dilluns, 26 d’agost de 2019

Santiago: un mito del futuro lejano - Mike Resnick

Mi experiencia lectora con la obra de Mike Resnick siempre había sido satisfactoria. Ya lo conocía antes de escucharlo en la Catcon de 2017, pero a partir de ese momento mi interés por su obra incrementó de forma exponencial. He leído varios de sus relatos en diversas antologías, y siempre han sido de los que más me han convencido del conjunto. Considero que Kirinyaga es una obra maestra, una lectura imprescindible que ha sido una de las historias que más me ha llegado en los últimos años. Y Marfil, aunque es una obra menor en comparación, es una lectura también totalmente recomendable. Por estos motivos abordé la lectura de Santiago: un mito del futuro lejano, publicada ya hace unos años por NOVA con traducción de Elsa Mateo con muchas ganas. Lamentablemente las virtudes que presenta la novela no compensan los defectos y ha sido una lectura un poco decepcionante.

La novela forma parte del universo Birthright, un inmenso paraguas espacial y temporal en el que Resnick da cobijo a gran parte de su obra de ciencia ficción. La humanidad se ha expandido por la galaxia colonizando muchos mundos y relacionándose (a menudo de forma violenta) con seres alienígenas. La acción principal se desarrolla en el borde más externo de la galaxia, en la frontera interior, donde la civilización no se ha consolidado y prevalece la ley del más fuerte y hay mucho terreno por explorar. En estos confines plagados de ladrones, estafadores, asesinos y cazadores de recompensas hay una figura que destaca sobre las demás: Santiago. Sus acciones delictivas son famosas y han tenido repercusiones en los planetas más civilizados, por lo que el precio de su cabeza es muy elevado. El problema es que muy poca gente sabe quien es y su figura está envuelta en un halo de mito y leyenda. Seguiremos las aventuras de varios personajes en  busca del paradero de Santiago, cada uno con sus motivos personales. 
En el fondo es un Western trasladado al espacio y, aunque el escenario y el planteamiento son interesantes, no acaba de sacarles el jugo. Debido al gran secretismo que envuelve la existencia de Santiago los protagonistas viajan de un planeta a otro siguiendo las pistas que les proporcionan algunos personajes pintorescos de la galaxia. Una y otra vez, de forma que acaba siendo muy repetitivo aunque el autor intente colocar algún mínimo giro en la trama. Dan tantas vueltas y visitan a tantos personajes que los que son interesantes y originales quedan diluidos en el conjunto y no les saca el rendimiento que podrían tener. Creo que la historia tiene mimbres para hacer una buena novela corta, pero en el formato de novela larga es reiterativa.
También me han sacado de la historia los nombres de los personajes. El pájaro cantor, La rosa de los sargazos, La Reina Virgen, El alegre botinero...(¿que caray es un botinero?). Son excesivos y en algunos momentos me han resultado cómicos.
A su favor diré que presenta el estilo típico del autor, basado en los diálogos entre los personajes, aspecto en el que es un auténtico maestro, y que la resolución final también me ha parecido muy correcta, aunque no del todo sorprendente. También me ha gustado el recurso del hilo conductor para presentar a los personajes al inicio de cada capítulo: Orfeo negro, el bardo que escribe canciones sobre todos los personajes pintorescos que aparecen en la novela.
En fin, que hasta el mejor escribano hace un borrón. Aunque esta novela me haya decepcionado un poco continuo muy interesado en la obra de Resnick, y ya estoy esperando una antología de relatos que este otoño Edicions SECC va a publicar en catalán con traducción de Edgar Cotes. Seguro que aparecerá por aquí.

dilluns, 5 d’agost de 2019

La quema de Cíbola - James S.A. Corey

NOTA: Hoy voy a hablar sobre la cuarta novela de The Expanse, de James SA Corey, y en esta entrada es posible que aparezcan comentarios de las novelas anteriores.

Tiene mucho mérito escribir una saga de la envergadura de The Expanse, conseguir mantener el nivel en todos los volúmenes publicados y, además, lograr sorprender al lector. Son novelas sinceras y con pocas pretensiones, block-busters de entretenimiento puro, lecturas desengrasantes, pero también proporcionan momentos de especulación científica y social muy interesantes (aunque no les acaben de sacar todo el jugo. creo que el interés de los autores va por otros derroteros). 
La saga estará formada por nueve novelas (la novena se va a publicar en 2020) y varias novelas cortas situadas entre ellas. En España las publica NOVA con traducción de David Tejera, y ya van por el cuarto volumen, La quema de Cíbola
El aspecto que más me gusta de esta saga es la ambientación. La caracterización del sistema solar colonizado, los conflictos políticos y sociales entre diferentes poblaciones humanas, la vida en las naves espaciales y los hábitats... El elemento de misterio lo proporciona la protomolécula de origen alienígena y sus consecuencias sobre la humanidad y el sistema solar. En esta buena ambientación se ubican aventuras y momentos de acción bastante entretenidos, aunque a veces se alargan en exceso. Seguramente lo que menos me convence es lo que tienen en común todas las novelas: los protagonistas con los que seguimos las tramas, la tripulación de la Rocinante. Sobre todo su capitán, William Holden. La primera novela sirve de introducción al universo y los personajes. En la segunda gana mucho peso la parte científica y en la tercera la parte política y religiosa. Aunque todos estos aspectos están presentes en esta cuarta novela, seguramente el aspecto más importante es el social.
Después de los sucesos acaecidos en la tercera novela, que culmina con la construcción de un portal que permite viajar a otros mundos, se abre un panorama esperanzador para la humanidad: miles de nuevos planetas a colonizar, ya no será necesario vivir en hábitats artificiales. Los sucesos de La quema de Cibola tienen lugar en un planeta similar a la Tierra al que llega una expedición científica-empresarial para investigarlo y explotar algunos de sus recursos. Pero el planeta ya está ocupado por colonos "ilegales" procedentes del cinturón de asteroides, y el conflicto estalla entre las dos facciones. Para mediar entre las dos partes las autoridades deciden enviar a Holden al mando de la Rocinante, una decisión como mínimo cuestionable...
La trama es intrigante y llena de giros sorprendentes, y si a las tensas relaciones entre los humanos le añadimos las sorpresas que depara el planeta y sus habitantes queda un cóctel francamente entretenido. Me he quedado con ganas de que la historia explorase más a fondo la nueva ecosfera y las consecuencias de la entrada de los seres humanos sobre ella. 
Es una característica de la saga que cada novela cuente con nuevos personajes. Los de esta novela me han parecido interesantes (con algún matiz relacionado con los enamoramientos súbitos) y me ha gustado que algunos sean personajes secundarios (muy secundarios) que ya habían aparecido en otros libros. Da consistencia a la ambientación y genera una sensación de planificación, aunque acabes pensando que el universo es un pañuelo. También tiene mérito conseguir caracterizar un personaje que dé más rabia que Holden... Me sorprende que después de cuatro libros  todavía no haya utilizado como personajes de punto de vista a los otros tripulantes de la Rocinante. En este aspecto la serie es más coral.
El epílogo presenta una situación muy interesante para explorar en el quinto libro, Nemesis Games. Espero que pronto aparezca por aquí.

