, els personatges estan molt exagerats i la trama és excessivament lisèrgica i surrealista pel meu gust. 

dimarts, 3 de gener de 2023

El mar de la tranquilidad - Emily St.John Mandel

Inauguro las entradas de 2023 con uno de esos libros que, sin hacer excesivo ruido, estoy convencido de que va a hacerse un hueco en las nominaciones a los grandes premios de este año. 

No había leído con anterioridad nada de Emily St. John Mandel, aunque sus dos primeras novelas, sobre todo Estación Once, tuvieron buena acogida entre mis opinadores de cabecera. Hace tiempo que la tengo en mi lector, pero estoy dudando de si leer el libro o ver la adaptación que ha realizado HBO.
Creo que el mejor consejo que puedo daros es que leáis El mar de la tranquilidad sin conocer mucho de la trama. Lo podéis hacer en castellano con traducción de Aitana Vega gracias a Ático de los libros (como ha sido mi caso) o en catalán con traducción de Maria Rosich gracias a Chronos. Es una historia que atrapa, que se lee con mucha rapidez, aunque no es una novela sencilla, y que estoy convencido de que no os decepcionará.
Si queréis un poco más de información, os diré que El mar de la tranquilidad es una historia de viajes en el tiempo en el que los personajes recorren varias épocas, desde principios del siglo XX hasta el año 2400. Pero no es solo eso, hay más capas de lectura.

Es difícil ser original en el planteamiento de los viajes en el tiempo, aunque creo que lo consigue gracias a la estructura de la novela y a su resolución. Cuando hablamos de la estructura es inevitable pensar en El atlas de las nubes, de David Mitchell. La novela está construida a partir de episodios ubicados en épocas diferentes, empezando y acabando por la época más antigua de todas. Podríamos definirlo como una estructura concéntrica. 
No esperéis grandes dosis de acción y tensión, lo que narra en las diferentes etapas tiene un tono más bien costumbrista, pero los personajes son carismáticos y bien definidos  y consigue mantener la intriga y el interés del lector. 


No todas las épocas tienen el mismo interés y creo que una de ellas, la de un personaje secundario llamado Mirella, no acaba de encajar del todo en el conjunto, aunque entiendo el objetivo de la autora incluyéndola. (Edit: una vez publicada esta entrada me han comentado que este personaje está relacionado con su novela anterior, El  Hotel de Cristal, que no he leído. Me gusta cuando los autores relacionan sus historias entre ellas, pero sigo pensando que no acaba de encajar.)
El otro gran mérito de la novela es su resolución. Deja todos los hilos bien atados y ha conseguido sorprenderme, cosa que cada vez cuesta más. 
Hay que estar pendiente de los detalles para seguir la historia, pero no de una forma tan abrumadora y exigente como en Las luminosas de Lauren Beukes, novela que también me ha evocado en algún momento de la trama.

En definitiva, una novela totalmente recomendable. Una historia entrañable, original y sorprendente y de una longitud perfecta para disfrutarla en un fin de semana. Ha ganado el premio a mejor novela de ciencia ficción del año en Goodreads, pero apostaría a que no va a ser lo último que gane. 

dijous, 29 de desembre de 2022

Mare - Isabel del Río

Avui comentarem amb Isabel del Río la seva darrera novel·la, MARE, una història sorprenent que hibrida gèneres i que presenta tot un repte pel lector.

Hola Isabel. Moltes gràcies per respondre aquesta entrevista. He de reconèixer que quan va sortir Mare al mercat em pensava que era la teva primera novel·la publicada. Després he vist que ja fa molt temps que escrius i que tens una obra dilatada. Quina de les teves altres novel·les recomanaries a un lector que estigui interessat en la teva obra després de llegir MARE?
 
Moltes gràcies per convidar-me. MARE barreja diferents gèneres, pel que, després de llegir-la —i d'haver-la paït— potser recomanaria els relats d'En la casa de Ícelo (InLimbo Ediciones). Allà hi trobareu obscuritat, angoixa i alguns dels temes que toca MARE, i uns quants més, des d’altres perspectives.
Si el tema dels mons paral·lels i dimensions múltiples us interessa, també podeu entrar a La casa de la torre —fantasia urbana / terror—, a Rojo sobre Negro —fantasia urbana i fosca— i a El señor del viento —fantasy—. Comento els tres perquè, tot i ser personatges, aventures i viatges diferents, tots ells són mons que comparteixen univers, com es pot veure en una de les escenes de Rojo sobre Negro.
 
Pel que he vist toques el terror, la fantasia i la ciència-ficció. Hi ha algun gènere en el qual et sentis més còmoda o que predomini en la teva obra?
 
