dissabte, 30 de novembre de 2019

Supernova Era - Cixin Liu

Los seguidores habituales del blog ya sabéis que soy un gran fan de la obra de Cixin Liu. Lo descubrí hace unos años con la colección de relatos La Tierra Errante  y gocé mucho con sus las tres novelas  que forman La Trilogía de los tres cuerpos
Entiendo que es un escritor muy interesante a nivel editorial, pero hace ya varios años que no publica ninguna novela, solo algún relato suelto. Por tanto, para satisfacer la demanda de su obra solo queda rescatar obras anteriores a las ya publicadas y traducirlas del chino. Este hecho presenta algunos inconvenientes, ya que después de conocer las historias escritas cuando un autor tiene más soltura, experiencia y madurez como escritor, pasas a leer obras anteriores en las que se notan mucho las costuras. Aunque La esfera luminosa me gustó y la considero una novela entretenida, creo que es claramente una obra menor respecto a las obras del autor que he mencionado con anterioridad. La novela que comento hoy, Supernova era, creo que es mucho peor.

En principio era optimista ya que la novela empieza bastante bien, ni que sea necesaria una dosis elevada de suspensión de la incredulidad. Por buena predisposición no va a ser.
Un evento catastrófico relacionado con una supernova provoca que las personas mayores de 13 años vayan a morir en poco tiempo debido a la radiación recibida. Con poco margen de maniobra se llevan a cabo preparativos para que las nuevas generaciones queden a cargo del funcionamiento de la sociedad: recursos, alimentos, medicinas, cuidado de niños menores y los bebés... Todo un reto para estos jóvenes adolescentes.
Lógicamente la mayoría de planes se van al traste una vez los adultos desaparecen. Solo explica como los adultos se "retiran" en China (de una forma ordenada y civilizada), es una lástima, me hubiese gustado ver que pasaría en España en esta situación...
La narrativa de Cixin tiene algunos problemas, es innegable, pero para mi gusto siempre los ha compensado (y con creces) la parte de especulación que presentan sus historias. Esta vez me ha decepcionado. Las especulaciones que realiza Cixin del comportamiento de los niños me resultan muy poco creíbles, y en algún caso hasta absurdas. Y mira que llevo veinte años trabajando con adolescentes y las he visto de todos los colores... La historia también presenta otro de los recursos habituales de Cixin que acostumbra a gustarme: los proyectos a gran escala, ya sea a nivel de estructuras o de movimiento de masas, pero hay pocas escenas sorprendentes de este estilo para decantar la balanza hacia la parte positiva.
Los personajes de Cixin son fríos, de comportamiento muy racional y generan poca empatía, es otra de las características de su narrativa. En el caso de esta novela todo el mundo se comporta de una forma muy mecánica en una situación que creo que tendría que ser caótica. Puede que sea una fenómeno cultural, pero me resulta poco creíble. Y continúo teniendo problemas para identificar a un personaje de otro. Sobre todo los chinos, pero los occidentales también son bastante parecidos.
En fin, ya veis que no he conectado para nada con la historia que narra la novela. Los fallos que siempre he detectado en la narrativa de Cixin no han sido compensados por su capacidad imaginativa. Me duele porque siempre he sido un gran defensor de su obra. También creo que soy un poco injusto porque valoro esta novela, escrita al principio de su carrera como escritor, después de haber leído las que son sus  historias más reconocidas y valoradas, y las utilizo como referente. Pero de todas formas creo que no es una novela que pueda recomendaros, tal y como si que he hecho con sus obras anteriores. No hubiese pasado nada si no la hubiesen traducido.

1 comentari:

  1. muy bueno. yo también soy escritor de ciencia ficción en argentina. ¿adónde envío algún cuento? gracias

    ResponSuprimeix