dimecres, 31 de juliol de 2019

The violent century - Lavie Tidhar

Llevo ya mucho tiempo comentando por aquí que uno de los autores que más me interesa es Lavie Tidhar. He disfrutado con toda su obra, desde la fantástica colección de relatos estilo fix-up Estación Central hasta las novelas ucrónicas centradas en eventos relacionados con la segunda guerra mundial Unholy Land y Un hombre sueña despierto.  
Hoy voy a comentar The violent century, una novela que ya lleva varios años publicada pero que la editorial Tachyon ha reeditado este verano. Parece que Tidhar se ha especializado en las ucronías, y esta novela no es una excepción. Pero todas sus obras se caracterizan por tener algún aspecto más que "solo" una historia alternativa, y en este caso este aspecto es la existencia de seres humanos con poderes, los Übermensch. Siguiendo las aventuras de varios de estos Übermensch recorreremos gran parte de los conflictos internacionales de la segunda mitad del siglo XX.


La trama se inicia cuando Fogg, un agente de la inteligencia británica con poderes ya retirado es convocado por su antiguo jefe para revisar algunos hechos de la época de la segunda guerra mundial. La trama sigue la revisión de la historia de Fogg y sus compañeros con una estructura narrativa muy peculiar. No sé si es debido a la temática de la historia, pero a mi me ha recordado en todo momento a una estructura típica de cómic. La novela está formada por muchas escenas cortas, con saltos temporales importantes entre ellas, y me ha costado muy poco imaginarme cada escena estructurada en viñetas. El estilo también es muy directo, con frases muy cortas, con pocos diálogos y pocas descripciones, de forma que en algunos momentos recuerda a un guión. En la trama hay varios arcos argumentales temporales que se pueden interpretar fácilmente como volúmenes diferentes de una misma colección. No soy el único que ha tenido esta sensación por tanto interpreto que es algo provocado de forma voluntaria por Tidhar.
Esta estructura tan fragmentada tiene ciertas ventajas (agilidad, ritmo alto...) pero también el inconveniente de la irregularidad que genera. Hay arcos argumentales muy interesantes, pero otros provocan que el ritmo narrativo baje mucho. Por suerte las historias son cortas, pero hay un par de baches en el ritmo que han echo bajar mi valoración global de la novela, sobre todo en la parte final. Me hubiese gustado que profundizase más en algunos arcos, y el que se podría considerar el  principal, el desencadenante de la historia, es el que menos me ha motivado. También me hubiese gustado que algunos personajes secundarios tuviesen más presencia.

Algunos de los superpoderes que exhiben los personajes son reconocibles en superhéroes conocidos del mundo del cómic, otros son realmente originales. Los aspectos que más me han llamado la atención es la forma en que personas normales adquieren poderes, todos de forma simultánea, y el rol de los Übermensch dependiendo de su país de origen y, por tanto, del papel que ocupan en el primer conflicto en el que intervienen, la segunda guerra mundial. Los americanos con trajes de colores y llamando la atención, los ingleses observando y no interviniendo, los de países ocupados formando parte de la resistencia...y, como no, los más crueles y despiadados son los nazis. 
En historias de este estilo es casi inevitable hacer paralelismos con Watchmen. Entiendo la analogía si se tiene en cuenta el amplio alcance temporal de la historia y la importancia de la visión de la política en la trama, pero el tipo de poderes y como se han adquirido me recuerda mucho más a los mutantes del universo de Marvel que a la excelente novela gráfica de Moore.

En definitiva: una fantástica historia de superhéroes, con una estructura muy comiquera, con mucho ritmo y con situaciones muy originales. Lástima que algunos de los arcos argumentales no son tan buenos como otros y el ritmo se resiente. La estructura la veo idónea para hacer una adaptación audiovisual, y espero que alguna editorial se plantee su traducción. Por mi parte voy a continuar pendiente de la obra de este fantástico escritor.

Otras opiniones de la novela: Sense of wonder 

diumenge, 28 de juliol de 2019

Òxid sobre òxids - Maria Hernández

Una de les col·leccions històriques de la ciència ficció en català, la de Pagès editors, canvia de director desprès de 19 anys i 30 novel·les publicades. El company Daniel Genís, responsable de la web de referència El biblionauta pren el relleu d'Antoni Munné-Jordà.

La primera novel·la que es publica en el nou format de la col·lecció és Òxid sobre òxids, la primera obra de Maria Hernández, guanyadora del premi Manuel de Pedrolo 2018.
L'autora i els dos directors de la col·lecció en la presentació de la novel·la a Gigamesh

Ha de ser difícil plantejar una història de ciència ficció original utilitzant com a escenari del planeta Mart, ja que hi ha moltes referències anteriors; des dels autors clàssics com Pohl, Dick, Asimov, Clarke o Bradbury fins a novel·les més recents com les proposades per Stanley Robinson, Ian McDonald o El marciano d'Andy Weir. Tot i que durant la lectura m'han vingut al cap imatges d'algunes d'aquestes obres (i d'altres clàssics de la ciència ficció no relacionats amb Mart), crec que Maria Hernández aconsegueix crear una història amb caràcter propi.
El protagonista de la novel·la és en Iuri, un jove amb poc èxit a nivell personal i professional. Gairebé sense voler és triat i preparat per una empresa privada per formar part d'una expedició unipersonal a Mart amb l'objectiu de fer prospeccions de gas metà. El viatge li serveix al personatge com una fugida endavant enfront les seves problemàtiques personals,  per tant el to de la novel·la és bastant reflexiu i introspectiu.
La història està estructurada en tres parts diferenciades: en la primera part l'autora ens presenta al personatge i coneixem el procés de preparació pel viatge. La segona és el viatge en sí i la tercera l'estada al planeta. 
La primera part m'ha costat una mica. El fet que una persona sense preparació prèvia sigui escollida per fer un viatge d'aquest estil,  la forma en que el preparen i com controlen des de la Terra el viatge i l'estada a Mart em grinyola molt, i fins i tot en alguns moments em vaig plantejar abandonar la lectura, superada la meva suspensió d'incredulitat. Per sort no ho vaig fer. El motiu és que sempre hi havia present com una remor de fons de misteri, una sensació de que hi havia quelcom amagat en la història que volia descobrir i, per tant, vaig continuar la lectura. La brevetat de la novel·la va jugar al seu favor.

