viernes, 28 de julio de 2017

Spoonbenders - Daryl Gregory

Me intrigaron mucho las excelentes críticas que recibió la novela Raising Stony Mayhall, escrita por Daryl Gregory, por parte de gente de cuyo criterio me fío mucho. Llegué incluso a comprar la novela, pero el género zombie me da mucha pereza y no le he dado todavía una oportunidad. Pero tenía al autor en el punto de mira, así que cuando tuve la oportunidad de leer Spoonbenders no lo dudé ni un instante. Todo un acierto, es una de las novelas que he disfrutado más en lo que va de año.

La novela nos narra la historia de la curiosa familia Telemachus (genial nombre), formada por un matrimonio y sus tres hijos, algunos de los cuales tienen diversos poderes mentales. El primer punto que me ha sorprendido del planteamiento de la novela es que tener poderes les acarrea más problemas que ventajas, y podríamos calificarlos como una familia de perdedores. Después de un intento fallido de conseguir fama a nivel televisivo han decidido ocultar sus poderes y mantenerse en un perfil bajo, ya que el gobierno está muy interesado en sus habilidades.
La trama es muy elaborada, con muchos detalles que el autor va colocando hábilmente para que todo encaje al final. Está narrada desde el punto de vista de varios protagonistas de las tres generaciones de la familia, muy carismáticos, aunque algo exagerados a veces. Mi preferido es el patriarca de la familia, un hábil timador y el único que realmente no tiene poderes, pero que ha aprendido a convivir con las extrañezas de sus descendientes. Entre estos están la hija que es capaz de detectar cuando la están mintiendo, el hijo que ve el futuro, o el que tiene el poder de mover los objetos con la mente, personajes no tan carismáticos como su padre, pero igualmente muy interesantes.
Me ha gustado mucho el estilo del autor, ágil, con un uso muy interesante de los diálogos, y destaco especialmente su habilidad a la hora de manejar todas las piezas de la historia, en las transiciones entre el presente y el pasado de la familia y entre los diferentes puntos de vista de los personajes. Alguna situación resulta incomprensible en un principio, pero al final todas las piezas del puzzle acaban encajando perfectamente en un final sorprendente y que me ha dejado muy satisfecho. 

En definitiva, una excelente novela, entretenida, muy divertida, emotiva, y que utiliza los poderes mentales como excusa para explicar la historia de una familia, con sus luces y sus sombras. 
Aunque el tema de los superpoderes está presente, es una novela que creo que disfrutarán todo tipo de lectores, no sólo los aficionados a la ciencia ficción. Prueba de ello es que la van a publicar en España dos editoriales no especializadas en el género, como Blackie Books (en castellano) y Edicions la Campana (en catalán). Creo que van a tener mucho éxito y el boca a boca va a funcionar mucho con esta novela. Tengo mucha curiosidad por saber si van a traducir el título, y, si es así, cuál escogen.


miércoles, 26 de julio de 2017

Dos novelas breves de Tor

Sigo con la tónica de comentar las novelas breves que voy leyendo, agrupadas por autor o por la editorial que las publica. Hoy le vuelve a tocar a Tor, con un par de historias de ciencia ficción relacionada con las naves espaciales, pero con estilos y temáticas muy diferentes.

The Ghost line, escrita a cuatro manos por Andrew Neil Gray y J.S. Herbison, es una historia de terror ambientada en el espacio, la típica historia de exploración de una estructura misteriosa que hemos visto muchas veces en el cine. De hecho, la estructura es muy cinematográfica y parece pensada para ser adaptada a la gran pantalla. 
Una antiguo crucero de lujo que hacía el viaje Marte-Tierra sigue haciendo su trayecto, aunque inactivo, para que la compañía no pierda los derechos de explotación de la ruta, que en estos momentos no es rentable. Un grupo de hackers intentará entrar en la nave y alterar la programación de la IA para que cambie el rumbo.  Algunos de los miembros de la tripulación tienen motivos ocultos para organizar esta misión, y la nave tiene más secretos de los que los protagonistas esperan.
Aunque tira de ciertos tópicos, la historia tiene suficientes detalles y momentos originales para que la considere recomendable.
Es una novela entretenida, de final cerrado y con algún giro sorprendente de argumento. No dejará marca ni creo que la veamos en las listas de nominadas a los grandes premios, pero he pasado un buen rato. Un par de autores más a añadir a la lista de escritores a seguir. 

