lunes, 28 de agosto de 2017

The real-town murders - Adam Roberts


Pocos autores tienen la capacidad de engancharme con las primeras páginas de sus historias como Adam Roberts. He leído tres de sus novelas: Jack Glass, Béte (todavía tengo pendiente la reseña) y la que hoy nos ocupa, The Real-Town Murders,  y en todas me ha pasado lo mismo. Admiro la habilidad que tiene de enganchar al lector con pocas frases. Lástima que también me ha pasado en las tres novelas que hay un punto en que el interés de la historia decae, y nunca acabo de valorarlas con un excelente, aunque estén llenas de buenas ideas.
No sé si valorar a The Real-Town Murders como una novela negra con un telón de fondo de ciencia ficción, o como una historia especulativa sobre una posible evolución de nuestra sociedad, con estructura de novela de detectives. Las dos vertientes tienen aproximadamente el mismo peso dentro de la historia.
La protagonista de la novela es Alma, una investigadora privada que recibe el encargo de averiguar cómo ha podido aparecer un cadáver humano en el maletero de un coche recién salido de la cadena de montaje, en una fábrica totalmente automatizada. Antes de que tenga tiempo de poder profundizar en el caso, las autoridades le pedirán amablemente que deje de investigar. Sin quererlo, se ve envuelta en una red de conspiraciones, en la lucha por el poder entre diversas facciones del gobierno.
Uno de los puntos más destacables de la novela es la ambientación. La historia está situada en un futuro cercano en el que la mayor parte de la población pasa el tiempo conectada en The Shine, una plataforma de inmersión virtual que representa una evolución de internet. La sociedad que presenta Roberts es muy deprimente: la mayor parte de la vida laboral y social se realiza en la plataforma, todo está automatizado, no hay interacción real entre las personas y las calles están vacías, a excepción de las pocas personas que no utilizan la plataforma ( y los que sí la utilizan y, aún conectados, su traje de inmersión los lleva de paseo cual zombies para evitar problemas de atrofia muscular). 
La historia está llena de detalles que ayudan a la ambientación, de muy buenas ideas, y de un sentido del humor característico del autor y que a mi me gusta mucho. Tanto la parte especulativa como la parte del misterio y su resolución están muy bien trabajados y me han dejado satisfecho. 
¿Porque no la he valorado como excelente si hasta ahora todo lo que he dicho son virtudes? Debido al uso de las escenas de acción. Una parte importante de la trama se basa en que Alma debe regresar a su piso cada cuatro horas para poder tratar a su compañera, afectada por un virus diseñado específicamente para ella, y Alma es la única que puede tratarla. Esto genera una serie de idas y venidas, de persecuciones, fugas y escenas de acción que en conjunto encuentro un poco exageradas, en algún momento repetitivas, y que en momentos me han sacado de la historia. 
En definitiva, una historia muy imaginativa, una mezcla muy interesante de novela de detectives y especulación social que hubiese calificado de excelente si presentase más mesura en las escenas de acción. Continuaré pendiente de lo que escribe Adam Roberts.

lunes, 14 de agosto de 2017

A Red Peace - Spencer Ellsworth

La space-opera es uno de mis géneros favoritos dentro de la ciencia ficción, pero últimamente me da cierta pereza empezar lecturas de este estilo, ya sea porque raramente me sorprenden los argumentos y los escenarios (tiene mucho mérito ser original en este subgénero), o por la tendencia a publicar grandes sagas, que cada vez me cuesta más seguir.

Pero de vez en cuando me gusta descubrir a nuevos autores, y más si es en formato de novela breve, o sea que cuando la editorial Tor me dió la oportunidad de leer el primer libro de una nueva saga de space-opera, Starfire, escrita por Spencer Ellsworth, no me lo pensé. Ha sido un acierto; una lectura muy entretenida en un escenario muy original, que mezcla aspectos de ciencia ficción y fantasía de una forma muy interesante, aunque peca de utilizar algunos tópicos.
A Red Peace nos sitúa en una galaxia diferente a la nuestra, en la que conviven diversas razas de seres alienígenas, pero, hasta el momento, los humanos eran la especie dominante. Digo hasta el momento porque la historia se inicia cuando una sangrienta revolución llevada  a cabo por híbridos de humano y otra especie ya extinta, los Jorians, clonados en tanques para ser utilizados como soldados, ha ganado y ha conseguido derrocar al emperador. Se inicia entonces una purga de los seres humanos supervivientes.
La historia está narrada desde el punto de vista de dos de estos híbridos, alternando sus capítulos. Por un lado tenemos a Jaqi, una joven híbrida, de las pocas descendientes de seres clonados que existen, y que lleva malviviendo pilotando naves alienígenas entre las estaciones orbitales de la periferia del imperio. Por otro lado, Araskar, un soldado drogadicto que es uno de los miembros de confianza del líder de la revolución. Hay que destacar como el autor consigue dar dos voces tan diferentes a los personajes, una pesimista y de vuelta de todo y otra más resignada y optimista. Aunque el hecho de que estén narradas en primera persona y que utilicen muchos coloquialismos ambos personajes lastra un poco el ritmo. Las voces son diferentes, pero la forma de expresarse no tanto, esto lo considero un fallo.
El escenario es muy interesante y lo mejor de la novela: la Tierra perdida, las relaciones entre los diferentes seres alienígenas, la misteriosa raza alienígena extinta, los aspectos religiosos y las profecías, las armas que utilizan los híbridos (unas espadas capaces de captar los recuerdos de las víctimas), la forma de viajar entre las estrellas, la amenaza de una oscuridad que está consumiendo las estrellas ... No todos los puntos son originales, pero la mezcla resultante si, y el autor consigue crear una atmósfera muy atractiva. Lástima que el final se base tanto en la parte fantástica y mágica de la trama, no me ha acabado de convencer.
No es una historia diseñada para abandonar la lectura después de esta novela, deja muchos frentes abiertos, demasiados misterios por resolver. En noviembre van a publicar la segunda parte, Shadow Sun Seven. Cuenta con un lector interesado.