No entraré en el que passa en la part final de la novel·la per no arruïnar l'experiència. El que si que us diré és que m'ha convençut (tot i que em grinyola alguna explicació científica) i,  per tant, la valoració global és positiva. Tot i que la història és irregular el que si que m'ha agradat és l'estil de l'autora, li ha sabut donar un to emocionant a una història molt personal, i m'ha mantingut enganxat, i això que normalment a mi aquest tipus de novel·les tant introspectives no m'acaben d'agradar.
Si sou amants de la ciència ficció hard aquesta novel·la no és per vosaltres. Si us agraden les històries psicològiques, reflexives i de caire personal amb ambientacions de ciència ficció, si. Estaré pendent del que publiqui aquesta autora, que promet, així com de les novetats de la col·lecció de ciència ficció.

Altres opinions de la novel.la: El biblionauta.

dimecres, 24 de juliol de 2019

Trilogía de Luna - Ian McDonald

Uno de los libros que estaba esperando con más ganas para leer este verano es Luna Ascendente, la tercera y definitiva parte de la trilogía de la Luna escrita por Ian McDonald. En España la ha publicado NOVA con traducción de Natalia Cervera.
En reseñas y comentarios de las dos primeras novelas se ha comparado esta obra con un culebrón venezolano, con Dune, con Dallas, con el Padrino... y como no, también ha aparecido la inevitable comparación con Canción de Hielo y Fuego. La verdad es que compro la mayoría de estas comparaciones, pero creo que esta vez, la analogía más acertada es la que hace referencia a la obra de Martin. Por varios motivos a nivel de estructura de la novela: la pluralidad de puntos de vista, la evolución de algunos personajes, el uso del sexo, porque la trama se basa en varias familias enfrentadas que buscan el poder y las conspiraciones son un factor muy importante, por el uso de cliffhangers... Ahora bien, los estilos narrativos son totalmente diferentes.
La historia está situada en un futuro cercano en el que la Luna ha sido colonizada por la humanidad. Aunque existe un gobierno lunar controlado desde la Tierra, la LMA, quien realmente corta el bacalao en la luna son los 5 dragones; cinco familias de orígenes diversos que fueron de las primeras colonizadoras y que se han especializado en diferentes ámbitos de la economía lunar: el transporte tierra-luna, la minería, la producción de alimentos... El dragón más reciente es la familia Corta, de origen brasileño y que son los que podríamos considerar los protagonistas principales de las novelas.  Su poder económico se basa en el refinamiento de regolito lunar para recolectar Helio-3 para utilizarlo en la fusión nuclear. 


Un primer aspecto que considero original y que me sorprendió es la elección de los orígenes de las familias dominantes de la luna: Ghaneses, chinos, rusos, australianos y brasileños. Y como estas familias se mezclan por razones políticas y económicas, la población lunar es mayoritariamente mestiza. Estoy acostumbrado a que los europeos y estadounidenses tengan mucho más peso en este tipo de novelas. El racismo ya no se basa en el color de la piel, sino en si eres nacido en la luna o recién llegado de la Tierra, 
El aspecto más destacable de las novelas es la ambientación. La sociedad lunar que presenta McDonald es muy original, una sociedad agobiante (el vacío acecha detrás de cada compuerta) aunque con pocas leyes y en la que todo se puede negociar. Una sociedad en la que se ha de ser concienzudo para poder sobrevivir, pero que es permisiva y distendida a nivel de relaciones afectivas y sexuales. Una sociedad con pocos recursos y espacio en que nada se guarda, todo se imprime y desimprime una vez utilizado. El reciclaje llega a niveles tan bestias que incluye a los cadáveres de los habitantes. El metal es barato y se puede malgastar, el carbono no. 
Los habitantes de la Luna tienen un chip implantado que les informa de sus reservas de los 4 parámetros básicos: agua, aire, carbono y datos. Mantener estos parámetros a niveles aceptables es el principal objetivo de la mayoría de habitantes de la luna, y una preocupación para los más desfavorecidos. Todos los residentes utilizan también un familiar, un asistente informático con avatar personalizados que los demás pueden ver, y que en algunos casos se convierten en un personaje más de la novela. Habituarse a estas dos novedades tecnológicas es uno de los aspectos que más costoso les resulta a los recién llegados a la luna.

En la luna no se ha construido solo para sobrevivir, algunos de los escenarios en los que transcurre la acción de la novela son espectaculares, sobre todo las grandes infraestructuras que las grandes familias han construido por motivos industriales o de prestigio: los pozos de cultivo de los Asamoa, la gran Torre de los Sun que siempre está iluminada por el sol, el gran tren refinería de los McKenzie que circula por la Luna siguiendo la luz solar... Aunque el escenario que más juego da es la superficie lunar, en la que se desarrollan los momentos de tensión más impactantes de la novela: persecuciones al límite de los recursos, luchas con cuchillos, asaltos a estructuras... las escenas de acción son también un punto a destacar de la trama, y hay algunos momentos realmente épicos.
También me han gustado mucho algunos aspectos científicos y técnicos, por ejemplo como resuelve los aspectos fisiológicos de la estancia prolongada en la luna, y las diferencias entre las diferentes generaciones de habitantes lunares, o los efectos de las radiaciones solares y del polvo lunar sobre los habitantes.
La trama es adictiva y emocionante y queda bien resuelta para mi gusto. La recomiendo sin ningún tipo de duda, pero, como es habitual por estos lares, también toca comentar algunos aspectos que no me han convencido del todo.

Como hay tantos personajes y en algún caso poco definidos y se parecen mucho (la única familia en la que todos los personajes están bien dibujados y representados es la Corta), he releído las dos primeras para afrontar la tercera. Creo que el estilo del autor es poco claro, a veces confunde al lector. Algunos aspectos de las conspiraciones políticas y económicas no los detecté claramente en la primera lectura. Puede que sea debido a la estructura de los capítulos, formados por escenas breves y con varios puntos de vista y elipsis temporales importantes. 
A nivel de la trama no me ha acabado de convencer el recurso que en el tercer volumen aparezca un nuevo polo de poder en la luna, la Universidad que está en la cara oculta, que no se ha manifestado en los grandes sucesos que tienen lugar en las dos primeras.