Con Killing gravity el escritor Corey J. White inaugura The Voidwitch Saga. Creo que tiene mucho mérito que un autor novel sea capaz de crear un escenario tan interesante como éste, una mezcla de cyber-punk, space-opera y historia de superhéroes. El estilo del autor es peculiar, muy directo, con un gran sentido del humor con muy mala leche.
La protagonista es Mariam Xi, una joven con poderes mentales, obtenidos gracias a las modificaciones que sufrió en una instalación de la corporación Mephisto, de la que consiguió escapar. Sobrevive viajando de un lugar a otro, habitando en los bajos fondos de las estaciones espaciales, escondiéndose de sus perseguidores y de los caza-recompensas.
Si comentaba que la novela anterior tiene una estructura adecuada para el cine, en este caso la estructura es perfecta para el cómic. La historia en el fondo no es muy original, pero el autor es capaz de conjuntar diversos aspectos que han aparecido en otras historias con un estilo propio y creando un universo muy interesante: modificaciones mentales y corporales, IA con personalidad propia, viajes entre las estrellas a través de agujeros de gusano, ... 
Una pega: no me gustan los personajes con tanto poder  que resultan casi imposibles de vencer, pero este detalle no ha impedido que la lectura haya sido muy entretenida y divertida. Cuenta con un seguidor para las continuaciones de la saga.

martes, 18 de julio de 2017

Tomorrow's Kin - Nancy Kress


Hoy vuelvo a compartir entrada con Leticia Lara, de Fantástica Ficción. Nuestra adicción compartida a las novedades literarias y a las ARC provoca que coincidamos en lecturas muy a menudo. Aquí encontraréis su opinión sobre la novela que hoy nos ocupa.

Nancy Kress ganó el Premio Nebula a la mejor novela breve en 2014 por Yesterday's Kin, una historia muy entretenida cuya premisa es que unos alienígenas visitan nuestro planeta para informarnos de la existencia de una nube interestelar de "esporas" que está en la trayectoria de la Tierra. Estas "esporas" ya habían causado la muerte de los habitantes de un par de planetas coloniales de la especie alienígena, y su intención es combinar esfuerzos para encontrar una solución médica. Esta trama se mezcla con la historia familiar de los protagonistas y con la presencia de una droga, el sugarcane, que provoca que el consumidor cambie su personalidad, pero totalmente al azar, sin poder predecir en qué tipo de persona te vas a convertir durante un breve periodo de tiempo. La combinación de las tres tramas generó una novela breve muy entretenida, con algún momento sorprendente, pero ya comenté en su momento que me hubiese gustado más profundidad en el aspecto biológico y sociológico de la llegada de los alienígenas a nuestro planeta. 

También comentaba en esa entrada que, aunque la novela se puede leer de forma individual y el final es satisfactorio, dejaba abierta la posibilidad a continuaciones. Y así ha sido, hasta tal extremo que Nancy Kress ha planeado la Trilogía de Yesterday's Kin (si, una trilogía más, ¿que pasa? Cada uno tiene sus vicios). Hoy os presento su primer volumen, Tomorrow's Kin.
Viendo que era una trilogía yo me esperaba que la primera parte consistiese en una adaptación de la novela corta original, una ampliación de alguna parte de la trama, nuevos personajes, dar más juego a los efectos del sugarcane... La decepción llegó cuando después de algunas páginas descubrí que la primera parte  es la novela breve original, sin ninguna alteración, y que la historia continuaba a partir de ese momento. Después de una relectura rápida de la primera parte llegó la sorpresa: el planteamiento de la continuación va por unos derroteros sorprendentes, menos obvios de lo que esperaba. En este caso no ha tirado por lo fácil.
La autora aprovecha la segunda parte de la novela para, ahora si, profundizar en las consecuencias biológicas, ecológicas y sociológicas de la llegada de los alienígenas y de nuestro tránsito a través de la nube de esporas. La parte biológica me ha parecido muy interesante; el análisis de como la falta de una pequeña parte de un sistema ecológico complejo genera la caída del sistema me ha gustado mucho. También me ha gustado el planteamiento muy original de las modificaciones que la infección provoca en los fetos y sus consecuencias, que le dan mucho juego a la autora. La parte sociológica, en cambio, me ha deprimido un poco. La reacción de incredulidad de la mayoría de los habitantes de los Estados Unidos a las noticias científicas es muy decepcionante y a veces increíble, pero viendo a quien han votado mayoritariamente en las últimas elecciones a lo mejor Nancy Kress no va tan desencaminada en sus predicciones. 

Nancy Kress es una autora experimentada y solvente y su estilo no es nada complejo, va muy al grano y la lectura es ágil y amena. La experiencia ha sido mayoritariamente satisfactoria, pero considero que hay algunos fallos de planteamiento. Aunque soy un lector de los que se deja llevar fácilmente y no cuestiono los viajes interestelares o otros aspectos científicos poco creíbles si ayudan a la ambientación y a la trama, me molesta mucho cierto tipo de escenas de acción en que personajes no preparados salen triunfantes de situaciones de crisis. Me he vuelto muy quisquilloso en este aspecto. Tampoco me ha convencido el uso de las coincidencias para resolver algunos momentos de la historia. Pero incluso con estos detalles negativos sigo pensando que es una lectura recomendable.
En marzo de 2018 se publicará If tomorrow comes, la segunda parte de la trilogía. Leyendo la sinopsis interpreto que  la saga será tan variada como lo es este primer volumen, en el que las dos partes son muy diferentes aunque compartan personajes. Tengo ganas de saber como continúa la historia, o sea que espero que aparezca por aquí en breve.

