dilluns, 14 d’agost de 2017

A Red Peace - Spencer Ellsworth

La space-opera es uno de mis géneros favoritos dentro de la ciencia ficción, pero últimamente me da cierta pereza empezar lecturas de este estilo, ya sea porque raramente me sorprenden los argumentos y los escenarios (tiene mucho mérito ser original en este subgénero), o por la tendencia a publicar grandes sagas, que cada vez me cuesta más seguir.

Pero de vez en cuando me gusta descubrir a nuevos autores, y más si es en formato de novela breve, o sea que cuando la editorial Tor me dió la oportunidad de leer el primer libro de una nueva saga de space-opera, Starfire, escrita por Spencer Ellsworth, no me lo pensé. Ha sido un acierto; una lectura muy entretenida en un escenario muy original, que mezcla aspectos de ciencia ficción y fantasía de una forma muy interesante, aunque peca de utilizar algunos tópicos.
A Red Peace nos sitúa en una galaxia diferente a la nuestra, en la que conviven diversas razas de seres alienígenas, pero, hasta el momento, los humanos eran la especie dominante. Digo hasta el momento porque la historia se inicia cuando una sangrienta revolución llevada  a cabo por híbridos de humano y otra especie ya extinta, los Jorians, clonados en tanques para ser utilizados como soldados, ha ganado y ha conseguido derrocar al emperador. Se inicia entonces una purga de los seres humanos supervivientes.
La historia está narrada desde el punto de vista de dos de estos híbridos, alternando sus capítulos. Por un lado tenemos a Jaqi, una joven híbrida, de las pocas descendientes de seres clonados que existen, y que lleva malviviendo pilotando naves alienígenas entre las estaciones orbitales de la periferia del imperio. Por otro lado, Araskar, un soldado drogadicto que es uno de los miembros de confianza del líder de la revolución. Hay que destacar como el autor consigue dar dos voces tan diferentes a los personajes, una pesimista y de vuelta de todo y otra más resignada y optimista. Aunque el hecho de que estén narradas en primera persona y que utilicen muchos coloquialismos ambos personajes lastra un poco el ritmo. Las voces son diferentes, pero la forma de expresarse no tanto, esto lo considero un fallo.
El escenario es muy interesante y lo mejor de la novela: la Tierra perdida, las relaciones entre los diferentes seres alienígenas, la misteriosa raza alienígena extinta, los aspectos religiosos y las profecías, las armas que utilizan los híbridos (unas espadas capaces de captar los recuerdos de las víctimas), la forma de viajar entre las estrellas, la amenaza de una oscuridad que está consumiendo las estrellas ... No todos los puntos son originales, pero la mezcla resultante si, y el autor consigue crear una atmósfera muy atractiva. Lástima que el final se base tanto en la parte fantástica y mágica de la trama, no me ha acabado de convencer.
No es una historia diseñada para abandonar la lectura después de esta novela, deja muchos frentes abiertos, demasiados misterios por resolver. En noviembre van a publicar la segunda parte, Shadow Sun Seven. Cuenta con un lector interesado.

6 comentaris:

  1. Pues tiene muy buena pinta, creo que podría gustarme bastante y no parece demasiado largo.

    Me lo apunto y como siempre, gracias por tus recomendaciones.

    Saludos

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. El formato ayuda, es cierto. Empezar sagas cada vez me cuesta más, pero si son en formato novela breve... Gracias por tus comentarios.

      Suprimeix
    2. A mi también me cuesta empezar sagas, sobre todo porque la mayoría son de tochazos de cientos y cientos de páginas...

      Suprimeix
  2. A mí también me gusta leer autores nuevos de vez en cuando, y con reseñas como esta me lo pones muy fácil. Gracias :)

    ResponSuprimeix
    Respostes
    1. Da mucho gusto cuando te arriesgas un poco y descubres una buena historia, pero teniendo la pila que tenemos...

      Suprimeix
    2. Definitivamente hay un equilibrio que mantener entre La Pila y arriesgar. Pero a veces es tan difícil...

      Suprimeix