viernes, 16 de junio de 2017

Kirinyaga - Mike Resnick


Las antologías de relatos de estilo fix-up me encantan, son una de mis debilidades. Considero un mérito espectacular conseguir que cada relato tenga una personalidad propia y que el resultado final del conjunto sea mayor que la suma de sus componentes. Hoy voy a comentar una obra maestra, una de las antologías de relatos de este estilo con más nominaciones a los grandes premios: Kirinyaga, de Mike Resnick. La editorial Gigamesh la ha publicado en castellano recientemente, con traducción de Ramon Peña.
La premisa principal de estos relatos es que la humanidad ha conseguido terraformar diversos planetoides, y algunas de nuestras culturas o sociedades tienen la posibilidad de crear utopías en estos nuevos hábitats. Kirinyaga es uno de estos planetoides en el que se han  instalado miembros de la cultura Kikuyu, decididos a llevar un estilo de vida igual al de sus antecesores antes de la llegada de los europeos a África. 
El protagonista de los relatos es Koriba, uno de los responsables de la colonización y que actuará como mundumugu (el chamán de la tribu, conocedor y transmisor de su cultura). A través de los diversos relatos veremos como Koriba intenta preservar la idea original de la utopía de Kirinyaga, luchando con su ingenio y su tozudez contra los factores externos y internos que intentarán alterar la situación. 
Resnick es un maestro a la hora de utilizar el diálogo como instrumento narrativo, y casi siempre consigue emocionarme la forma que tiene de explicar las situaciones de la trama, me pasa con pocos autores. También quiero destacar la inventiva que demuestra en esta espectacular antología, ya que en cada relato Koriba debe utilizar una o varias parábolas para orientar a su tribu hacía el camino que ha marcado.
Normalmente los personajes muestran una cierta evolución a lo largo de una historia, en este caso lo que ha evolucionado es mi valoración de los actos y decisiones que toma Koriba. Cada relato nos plantea un dilema moral, en los primeros relatos podía empatizar con él en cierta medida, pero a medida que avanzaba la historia iban incrementando mis ganas de darle una buena colleja para que reaccionase.

Para comentar algún detalle negativo, la dinámica y estructura de los diferentes relatos es muy parecida, y si a esto añadimos que hay ciertas informaciones que se repiten en todos los relatos, puede generar una cierta sensación de deja vu.
La edición está muy cuidada y es muy completa. Además de un ensayo del autor (en el que insiste en diferenciar el punto de vista del escritor respecto al de sus personajes) y una presentación muy interesante por parte del traductor (que aconsejo leer después de terminar la novela, creo que da demasiada información), incluye la novela breve Kilimanjaro. En esta novela los protagonistas son los Masai, que crearán su utopía intentando evitar los errores en los que incurrieron los Kikuyu. No llega al nivel de Kirinyaga, pero es entretenida y un buen complemento.


En resumen, una obra maestra de la ciencia ficción de especulación social, emotiva, llena de agudos diálogos y que debería ocupar un lugar de honor en todas las estanterías de los aficionados. No os la podéis perder.


Otras opiniones de la novela: Sense of Wonder

martes, 13 de junio de 2017

Borne - Jeff Vandermeer

A veces me pasa que después de valorar de manera muy positiva un libro, cierto tiempo después y con más reflexión, acabo decidiendo que no me ha gustado del todo (afortunadamente también me pasa al revés). Un ejemplo claro es la Trilogía Southern Reach, de Jeff Vandermeer, que me encantó cuando la leía, y que ahora pienso que de alguna manera me estafaron y piqué como un pardillo. A ver como será la adaptación cinematográfica que están a punto de estrenar...
Aunque no me gusta como gestiona las tramas Vandermeer, si que me gustan sus ideas y su estilo literario, y por eso decidí darle una oportunidad a su nueva novela, Borne. La lectura me ha servido para corroborar mis opiniones.
La historia está ubicada en un escenario post-apocalíptico, en el que nuestra protagonista, Rachel, sobrevive en una ciudad medio destruida junto a su pareja Wick. En esta ciudad estaba localizada la sede de una compañía de biotecnología, y algunos de los seres vivos modificados en esta compañía campan a sus anchas por la ciudad. Entre ellos Mord, un oso gigante con capacidad de volar. En una de sus expediciones de pillaje por la ciudad Rachel encuentra un pequeño ser vivo medio vegetal medio anémona al que acoge y bautiza como Borne.
La trama se centra en como van cambiando las fuentes de poder en la ciudad, la relación entre Wick y Rachel y en el crecimiento y desarrollo de Borne. La historia es muy inconexa, aunque tiene algunas escenas muy interesantes y originales, sobre todo las referentes al desarrollo de una inteligencia totalmente diferente a la nuestra, y como Rachel intenta humanizar a esta inteligencia sin tener mucho éxito. Borne es un ser capaz de adoptar cualquier forma, y esa capacidad genera situaciones y imágenes bastante divertidas. También me ha interesado el pasado de Rachel, que ha sido durante gran parte de su vida una refugiada del cambio climático, aunque no acaba de profundizar en los detalles de esta parte de la historia.