En definitiva: una lectura totalmente recomendable, una de las sagas de ciencia ficción que más he disfrutado en los últimos tiempos. Una historia emocionante, adictiva, con momentos de tensión muy bien calculados en un escenario espectacular, nuestro satélite, utilizado como escenario muchas veces, pero en este caso de forma muy original. 
Aunque la historia queda cerrada de forma satisfactoria McDonald va a publicar una nueva novela corta situada en el mismo escenario, The menace from farside. Cuenta con un lector interesado.

dijous, 4 de juliol de 2019

Peter Watts is an angry sentient tumor - Peter Watts


Peter Watts es un autor cuyo trabajo siempre me interesa. Hace un año comenté de forma muy elogiosa su última novela corta,  The freeze-frame revolution, que ha sido nominada para el Locus i el John W. Campbell. Esta novela forma parte del ciclo  Sunflower, basado en la nave Eriophora, un asteroide modificado que viaja por el espacio con la misión de crear agujeros de gusano entre las estrellas. Su tripulación, formada por algunos miles de humanos denominados esporas, está la mayor parte del tiempo en hivernación, y la nave la dirige una IA no muy inteligente, para que durante el largo viaje no decida cambiar de objetivos y se ciña al guión establecido. Aparte de esta novela el ciclo está compuesto por varios relatos, disponibles para descargar en inglés  en la página del autor (aunque el relato The Island, que ganó el Hugo, está publicado en español). Watts es de los autores más generosos con su obra  que conozco. Voy a insistir en lo que dije en la entrada sobre la novela, a ver si alguna editorial avispada me lee: estoy convencido que este material es buenísimo para una colección de historias estilo fix-up.

Hace poco llego a mis manos un ARC de su último trabajo, Peter Watts is an angry sentient tumor, que la editorial Tachyon publicará en el próximo otoño. Es un trabajo muy diferente a sus anteriores novelas, ya que es una recopilación de artículos y breves ensayos del autor publicados en diversos medios, principalmente en su blog Rifters, del que os aconsejo que os hagáis seguidores.
Para adentrarte una recopilación de este estilo creo que tienes que conocer el estilo del escritor, y tiene que gustarte lo que dice y también cómo lo dice. La forma como Watts va presentando los temas y conduce de la mano al lector para llegar a las conclusiones me encanta, y el sentido del humor lleno de ironía y sarcasmo me ha sacado más de una sonrisa y de un asentimiento de cabeza de complicidad.
Las temáticas de los ensayos son muy diversas, y no se presentan ni por orden cronológico ni por agrupados por temas...a lo mejor tienen un orden interno, pero no he sabido encontrarlo . Quizás los que más me han sorprendido, por lo mucho que se desnuda el autor, son los de temas personales. Desde la muerte de su hermano o de su padre (un líder religioso que ha ocultado su homosexualidad durante casi toda su vida) hasta la pérdida de dos de sus gatos más queridos (cada cosa a su nivel, lógicamente) el autor logra tocar la fibra y consigue que el lector  empatice totalmente con sus sentimientos sin llegar a ser empalagoso. También narra su primer contacto con las drogas alucinógenas, o la infección por una bacteria comecarne que casi le cuesta la vida. Lo que decía: muy variado.
A nivel político-social es bastante radical, aunque yo, que soy más moderado, comparto algunos aspectos como las quejas sobre el uso de las armas por la policía, o la preocupación frente al cambio climático y el pesimismo que genera el negacionismo y el inmovilismo e hipocresía de muchas  de nuestras administraciones. No comparto la justificación del uso de la violencia, aunque reconozco que puede que, tal y como el lo plantea, llegue a ser el último recurso válido. 

Con los que más he disfrutado son con los de carácter científico (la cabra tira al monte), ya sea en los que disecciona artículos de revistas científicas prestigiosas (para alabarlos o criticarlos), o los que trata los efectos del cambio climático o habla sobre evolución, enfrontando sus ideas a negacionistas y creacionistas.  

Aunque seguramente el tema estrella sea el estudio del cerebro humano: sus capacidades, que es lo que nos hace sentientes o conscientes, como es afectado por substancias químicas... Me han interesado tanto este grupo de artículos que, aprovechando la reedición de Visión Ciega, su única novela traducida al castellano, de la mano de Alamut y con traducción de Manuel de los Reyes, la he comprado y la he releído. 

En definitiva: he pasado buenos ratos leyendo estos escritos, y también he aprendido mucho, algunos planteamientos y razonamientos los he anotado para utilizarlos en clase. La ventaja de este tipo de colecciones es que son muy diversas y la brevedad de las historias provoca que, si alguna no te convence, el siguiente si lo hará. Una iniciativa editorial muy interesante, y un placer leer a este escritor.

diumenge, 30 de juny de 2019

Alba - Octavia Butler


Fa un parell d'anys comentava en el blog que tinc grans llacunes pel que fa a la ciència ficció clàssica, molt més acusades en el cas de les escriptores. Entre les autores que tenia ganes de descobrir mencionava Atwood, Butler i Le Guin. Es dona el cas que he complert un dels meus propòsits lectors, cosa poc habitual, i en el darrer any he tingut l'oportunitat de llegir aquestes tres autores. Coincideix que han aparegut també traduccions seves al català.
Avui comentaré Alba, d'Octavia E. Butler, publicada per la jove editorial Mai Més amb traducció d'Ernest Riera.  Faig un incís sobre el projecte editorial de Mai Més. Em semblen molt interessants dues de les col·leccions que proposen. Per una banda la col·lecció Refugi 67, on publicaran novel·les clàssiques que encara no s'han traduït al català (com és el cas de la que avui ens ocupa) i d'altra banda la col·lecció Nüwa, centrada en novel·les actuals amb èxit internacional. La primera novel·la que han publicat en aquesta col·lecció, El Rastre del Llamp de Rebecca Roanhorse, acaba de guanyar el premi Locus. Sembla que tenen bon ull editorial. Espero que el projecte fructifiqui i puguem continuar gaudint de literatura de ciència ficció d'aquest nivell traduïda al català.


Alba és el primer llibre de la Saga Xenogènesi, publicada a finals dels anys 80. Desprès d'una guerra nuclear entre Rússia i Estats Units el nostre planeta queda destruït per la radiació i l'hivern nuclear. Alguns supervivents són rescatats de la superfície per una espècie alienígena, els Oankali, que els manté en suspensió, els borra alguns records i els cura i modifica fins que, un parell de segles desprès, estan preparats per un repoblament del planeta.
La protagonista principal d'aquesta primera novel·la és Lilith (segurament un nom poc casual) una dona negra supervivent de la guerra a qui triaran per ensenyar i guiar a un grup d'humans per fer una primera onada colonitzadora. El llibre està dividit en diverses parts, i potser m'han interessat més les primeres en les que Lilith fa el primer contacte amb els Oankali i en descobreix les seves característiques fisiològiques i socials, la estructura de la seva nau, així com els seus plans per l'espècie humana. Les darreres parts en les que Lilith interacciona amb altres éssers humans que han passat el mateix que ella i intenta preparar-los per la seva arribada al planeta també és interessant, però potser menys original.
A més de ser un llibre de primer contacte també hi trobem reflexions interessants sobre la condició humana i sobre els límits del que arribaríem a fer per sobreviure. La veritat és que el paper que fem els humans en el llibre no és gaire lluït, tot i que tots els personatges presenten matisos grisos. No m'atreviria a dir que hi ha bons i dolents, senzillament objectius diferents i estratègies diferents per assolir-los. Potser el que destacaria més és la dualitat dels Oankali, els salvadors de la humanitat o bé els seus escarcellers? No he acabat de decidir-me per ells o pels éssers humans, i això crec que és un punt a favor en la valoració final de la història.