El terror és part de mi, de la mateixa manera que la poesia que, de fet, va ser el primer que vaig escriure; relats curts de terror i poemes.
Com a lectora i escriptora no diferencio gaire els gèneres, tant m'interesso per l'espai profund com per les cases encantades o passo a llegir un assaig sobre mitologia o astronomia. Penso que la imaginació i la curiositat són les dues eines que han portat l'ésser humà fins on és —per a bé i per a mal—, i m'agrada seguir els meus instints.
 
Centrem-nos en MARE, la teva darrera novel·la, publicada en Specula, una editorial
 d’aparició molt recent, però amb un projecte ambiciós. Ens pots explicar com es va originar el projecte?
 
Tot culpa d'en Jordi. Bé, vam coincidir amb en Jordi Casals en un parell d'ocasions —al Festival 42, com a company d' El Biblionauta i a una presentació a Gigamesh— i en totes va comentar el projecte. Em va semblar un encert i també vaig pensar que eren molt valents, perquè apostar per literatura de gènere i,  a més, d'autors de casa i en català, tots sabem que és complicat i no saps quina alegria em dona veure la bona rebuda que ha tingut l'editorial!!
En Jordi em va preguntar si tenia res entre mans i en un principi vaig dir que no, perquè soc molt perfeccionista i em costa molt deixar anar una història. Tot i això, el tercer cop que vam coincidir vaig comentar-li que tenia una novel·leta entre mans, que feia cinc anys que hi treballava, i que era una anada d'olla molt grossa. I em va demanar que li enviés.
Poc després em va escriure per dir-me que ell i en Marc Moreno estaven al·lucinant i que volien que formés part dels primers llibres d'Spècula.
Treballar amb l'equip que conforma l'editorial ha estat una passada, des dels primers comentaris dels editors fins a l'edició, la portada de l'Alex Saltaló, les correccions de l'Irene Solànich...
 
M’ha agradat la novel·la, tot i que m’ha deixat una mica descol·locat i donant tombs a alguns aspectes de la trama. Tinc dubtes de com classificar-la. Hi ha una part important de ciència-ficció, tant space-opera com distopia, però el terror, tant el psicològic com el còsmic, també hi és molt present. Vas voler fusionar diversos gèneres a l’hora d’escriure?
 
Com comentava abans, em deixo guiar pels instints. MARE ha estat un part dur, de cinc anys de feina, perquè la novel·la arribes al públic. A l'inici eren tres llibretes, on les realitats i terrors de la Penèlope van confluir. Després en va ser una de sola i d'allà van caure al teclat i la pantalla.
Quan m'hi vaig posar no sabia si volia fer ciència-ficció o terror o exactament si hi havia una etiqueta que ho pogués descriure. El que desitjava era mostrar uns sentiments, no només meus o femenins, de mares, sinó una energia elèctrica que se sentia, un brunzit de la gent que es queixava en silenci, dels nens oblidats, de tot l'horror que hi ha al nostre voltant cada dia i ens fem els cecs i els sords, mirant pantalles i deixant que ens controlin com a Un món feliç, d’Aldous Huxley.
En aquell moment llegia molt assaig, antropologia i física quàntica especialment, i la deessa del neolític i el paleolític, així com les lleis físiques de la realitat quàntica em tenien fascinada.
Una de les coses que vaig voler fer sentir va ser angoixa i claustrofòbia. A la segona part volia que el lector sentís el mateix que la protagonista, i això va ser molt complex, perquè a l'inici era massa confús. Tot i que cercava aquesta emoció, la confusió, el no saber on/quan/què som, calia que el lector no es deslligués de la història i, en arribar a la tercera part, tot tingués sentit.
Es toquen molts temes, alguns es veuen de seguida, altres hi són amagats i cal llegir entre línies...
En resum, hi ha una mica de tot, esperant al límit de l'esperit crític de cada lector per arribar a ser-ho.
 
Mare està formada per diverses històries que crec que tenen suficient pes per ser històries independents. Tenies els esbossos de les històries i vas trobar la manera d’unir-les, o ja des d’un principi volies fer una història hibridant diverses trames?
 
Tot va néixer d'una, en la mateixa època, desordenat, però en tres llibretes diferents. Tendeixo a vomitar-ho tot, tinc temporades de llegir molt i d'altres intenses que no puc deixar d’escriure. Fins que no acaba aquesta fase, no puc parar-me i veure què hi ha quedat entre les restes del tsunami.
En aquest cas ho vaig veure clar —perquè en el meu cap hi ha molts detalls velats, per deixar espai a les suposicions i judicis del lector—, havia escrit una història en tres parts desordenades i calia fer feina per filar-ho tot.
 