El principal problema es que el ritmo es irregular,  y la historia no ha acabado de atraparme en ningún momento, me ha costado mucho avanzar en la lectura. Es un libro de buenas escenas, pero de conjunto poco convincente. Tampoco me ha gustado como ha decidido resolver la historia, ni a nivel argumental ni a nivel de estrategia narrativa.
En fin, que acabo la novela con dudas entre si pesan más las virtudes o los defectos, en este aspecto coincido con la valoración de Cristina Jurado en Sense of Wonder y no me atrevo a recomendarlo, aunque la mayoría de críticas en las redes sociales sean muy positivas. 

miércoles, 7 de junio de 2017

Sucesos extraños - varios autores

Una de las series que más triunfó el año pasado fue Stranger things, una historia de aventuras y misterio protagonizada por una pandilla de niños y llena de guiños y referencias a películas y series de los años 80: ET, los Goonies, Ojos de Fuego, Aliens, Stand by me,... La serie es muy entretenida, si tenéis ocasión de verla os la recomiendo.

Aprovechando el tirón la Editorial Apache publicó la antología Sucesos extraños, formada por ocho relatos que mezclan el misterio con referencias a la vida de los niños y adolescentes en los años 80 en nuestro país. La premisa era prometedora y la alineación de autores muy interesante, así que cuando se publicó en formato digital después de ser nominada a la mejor antología en los Ignotus, no dudé ni un minuto en comprarla.
Encontraréis historias llenas de bicicletas, pantalones cortos, largos veranos de tardes aburridas, abusones, amores infantiles, primeros besos y referencias a porrillo a la cultura popular de la época. A mi me pilla de lleno y he visto reflejadas algunas escenas de mi infancia, pero no sé qué pueden llegar a pensar lectores más jóvenes. En los diferentes relatos aparecen productos, series o personajes populares en los que no pensaba desde hacía años (los chicles Cheiw, el Frigurón, o El halcón callejero, por ejemplo) y en momentos la nostalgia me ha afectado, debo reconocerlo. Por otro lado, algunas de las referencias creo que están colocadas con calzador, demasiado forzadas. 
El principal problema de la antología es que la mayoría de los relatos tienen un tono parecido, siguen una estructura similar pero cambiando la situación que genera la intriga, y la lectura se hace a momentos repetitiva. Sólo un par de historias salen de la norma. Paso a comentar aquellos relatos que me han tocado, que me han emocionado, ya sea por lo que cuentan o por cómo lo cuentan. Con eso no quiero decir que el resto no sean buenos relatos, pero no me han convencido.

La Poza, de David Jasso, es un relato agobiante; este autor siempre consigue provocarme esta sensación, sobre todo cuando el agua es un componente importante en la narración. Aunque es menos agobiante que otros de sus  relatos, ya que dedica mucho tiempo a presentarnos los personajes y la situación antes de llegar  a la parte más interesante del relato. El protagonista es un joven que está en un pueblo de vacaciones, pero no se acaba de integrar con los jóvenes de su edad del lugar. Durante las fiestas del pueblo no se le ocurre nada más que seguir a la pandilla de la chica que le gusta cuando deciden ir a bañarse al río. Siempre digo que tengo que atreverme con sus novelas, pero me da miedo... 