jueves, 13 de julio de 2017

Dos novelas breves de K J Parker - Parte II

Estoy siempre pendiente de las nuevas publicaciones de K. J. Parker, su estilo de fantasía y su sentido del humor me gustan mucho, y se prodiga en un formato que se está convirtiendo en mi favorito, la novela breve. Ya comenté en una entrada anterior un par de sus obras. Hoy repito estilo de entrada y comentaré un par más. Muchas de sus novelas están ubicadas en un mismo universo, pero su lectura es independiente, podéis comenzar por la que más os apetezca.

Mightier than the sword es su última obra. Seguramente es la que me ha gustado menos de todas las que he leído. Creo que para la idea que quería desarrollar el formato de novela breve se queda corto (el final es muy apresurado) y la historia no está tan bien enlazada como en la mayoría de sus obras, aunque contiene momentos realmente divertidos.
El protagonista es un legado imperial, sobrino de la emperatriz vigente, que debe investigar y solucionar los ataques que están sufriendo algunos de los monasterios del Imperio por parte de los piratas.  
Mientras seguimos sus correrías por el territorio y sus investigaciones conocemos parte de la historia de su familia y los métodos por los cuales llegó al poder y se mantiene en él. 
La disparatada vida sentimental del protagonista y las corruptelas de los nobles de las provincias son algunos de los aspectos más divertidos de la trama. Aunque tenga partes interesantes la lectura no acabó de satisfacerme y quede un poco decepcionado, así que, para quitarme el mal gusto de boca, me dispuse a leer otra de  sus novelas breves.


The last witness si que tiene todas las virtudes a las  que nos tiene acostumbrados K. J. Parker: originalidad, sentido del humor, y aspectos que generan reflexión. 
La premisa de la novela es que el protagonista tiene la capacidad de borrar fragmentos de la memoria de las personas. Visualiza las mentes humanas como enormes bibliotecas, de las cuales puede eliminar algunos libros o pergaminos que contienen recuerdos, pero en el proceso él se queda con los recuerdos que borra. El título de la historia hace referencia a que se convierte en el ultimo testigo de algunos hechos que han sucedido, y que si él desaparece, es como si el suceso no hubiese acontecido.
Las habilidades del protagonista son conocidas, y recibe encargos de diversa índole: desde gente humilde que quiere borrar sus momentos dolorosos a criminales que quieren borrar las huellas de sus fechorías. 
La historia es compleja y elaborada, a momentos difícil de seguir, con varios giros inesperados en la trama, y con muy mala leche. Me ha dejado muy satisfecho y con ganas de seguir leyendo la obra de este fantástico autor. 
Es una lástima que sólo haya una de sus historias disponible en castellano, la encontraréis en el blog Cuentos para Algernon. A ver si alguna editorial se anima y saca una colección de sus novelas breves, creo que sería una apuesta original y atrevida. Cuentan con un comprador.

sábado, 8 de julio de 2017

The last good man - Linda Nagata

La robótica siempre me ha interesado, sobre todo la parte de especulación que implica la aparición de los robots en nuestra vida cotidiana y como nuestra sociedad cambiaría en muchos aspectos. 
En la novela que comentaré hoy, The Last Good man de Linda Nagata, esta especulación está hecha desde el punto de vista bélico, con el punto original  que los protagonistas son los soldados que se verán remplazados por drones y robots pero que no tienen más remedio que usarlos en sus misiones para luchar en igualdad de condiciones contra sus enemigos. 
La protagonista principal es True Brighton, una veterana soldado perteneciente a una compañía militar privada. En el curso de una misión de rescate de una rehén en la zona de Oriente Medio descubrirá unos hechos que desconocía y que provocarán que un capítulo muy doloroso de su pasado que daba por cerrado vuelva a abrirse y tenga que investigarlo.
Algunas de las escenas de acción son emocionantes, y el misterio principal que es el motor de la trama despertó mi interés, pero no está bien resuelto, y al final la novela acaba siendo un thriller  de acción como muchos que hay en el mercado y poco más. 
La protagonista toma decisiones totalmente irracionales y inexplicables en el contexto de la historia, otro aspecto que ha influido en mi valoración negativa.
Hay algunos momentos de reflexión sobre la aparición de las armas robotizadas en la guerra, pero pasa demasiado de puntillas sobre el tema para mi gusto.
En fin, una lectura que sólo os recomiendo si sois muy fans de los thrillers de estilo militar, pero incluso en este caso, esta novela no destaca. No creo que lleguemos a verla traducida en España.