També m'ha semblant molt interessant des del punt de vista biològic el tractament de la modificació genètica, les malalties tumorals, els aspectes evolutius dels Oankali i la seva estructura social i familiar. Les seves naus de caire biològic m'han fet pensar en les que va utilitzar Kameron Hurley en Las estrellas son Legión. De fet, moltes escenes i plantejaments de la segona part de la novel·la els he vist molt similars en altres novel·les i pel·lícules molt posteriors, sobretot les encarades a un públic més juvenil i protagonitzades per adolescents, no per adults com és el cas d'Alba. La influència d'aquesta novel·la arriba més lluny del que esperava.
L'estil és molt directe, amb molt poca descripció i basat molt en el diàleg. Tot i això alguns cops els diàlegs em semblava que no acabaven de fluir, i vaig creure que era degut a la traducció. Vaig fullejar la traducció en castellà (es veu antiga pels cànons actuals, amb un ús exagerat del tractament "usted") i la versió original i veig que és una qüestió de l'estil de l'autora.
Tot i ser una primera part d'una saga i haver acabat amb ganes de més, crec que em quedaria satisfet si fos una lectura independent. Queden coses a l'aire que generen expectació, però les trames es tanquen de forma satisfactòria, pel meu gust. Tot i això anoto les dues novel·les que queden en la llista de pendents, i xafardejaré altres històries d'aquesta escriptora.

En definitiva, una novel·la totalment recomanable, amb plantejaments molt interessants de primer contacte i de supervivència de la humanitat, i que enganxa de mala manera. Tot i que l'he devorada en un parell de dies no la classificaria de lectura àgil, algunes coses cal prendre-les amb calma. Esperem que aquest nou projecte editorial els vagi bé i puguem gaudir de la saga sencera en català. 

dimecres, 19 de juny de 2019

Marea Tóxica - Chen Qiufan

Los autores asiáticos han entrado con fuerza en los últimos años en el mercado de la ciencia ficción. Sirvan como ejemplos destacados  la Trilogía de los Tres Cuerpos de Liu Cixin, la colección de relatos de Ken Liu El zoo de papel o la antología de autores chinos Planetas Invisibles, traducida al inglés por el mismo Ken Liu. Precisamente en esta antología (y en su segunda parte todavía no traducida al castellano, Broken Stars) aparecen un par de relatos del autor objetivo de esta entrada, Chen Qiufan
Solo un més después de su aparición en inglés con traducción de Ken Liu, NOVA ha publicado Marea Tóxica, con traducción al castellano de David Tejera. Es una novela de futuro próximo, con estructura de thriller y en la que tiene mucho peso la preocupación por la ecología, la conservación del medio ambiente y los efectos de las acciones del ser humano sobre este. 
La trama se sitúa en China, en una zona denominada la Isla de Silicio, a la que llegan en contenedores por transporte marítimo los residuos tecnológicos de otras partes del planeta. La estructura social y económica de la zona se basa en el reciclaje de los materiales que forman estos residuos tecnológicos, pero sin ningún cuidado por el medio ambiente ni por la mano de obra inmigrante que los procesa. 

Es una novela coral, aunque seguramente la protagonista principal sea Mimi, una inmigrante trabajadora en la insalubre gestión de residuos. Otros puntos de vista son el de un contratista americano que intenta implantar un nuevo sistema más beneficioso para la economía local y para la salud de los trabajadores, su joven traductor, antiguo residente de la isla, y uno de los jefes de los tres clanes que dirigen el territorio. 
La historia presenta algunas novedades tecnológicas muy interesantes y originales (lo que tiene mérito a estas alturas) basadas sobre todo en la modificación corporal y en la comunicación y la interacción entre personas. Curiosamente la zona de la Isla de Silicio es una zona de transmisión lenta de información, y varias de las tecnologías con las que especula el autor no pueden funcionar a su máximo nivel.
Por otro lado la historia presenta una distribución social clásica y clasista, ya que es poco original y la hemos visto en muchas otras historias y porque está basada en las diferencias entre clases sociales. Y es que aparte de la especulación tecnológica y la preocupación por el medio ambiente, en la novela cobra mucha importancia las condiciones laborales de los trabajadores y la opresión de las clases dominantes sobre estos. 
La ambientación tecnológica y social me ha gustado, la trama me ha entretenido mucho, está bien hilada, y la lectura, muy ágil, ha sido una experiencia globalmente satisfactoria. También tengo la sensación que los personajes están mejor dibujados y se les da más importancia que en otras obras de autores asiáticos que he leído (!y me acuerdo de sus nombres!).  

También tengo algún reproche. En primer lugar hay un momento en que la historia adquiere un cariz casi sobrenatural que no me ha acabado de convencer y que me ha sacado un poco de la historia. Creo que el autor abusa del recurso de explicar una misma situación desde dos puntos de vista. En el primero normalmente la situación es sorprendente y, a menudo, inexplicable. Pero no da la oportunidad al lector de intentar leer entre líneas o deducir algunos aspectos de la trama, en el siguiente capítulo llega la explicación del fenómeno. Creo que da demasiadas facilidades al lector. También he tenido la sensación a ratos de que falta fluidez, no sé si es debido a que es una traducción de una traducción, o si el estilo original del autor ya tiene este tono.
En varias ocasiones la novela me ha recordado a La chica mecánica de Paolo Bacigalupi. Las tramas, aparte de una visión apocalíptica del futuro, no tienen nada en común, ni el estilo, pero el hecho de que la protagonista sea femenina, asiática, lo pase mal, y que la historia esté narrada des de puntos de vista diferentes en una zona asiática afectada por problemas ecológicos... sin querer me venía a la mente.