Tinc la sensació que encaixar totes les peces va requerir molta planificació. Ha estat una història difícil d’escriure?
 
D'escriure no, però de donar la forma adient per arribar als lectors sí. De fet, els editors d'Spècula em van ajudar molt comentant-me en quins punts els hauria agradat tenir més informació. Per exemple, dels sastres i els éssers comuns se sabia molt poc en el primer manuscrit.
 
La primera part de la història és la que podríem classificar com una ciència-ficció més clàssica, i l’escenari que has dissenyat m’ha semblat molt interessant. Em va semblar molt arriscat el canvi tan brusc que es produeix en el primer terç del llibre
 i deixar de banda un escenari que podia donar tant joc. Crec que alguns lectors es poden sentir descol·locats. N’ets conscient?
 
És el que demanava la història per poder evolucionar, sense aquest trencament no existiria el joc posterior ni els mons i temes que s'hi exploren.
M'encanta la ciència-ficció i m’encanta el cinema del gènere, però sentia que no podia quedar-me en aquest punt confortable i havia d'incomodar els personatges i el lector perquè tot esclates.

És una novel·la que a moments genera confusió i s’han de rellegir algunes pàgines per acabar de tancar el cercle, no et pots despistar. Tinc ganes de parlar en persona amb altres companys que l’han llegida per compartir l’experiència i interpretacions. És un efecte premeditat o t’han sorprès els comentaris que fan referència a aquest aspecte?
 
Les dues coses. Sempre he pensat que, qualsevol obra d'art, sigui un quadre, una cançó, un llibre..., no acaba quan l'autor hi posa el punt final, sinó que es tanca una i una altra vegada amb cada ment que el copsa, amb cada lector. No m'agrada donar-ho tot per fet i deixo al bagatge de cada un perquè trobi les seves pròpies conclusions, que creï les seves pròpies imatges.
I m’encanta que em sorprenguin, quan parlen de referents que potser ni he llegit, o veuen coses que només insinuava o que, fins i tot, jo no hauria arribat a veure sense la mirada d'aquest lector en concret.
 
També coincideixo amb altres companys que en alguns moments la història és angoixant i claustrofòbica i ho fa passar malament al lector. Interpreto que també és un efecte buscat.
 
Sí, com comentava abans, aquestes sensacions son part del que buscava.
 
En el llibre fas esment directe a algunes obres de ciència-ficció, però n’hi ha d’altres que em fa la sensació que també hi són referenciades de forma implícita. Ens podries dir si hi ha algunes obres que creus que hagin influït en la novel·la? I en la teva obra en general?
 
Els meus referents sorprenen perquè potser no són els que s'esperen en aquest cas, però a Mary Shelley, per exemple, li dedico un capítol. Vaig estudiar filosofia i Mitologia i literatura, i totes aquestes lectures i referents hi són, com les obres de teatre que llegia i rellegia de nena, apassionada per Shakespeare, els relats de Borges, els poemes de Pizarnik... Descobrir a Octavia E. Butler amb Alba, publicada per Mai Més Llibres, em va fer veure la ciència-ficció d'una altra manera, i Úrsula K. Le Guin és tan culpable com Shiley Jackson.
 
Per acabar, Isabel, com veus el panorama de gènere en català? Hi ha algun autor o autora al que segueixis especialment i vulguis recomanar-nos? I en l'àmbit  internacional?
 
Penso que el gènere en català ara mateix té una oferta que, fa uns anys, no podíem ni imaginar. Producció pròpia i traducció amb editorials que estan fent una gran feina.
Entre els autors de casa i en català que recomano hi ha la Inés Macpherson, a qui conec des de fa un munt d'anys i ens uneix la passió per la foscor literària. De fet, fins i tot vaig ser editora d’un relat seu, fa molts anys, i tinc moltes ganes de llegir la seva novel·la, també amb Spècula. En Marc Pastor és un altre autor que segueixo ben de prop d'ençà que vaig llegir Farishta, i tinc moltes ganes de veure amb què ens sorprèn. I l'Ivan Ledesma és un nou amor, perquè amb els seus últims llibres m'hi he enganxat, trobant ressonàncies molt interessants. Podria seguir i seguir..., però mai acabaria, n'hi ha masses.
Per a l’internacional, com ja he dit, tinc especial predilecció per les traduccions d'Octavia E. Butler de Mai Més Llibres i les d'Úrsula K. Le Guin de Raig Verd, però no són noves veus, ja que formen part del nostre inconscient col·lectiu.

Moltes gràcies, Isabel. Molta sort en els teus projectes!