Carlos J Lluch me ha sorprendido con Recuerdos. La historia trata sobre un joven que ve visiones que sólo el percibe. Concretamente de un coche y un personaje extraños, siempre en el mismo lugar del pueblo en el que está de vacaciones. La única que le cree es la chica de la que está enamorado. Estaba convencido que le había visto el truco muy pronto al relato, pero el final me ha parecido sorprendente y original dentro del subgénero del que trata, y eso es difícil.

En El prisionero David Luna consigue dar una vuelta de tuerca más al personaje del vampiro en un relato muy interesante y original, pero que no sé si acaba de entrar en la dinámica de la antología. Es el que veo más desconectado de la tónica general, aunque eso no quiere decir que no me haya gustado. 

El relato más original, y el que más me ha gustado, es Nora a través del monitor, de Javier Castañeda. Un joven adicto a los videojuegos compra una revista en la que regalan un juego diferente a los demás, con una chica como protagonista y que trata temas a los que no está acostumbrado. Las decisiones que tome en el juego afectarán a su vida real, pero de una manera que me ha sorprendido. Creo que la historia se ve constreñida por la longitud y por tanto el final es un poco apresurado. Seguramente daba para un relato más largo o una novela breve, la premisa lo merece.

En definitiva, una antología un tanto irregular, repetitiva por la estructura de los relatos, pero con algunas historias muy interesantes y recomendables. Si tenéis nostalgia de los ochenta disfrutaréis con este libro, seguro.

domingo, 4 de junio de 2017

Enxarxats - Carme Torras

Vaig tenir la sort d'intercanviar unes paraules amb Carme Torras en una de les seves conferències fa uns mesos. Quan em va comentar que a finals de maig publicaria una nova novel·la amb Males Herbes va passar a ser una de les lectures més esperades de l'any. A vegades aquest tipus d'expectació acaba sent negativa, però en aquest cas no, Enxarxats és una novel·la molt interessant i recomanable.

No us espereu trobar una novel·la amb un gran Sense of Wonder, ni amb escenes d'acció trepidants, ni amb un escenari innovador i espectacular (la història està ubicada a Barcelona al 2017). Tot i això,  sense aquests ingredients que poden semblar bàsics en una bona novel·la de ciència ficció, la Carme aconsegueix teixir una història atractiva i addictiva, basada sobretot en l'especulació científica i l'anàlisi  i amb un to seriós, rigorós i elegant.

La protagonista principal de la història és la Júlia, una professora de la universitat que acaba d'arribar d'Estats Units a la plaça que ha deixat lliure l'Ariadna, que s'ha jubilat. A l'ordinador del despatx hi troba la correspondència i els codis d'accés de la seva predecessora, i, a mesura que investiga en els seus documents es pregunta si les coses que li van passant són coincidències o tot forma part d'una gran teranyina en la que s'està enredant. Xarxes globals secretes, aplicacions predictives que encerten més del que sembla, virus informàtics impossibles d'eliminar i que envien missatges misteriosos... aquests són alguns dels ingredients d'aquesta entretinguda història.
La trama de la Júlia es va alternant amb fragments en els que l'Ariadna explica en primera persona quins moments claus de la seva vida van acabar desembocant en les investigacions que estava duent a terme.
Els robots havien d'estar presents d'una manera o una altra. En aquest cas en les investigacions de la Júlia, centrades en assistents robòtics per a alumnes que necessitin una atenció especial a l'aula. La novel·la també dóna un gran protagonisme a la part menys visible i fosca del món acadèmic universitari, i he acabat amb la sensació que l'autora ha viscut alguna experiència desagradable amb aquest tema.
També em quedo amb la sensació que la història està molt ben documentada i molt meditada. A la part final del llibre hi ha un parell d'apèndixs que ajuden en la situació d'algunes escenes, i en la documentació d'alguns dels múltiples aspectes dels que tracta el llibre.
En definitiva, una lectura totalment recomanable, que enganxa molt, plena de referències i picades d'ullet a alguns clàssics de la ciència ficció  i a anteriors novel·les de l'autora. En sentireu a parlar, segur.

Altres opinions de la novel.la: El biblionauta