En definitiva, una novela muy entretenida, con un planteamiento interesante y una trama intrigante bien construida y bien resuelta. El escenario reúne especulación tecnológica con una estructura social más clásica, y la mezcla funciona bastante bién. Creo que abusa de algunos recursos narrativos, pero la sensación general es que es una lectura recomendable. Otro autor asiático a tener en cuenta...

divendres, 14 de juny de 2019

Lo bueno si breve 11

Hoy os presento mi sección del número 13 de la revista Supersónic.Como siempre, está lleno de jugosos relatos y de las secciones habituales. No lo dejéis escapar. 

Hoy toca comentar en esta sección los premios de narrativa breve nacionales y, como es de bien nacido ser agradecido, voy a comenzar por los premios que son a obra original no publicada, ya que los autores galardonados me han permitido leer sus historias para poder realizar esta sección. Muchas gracias, señores.
Es una lástima que un premio de tanta categoría como el premio UPC se haya convertido en bienal y haya perdido la recompensa a nivel económico. Acostumbraba a ser una fuente de novelas cortas de gran calidad. En la edición de 2018 el ganador ha sido el periodista Francisco Guerrero con Gutterson. La historia refleja un futuro no muy lejano en el que los desastres medioambientales han dejado a la humanidad al borde del abismo. En la ciudad de MedCity el agente Gutterson controla la zona que le ha asignado la IA del mando policial con la esperanza de conseguir suficientes puntos para emigrar a Titania, la colonia que se ha transformado en la esperanza de la humanidad. El tono de la novela es muy divertido, (el protagonista es un poco pupas y me ha recordado a los personajes perdedores de Mendoza) aunque la ambientación, muy bien lograda, tiene un toque pesimista. Es una historia de aventuras de estilo cyber-punk que he disfrutado mucho, aunque me ha descolocado un cambio en la actitud y habilidades del personaje a mitad de la novela. La editorial Apache publicará la novela en breve en su colección de novelas premiadas del UPC.

El Alberto Magno se lo ha llevado Javier Castañeda con Solo recuerdo su nombre. He leído casi todo lo que ha publicado Javier, su estilo me gusta mucho, y creo que esta es su novela corta más lineal, la que presenta menos sorpresas y en la que menos se ha arriesgado. Eso no quiere decir que no sea una buena historia, que lo es, pero estaba acostumbrado a encontrar algo más. La protagonista es una investigadora que decide aceptar la investigación de un caso de asesinato en el que está involucrada su poderosa familia, con la que no mantiene buenas relaciones. La ambientación es muy interesante e incluye aspectos novedosos como el uso de diferentes cripto-monedas o una estructura social en que la línea entre empresa y nación es muy difusa, además de otros interesantes aspectos tecnológicos que arruinarían la lectura y prefiero callarme (aunque a veces se nota un exceso de celo del autor para destacarlos). Esta ambientación se mezcla con aspectos de carácter más social que están en el punto de mira de nuestra sociedad como los maltratos a mujeres o los derechos del colectivo LGTIB. En definitiva, una mezcla muy interesante de ambientación futura, problemas sociales e historia de amor.

En el ámbito de la Hispacón se otorgó el premio Domingo Santos al relato La nota desafinada, de José Manuel Fernández Aguilera. El protagonista de la historia es un robot que forma parte de una orquesta robótica que tiene la misión de interpretar piezas de música para una especie alienígena. Mientras está tocando el instrumento recuerda algunas escenas de su vida anterior, que dan mucho juego a la historia y son un contrapunto muy interesante de la trama principal. Como relato funciona, pero creo que con un par de detalles se podría convertir perfectamente en una novela corta mucho más interesante.
Ya que he comentado la Hispacón voy a hablar de los Ignotus, que en categoría breve este año los han ganado tres autoras a las que admiro. Nieves Delgado siempre me sorprende con la originalidad de sus planteamientos sobre robots, inteligencias artificiales y trascendencia. En 36, publicado por la editorial Cerbero, narra el nacimiento y evolución de una inteligencia artificial, y cómo se relaciona con los humanos en las diversas etapas de su crecimiento. Una historia triste y conmovedora que he disfrutado más todavía en la segunda lectura; en la primera la devoré y no aprecié tanto algunos detalles de estilo y de historia, ni disfruté tanto con el final. Segundo merecidísimo Ignotus para esta autora, que pronostico que no va a ser el último.
El premio al mejor relato se lo ha llevado Elia Barceló con Humo y espejos, publicado en la antología Dark Fantasies. La primera vez que lo leí pensé que estaba escrito para mí: siempre me ha fascinado el ilusionismo y los grandes trucos, y siempre me ha intrigado lo que pasa entre bambalinas con los voluntarios que salen al escenario a colaborar con el mago. En este relato nos da una posible explicación sorprendente y escalofriante. Una historia redonda narrada con la maestría habitual de la autora.
El premio al mejor relato traducido ha sido para Alliette de Bodard con Tres tazas de aflicción a la luz de las estrellas, traducida por Marcheto en su imprescindible blog Cuentos para Algernon. La historia está situada en el Universo de Xuya, un paraguas ucrónico en el que la autora sitúa gran parte de su narrativa breve, de tono pausado y poético, no esperéis batallas espaciales, aunque las protagonistas sean naves. En este caso la historia arranca con la muerte de una importante científica que tiene información vital para mantener la producción de recursos vegetales y animales para la población, y la cesión de sus recuerdos a una de sus ayudantes en vez de a la familia, como manda la tradición. Si en la familia hay una mente de nave, la situación todavía es mejor. Me fascina el universo que ha creado esta autora, y esta es una de las historias que destacaría dentro de él, un premio muy merecido.

Termino con los premios Ictineu, en los que he tenido el placer de actuar como jurado en las categorías de narrativa breve. El mejor relato traducido al catalán fue para Mike Resnick con L’exili d’en barnaby, traducido por Edgar Cotes y publicado en la excelente antología de relatos de Resnick Sistemes operatius alternatius por SECC edicions. Resnick sabe cómo tocarme la fibra con sus relatos, es un autor al que admiro mucho. En este caso la historia se centra en las reflexiones y experiencias de Barnaby, un simio que vive en un laboratorio y al que se le ha enseñado a comunicarse con los humanos. El título del relato es un spoiler, ya que parte de la historia se centra en su regreso a la vida natural y las relaciones con sus congéneres. Un relato crudo y conmovedor totalmente recomendable.
El premio al mejor relato escrito en catalán fue para el veterano escritor Jordi de Manuel con L’hoste, un cruel e intrigante relato post-apocalíptico narrado con su habilidad habitual y relacionado con alguna de sus novelas y con influencias claras de The Road. El relato forma parte de la antología Contes de Terror, publicada por Apostroph, después de que los autores participantes pasaran una noche en el Palau de Torrebesses, emulando lo que pasó en la Villa Diodati.