jueves, 10 de agosto de 2017

El archivo de las atrocidades - Charles Stross

ALTÍSIMO SECRETO
DESTRUIR ANTES DE LEER


INFORME 1: Viernes 11 de agosto de 2017
CLASIFICADO ALTO SECRETO ROJIGUALDO, Ministerio de Defensa

RESUMEN: Este documento describe los efectos de la publicación en castellano de la primera parte de los "Archivos de la Lavandería", una filtración no autorizada de las actividades de nuestros homólogos ingleses. Aunque sea considerada como una obra de ficción, su publicación puede llegar a arruinar todos nuestros planes para dar poca credibilidad a los fenómenos paranormales que afectan a nuestro país y acabar provocando el caos. Nuestros ingentes esfuerzos para evitar la publicación han sido en vano, y hemos sido superados por la combinación de las influencias de una IA maligna y de un librero demoníaco.
[...]
INTRODUCCIÓN: La obra está formada por dos historias, El archivo de las atrocidades y La jungla de cemento, protagonizadas ambas por Bob Howard, un agente  de campo de la Lavandería, la agencia ultrasecreta del gobierno británico encargada, como nosotros, de luchar contra los fenómenos paranormales.
En las dos historias se explica con detalle el funcionamiento de su agencia, los mecanismos de reclutamiento, la burocracia necesaria, parte del armamento y material utilizado... Por suerte en muchos casos difiere de nuestros procedimientos, mucho más organizados y eficientes. A nivel de ejemplo, Bob Howard es reclutado por la Lavandería después de estar a punto de invocar a una entidad de otro universo por error. Nuestro procedimiento en estos casos, basado en la lobotomía parcial y la participación como público eterno de los programas televisivos de tarde, es mucho más eficaz.
La historia también contiene información pormenorizada de las ecuaciones matemáticas para entrar en contacto con otros universos y invocar e intentar controlar a otras entidades. Por suerte, debido al nivel matemático de la población de nuestro país, la parte matemática y filosófica resultará densa e indescifrable y no debe causarnos preocupación.
Aunque hemos de estar atentos y no bajar la guardia, la parte matemática puede quedar compensada por el gran sentido del humor que destila la historia. Inglés, por más señas. 
Además, el ritmo trepidante y el estilo de la narración, una mezcla de fantasía oscura, historia alternativa y novela de espías, también puede generar interés en los lectores no aficionados al género minoritario y residual de la fantasía y la ciencia ficción. Y no olvidemos a Lovecraft. Lovecraft vende, y su influencia está patente en la historia.
[...]
CONCLUSIÓN:  Seguimos con la sospecha de que las novelas están basadas en  material utilizado como ejemplo para los nuevos agentes de la Lavanderia, para que conozcan los procedimientos habituales del trabajo de campo. La filtración de este tipo de material sería impensable en nuestra organización, pero no está de más estar atentos y establecer un sistema de vigilancia de nuestra plantilla, para que no caigan en las garras de algunos escritores de ciencia ficción sin ideas ni escrúpulos, como Charles Stross, que abundan en nuestro país.
[...]
RECOMENDACIONES FINALES: 
1. Continuar con la promoción en los medios de comunicación de los programas de Iker Jiménez y sus secuaces. No descartamos una nueva aparición en Bélmez para desviar la atención. 
2. Transformar a los traductores Blanca Rodríguez y Antonio Rivas en sujetos metabólicamente comprometidos. Han entrado en contacto con la obra de manera demasiado íntima.
3. Seguir muy de cerca las publicaciones de Insolita Editorial. Sabemos que sus planes son publicar novelas de ciencia ficción y fantasía que rompan esquemas. Les estaremos vigilando.