Otro año de buena cosecha de los premios nacionales. A ver qué nos deparan los internacionales, os lo contaré en el próximo número de la revista. ¡Salud, y buenas lecturas!


dissabte, 8 de juny de 2019

Nacerá una bruja - Robert E. Howard


Hasta hace poco era un gran desconocedor de las historias de Conan el Cimerio. Forma parte de la cultura popular, pero no despertaba mi curiosidad, aunque recuerdo con cierto cariño las películas de los ochenta, ya que fueron de las primeras que vimos con los amigachos en el cine. También había hojeado algún cómic en su momento, pero en la época en que consumí más cómic me tiraban historias más oscuras y elaboradas. Y aunque soy fan de las grandes sagas de fantasía, me daba cierta pereza empezar a leer otro conjunto interminable de novelas (no sabía que eran colecciones de relatos) y menos de un autor que llevaba tanto tiempo muerto, siempre me han llamado más las novedades editoriales. 
Reconozco que tenía algunos prejuicios y que el subgénero de Espada y Brujería me parecía de segunda división frente otros subgéneros como la Fantasía Épica o la Fantasía Urbana, de los que soy consumidor.
En los últimos tiempos me he aficionado a escuchar relatos mientras hago deporte o hago faenas en casa, y en este formato si que me decidí a darle una oportunidad a las historias del bárbaro. Me llevé una sorpresa muy agradable, pero me desconcertaron las diferencias entre los relatos. Unos parecían más elaborados y originales, con más fuerza, otros me parecían de relleno y con historias más típicas. Descubrí luego que las historias que me habían gustado más eran las escritas por Robert E. Howard, y que las diferentes colecciones de relatos de Conan incluían historias coherentes con el universo creado por el autor tejano pero escritas por otros escritores y que rellenaban los huecos de la biografía del personaje. 
Ya muy interesado con este universo encontré un proyecto editorial que se ajustaba perfectamente a lo que estaba buscando: Las Crónicas Nemedias de la editorial Sportula, encabezado por Rodolfo Martínez, gran conocedor del personaje (ha escrito varias historias protagonizadas por el mismo) y de su mitología. El proyecto consta de 4 libros, de los cuales ya están publicados dos, que recopilarán las historias originales de Robert E. Howard con una nueva traducción de Rodolfo Martínez. Y mucho material complementario muy interesante (que es lo que más me ha decantado por este proyecto y no por las ediciones antiguas): mapas, poemas, ensayos, biografía del personaje y el autor... y las portadas espectaculares de Breogán Álvarez.  Aunque seguramente lo que destacaría más es el cariño que destila el libro hacia el personaje.

En los diez relatos que contiene el primer volumen, Nacerá una bruja,  seguiremos las aventuras del bárbaro a través de templos, ruinas y ciudades exóticas actuando como ladrón, soldado, pirata o caudillo militar, ganando fortunas y dilapidándolas en alcohol y mujeres. 
Me ha sorprendido que Conan no sea el protagonista principal de las tramas, muchas veces actúa como un personaje más de la historia, a veces incluso como un secundario. Y muchas veces el protagonismo y el punto de vista narrativo es el de las mujeres, a las que a menudo Conan tiene que rescatar, pero que no se limitan a tener un papel pasivo. Es cierto que la obra tiene un tono machista (y racista, pero hemos de recordar en la época que fue escrito) pero es más por el hecho de que todas las mujeres encuentran al bárbaro irresistible y se entregan a él de manera inevitable que no por como el las trata, que acostumbra a ser con cierto cariño.
Aunque en la mayoría de los relatos los adversarios tienen un componente mágico y sobrenatural, algunas historias sorprenden por el uso de la ciencia y la tecnología, o por tener una estructura de historia policíaca. También es interesante descubrir la evolución del personaje, de un ladrón y guerrero bastante primario a un líder de hombres capaz de organizar maquinaciones políticas, sin perder las ganas de romper unas cuantas cabezas, eso sí.
En resumidas cuentas, ha sido un gran descubrimiento el personaje y su universo. Las historias son muy entretenidas, sin pretensiones, pero con mucha fuerza,  ideales para momentos en los que no puedes embarcarte en una lectura más compleja, o para leer en la playa o la piscina.  
Si no sois conocedores del personaje, como me pasaba a mi, no dudéis en darle una oportunidad. Este nuevo proyecto de Sportula es fantástico para introducirse en la era Hibórea. Por Crom, que lástima no haberlo descubierto antes...

diumenge, 26 de maig de 2019

Fall, or Dodge in Hell - Neal Stephenson


Neal Stephenson es uno de mis autores fetiche. Creo que es el único escritor del que tengo todos los libros de ficción que ha publicado, y juntos ocupan toda una fila de una de mis estanterías. Debo reconocer con cierto desánimo que en los últimos tiempos sus novelas me dejan un sabor agridulce y no me terminan de convencer. De hecho, la novela que publicó en 2017 The Rise and fall of D.O.D.O., escrita a cuatro manos con Nicole Galland, la dejé a medias. La trama, centrada en los viajes en el tiempo, no acabó de engancharme. No sé como resultó de ventas y crítica, pero considero significativo que sea una de las pocas novelas de Stephenson que no se ha traducido (todavía) al castellano dos años después de su publicación.
Pero da igual, siempre acabo cayendo con este escritor, así que cuando se ha presentado la oportunidad de leer su última novela Fall, or Dodge in Hell, la he puesto en lo alto de la pila. Voy a sacar el polvo al blog para dejaros mis impresiones, aunque ya os adelanto que me ha dejado la misma sensación que sus novelas anteriores. También debo advertiros que, para poder comentar con más profundidad la historia, debo adelantar algunos sucesos de la trama, aunque sea a nivel general.

La historia comienza cuando Dodge, un famoso creador de videojuegos, se dirige a una operación quirúrgica de poca importancia. El procedimiento se complica y el protagonista acaba con muerte cerebral, enchufado a una máquina. El problema es que ha dejado escrito que su cuerpo sea congelado a la espera de que en un futuro la tecnología esté tan avanzada como para que su problema pueda ser solucionado, y sus familiares y representantes legales tienen que lidiar con los problemas que representa respetar su voluntad. A partir de este momento se abre un espectacular abanico de situaciones referentes a tecnología de preservación, de escaneo cerebral, de recursos económicos, de capacidad de computación... con el detalle al que nos tiene acostumbrados el autor (y que a muchos lectores acaba desanimando) y con su estilo particular. La historia va dando saltos temporales importantes, a nivel de décadas, dando oportunidad que Stephenson se luzca con su capacidad de especulación a nivel científico y a nivel social. El primer tercio de la novela me ha enganchado mucho y me ha recordado al Stephenson de sus mejores momentos. Tenía muchas esperanzas de estar delante de una novela redonda, pero no ha sido así. 
Los problemas en la historia aparecen cuando toma mucha relevancia el mundo virtual que Dodge crea cuando su mente es escaneada a un entorno digital. Este mundo, que él va creando como si estuviese diseñando un escenario para un videojuego, acabará llamando la atención de todas las mentes escaneadas, que irán apareciendo en él y irán evolucionando. Me ha interesado muchísimo más toda la problemática relacionada con el escaneo y el mantenimiento del sistema informático para aguantar el proceso del mundo virtual que no todas las aventuras que suceden en él. Y tienen mucho peso en la historia, sobre todo en el tercio final del libro. No he conectado con la dinámica de este mundo virtual, no he acabado de comprender sus normas ni me han motivado las historias que se desarrolan en él, más propias de una trama de fantasía épica de tintes mitológicos que de una novela de ciencia ficción.

Y eso que tengo la sensación que este libro está escrito para sus fans, en los que me incluyo, ya que mezcla los universos de varias de sus novelas. Dodge y su familia son los protagonistas de Reamde y, aunque sin tanto protagonismo,  también hay muchas referencias a los personajes de Criptonomicón, con alguna aparición sorprendente, pero no inesperada. También toca muchos de los temas recurrentes de sus novelas: la mitología, la economía, las novedades tecnológicas, la criptografía...
He leído algunos comentarios que relacionan esta obra con Matrix o otras obras relacionadas con mundos virtuales, pero no estoy nada de acuerdo, el planteamiento del mundo virtual me ha parecido muy original, aunque no me haya convencido. También he leído que la califican como "El paraíso perdido al estilo de Philip K Dick". No he leído la obra de Milton, pero me parece muy atrevido calificar una historia de 850 páginas por las similitudes que pueda tener un capítulo determinado con otra novela (por muy obvias que sean). Creo que la historia está mucho más emparentada con la mitología greco-romana (incluso con la nórdica) que con el antiguo testamento, aunque hay referencias muy claras a ambos.
El principal problema de la historia es la irregularidad. Hay momentos brillantes, geniales, pero hay momentos muy largos de tedio (sobre todo cuando hace descripciones geográficas del mundo virtual, o cuando te presenta multitud de personajes nuevos en la página 700). El responsable principal es Stephenson, claro está, pero me pregunto si esta sensación que he tenido yo no la ha tenido el editor, o algún lector de prueba, o algún amigo al que le haya permitido leer la novela antes de publicarla... ¿Nadie aconseja a este autor?
El problema de no saber acabar de terminar una historia, o de alargar en exceso una novela a la que le podrías sacar 200-300 páginas sin alterar el resultado final se viene repitiendo en exceso en sus últimas obras. No creo que sean manías mías, pero esperaré a ver los comentarios de la obra.

En definitiva, una historia muy irregular, con momentos brillantes y ideas espectaculares, pero que pierde mucho fuelle debido a la longitud de la novela, ya  que muchas tramas secundarias se podrían resolver de manera más ágil y la finalización de la historia no es satisfactoria. Esta definición serviría para varias de las últimas novelas del autor. Stephenson tiene mucho caché, pero tengo dudas de que la acabemos viendo traducida al castellano. El tiempo dirá.

dimarts, 26 de març de 2019

El Imperio Mecha Samurai - Peter Tyerias


Hace un poco más de tres años destacaba en el blog la novela Estados Unidos de Japón, de Peter Tieryas. A partir de la sinopsis y de la portada me esperaba un blockbuster de acción con robots gigantes que utilizaba como fondo el planteamiento de El hombre en el Castillo, de Philip K. Dick, pero me encontré con una novela mucho más compleja. Es una distopía disfrazada de ucronía, con momentos cyber-punk, cruda aunque con sentido del humor, emocionante, pero la acción está presentada con una cierta mesura y la ambientación, aunque basada en un planteamiento previo, tiene detalles muy interesantes. No me sorprendió que la editorial NOVA la publicará en castellano al cabo de pocos meses.


Con el buen gusto de boca que me dejó esta novela encaré con ciertas expectativas la lectura de El Imperio Mecha Samurai, publicada también por NOVA con traducción de Natalia Cervera y Antonio Rivas. Es una historia ubicada en el mismo universo y relacionada tangencialmente con la primera. Aunque las dos lecturas son independientes, creo que es recomendable haber leído la primera para conocer mejor la ambientación, pero no es imprescindible. 
En El Imperio Mecha Samurai he encontrado lo que esperaba en Estados Unidos de Japón, o sea, un blockbuster entretenido, pero poca cosa más, y por eso me ha dejado un cierto regusto amargo. Soy consciente de la incongruencia de mi planteamiento, criticar en una novela una característica que quería encontrar en otra, pero es la sensación que me ha dejado la lectura.
No estoy diciendo que sea una mala novela, ni que no os la recomiende, de hecho es muy entretenida y adictiva, la he leído en un fin de semana. El problema es que es muy superficial, creo que el autor tiene mimbres y capacidad suficientes (como ha demostrado) para dar un poco más de profundidad a la historia. Otra cosa es que no haya querido porque el público al que va dirigido es otro, que también podría ser, ya que la novela tiene un tono claramente juvenil. 

La historia narra parte de la vida de Mac, un joven huérfano no muy bueno con los estudios y con algo de sobrepeso, cuyo sueño es ser piloto de Mechas. Seguiremos a Mac en diversas etapas de su vida a través de duros entrenamientos, pruebas injustas y batallas reales y simuladas entre robots gigantes. Gran parte de la trama se basa también en las relaciones entre su grupo de compañeros. 
Lo cierto es que hay varios de los tópicos de la narrativa juvenil, pero debo reconocer que hay algunos que los ha sabido llevar a  su terreno y les ha dado un punto de originalidad. En el fondo creo que Tyerias es demasiado duro con sus protagonistas para hacer una novela juvenil al uso. 
El principal atractivo de la novela es la acción, sobre todo las emocionantes batallas entre Mechas.  Destacar tanto este punto afecta a otros aspectos de la novela, como la ambientación (aunque explica algunos detalles más de la situación geopolítica entre el Imperio Japonés y los Nazis no profundiza demasiado) o la caracterización de los personajes. 

En definitiva: es una lectura divertida y entretenida, ligera, la típica novela desengrasante ideal para después de haber leído alguna cosa un poco más densa. Creo que desaprovecha el escenario que había creado anteriormente, pero no por poca habilidad, sino por un cambio en el planteamiento del tipo de historia que quería contar y al tipo de público al que va dirigido. Habrá una tercera novela situada en este universo, por lo que parece continuando la segunda, no de lectura independiente. Estaré pendiente.