dissabte, 29 de desembre de 2018

Quinto aniversario del blog - sorteo

En unos días el blog va a cumplir cinco años y quiero celebrarlo con vosotros, como es habitual. Me ha resultado realmente difícil este quinto año dedicar tiempo a esta afición. He actualizado muy poco, debido también a que he leído poco. Situaciones familiares y laborales han copado gran parte de mi tiempo y, no se si  será por la edad, cuando me pongo a leer, me quedo dormido a una velocidad supersónica... No he leído ni la mitad de libros que me propuse, aunque estoy contento porque he continuado leyendo en inglés (sin hacer entradas en este idioma, eso si), he releído varios libros que me apetecían, he dejado de lado la tiranía de las novedades (he leído libros con varios años a sus espaldas tapando algunas de mis lagunas en ciencia ficción clásica) y he podido leer la narrativa breve premiada para escribir mi sección para Supersonic. Que no es poco, tal y como están las cosas.

Voy a ser realista y no voy a plantearme grandes retos para el año que va empezar en breve. Mi intención es continuar con el blog, pero me conformo con un ritmo de 2 o 3 entradas mensuales. Hay pocos libros que tenga en el punto de mira como imprescindibles: el final de la trilogía de Luna, de Ian McDonaldExhalation la nueva antología de relatos de Ted Chiang (aunque haya leído varios de los relatos incluidos), el nuevo de Neal Stephenson (aunque no haya terminado su última novela, siempre le doy una oportunidad más a este autor), y Children of ruin de Adrian Tchaikovsky


A nivel de traducciones, espero con ganas las continuaciones de The Expanse y la culminación de la trilogía de NK Jemisin con El cielo de piedra. No estoy muy al caso de lo que va a publicarse en catalán o en castellano, pero siempre hay sorpresas agradables que espero ir descubriendo. Y tengo lecturas pendientes de clásicos, como Ursula K Leguin.

Vamos al grano: como es ya costumbre voy a organizar un sorteo de algunas de las lecturas que más me han gustado este último año. Participar es muy fácil, solo hace falta comentar esta entrada informándonos del libro que más esperáis para 2019 y cual sería vuestra elección en caso de ganar el sorteo.  He intentado hacer una mezcla de géneros, editoriales y géneros de narrativa. El ganador o ganadora podrá elegir entre las siguientes opciones:


La casa de arenas movedizas, de Carlton Mellick III
Pack de Revistas Supersonic (digital): 10, 11 y 12.
Pack de novelas breves (digital): Proyecto Alpha de Caryanna ReuvenUno, de Nieves Delgado y El calígrafo de los cielos, de Ernesto Fernández-Weiss
Estació boira, de Enric Hercé

Tenéis hasta el domingo 6 de enero de 2019 para comentar en esta entrada y así poder participar en el sorteo. Mucha suerte a todos, espero que el 2019 sea un año lleno de buenas lecturas.

dimecres, 26 de desembre de 2018

Fuego y Sangre - George R Martin

En cada ocasión que Geoge R.R. Martin publica algo que no es Vientos de Invierno las redes sociales se inflaman con lectores decepcionados que advierten que cada vez tienen menos ganas de continuar con Canción de Hielo y Fuego. Reconozco que a mi a veces también me pasa; en unos días el blog va a cumplir seis años, y ya en la segunda entrada comentaba que Vientos de Invierno era uno de los libros que más esperaba para...2014. Y todavía estamos igual. Comprendo a esos lectores cansados de esperar, pero yo soy muy fan de esta saga, y tengo suficiente material para ir superando el síndrome de abstinencia. Principalmente me nutro de la serie de televisión de HBO y el fantástico Podcast de Hielo y Fuego, pero también he ido leyendo con los años otros relatos ubicados en Poniente en épocas anteriores a la de la saga principal.
Martin ha utilizado varios de estos relatos y, junto a otros textos de reciente creación, ha publicado Fuego y Sangre, una historia de la dinastía Targaryen, desde la conquista de Poniente por Aegon I hasta la rebelión de Robert Baratheon. En mi inocencia me pensaba que el libro (de casi 900 páginas) abarcaría toda la historia de esta  família, pero una vez comprado descubrí que solo incluye la primera parte, y que habrá un segundo volumen.  Esta es la primera advertencia.

La segunda advertencia es que no es una novela, la historia tiene el tono de una crónica histórica narrada por un maestre de la Ciudadela a partir de diversas fuentes. Es un mérito de Martin conseguir con este estilo que la historia sea adictiva y entretenida, incluso para los frikis que ya conocíamos los aspectos generales de parte de la historia. Creo que es muy importante en este hecho el uso de las diferentes fuentes de la que saca la información el narrador, a menudo diferentes en contenido y apreciación, y  en las que cabe destacar el personaje de un enano bufón de la corte, Champiñón, que le da un toque cínico a la narración muy interesante.
En la historia de los primeros reyes Targaryen encontraremos batallas, aventuras, traiciones y conspiraciones políticas (y menos sexo del que nos tiene acostumbrados Martin en la saga), pero el principal aliciente es la presencia de los dragones. Ver a estas armas de destrucción masiva con patas en acción, ya sea contra ejércitos y fortalezas, ya sea en luchas entre ellos, es una gozada. Aunque reconozco que me quedo con las ganas de saber muchas más cosas sobre su reproducción y comportamiento.  Los Targaryen dejan más que desear; aunque carguen con esa aura élfica y casi divina, aunque tengan ojos violeta y la capacidad de cabalgar dragones, queda demostrado que tienen los mismos defectos que cualquiera de las otras familias nobles, y que, cuando hay demasiados vástagos de la sangre del dragón, las cosas se ponen complicadas para Poniente.

El libro es voluminoso, y con una edición lujosa y espectacular. Las ilustraciones de Doug Weatley son detalladas y representan fielmente y con mucho acierto lo que aparece en la historia. El libro ha aparecido en castellano y en catalán casi simultáneamente a la edición original, cosa que ha provocado una carrera contra reloj de traductores y correctores. 
Pensaba que se podría notar más de una voz en la narración, ya que la traducción la han realizado varias personas, pero la corrección ha funcionado en este aspecto y el tono es uniforme. En otros aspectos la corrección no ha funcionado tan bien. No me refiero  a que algunos nombres tengan traducciones diferentes a las utilizadas en otras obras de Martin, sé que este aspecto es debido a problemas de derechos. Ni tampoco a erratas tipográficas o ortográficas (que las hay), me refiero a varios errores de contexto en la ambientación de los Siete Reinos que a los lectores experimentados pueden llamarles la atención. No hay ninguno que desvirtúe la historia, son detalles, y entiendo que son debidos a la falta de tiempo para hacer una corrección exhaustiva, pero se notan, y creo que no deberían estar presentes en un producto de este estilo y este precio.


Para terminar, como todo buen fan de la saga, voy a entrar en el terreno de la especulación, incluso del spoiler, avisados quedáis y continuad leyendo bajo vuestra responsabilidad. Quiero destacar un par de sucesos relacionados con los dragones: me ha gustado conocer el posible origen de los huevos que regalan a Daenerys, y me ha dejado muy intrigado el hecho que los dragones no puedan volar sobre el muro. 
A nivel especulativo, hay algunos aspectos que se reiteran tantas veces que no creo que sea casualidad y que creo que serán importantes en las tramas del futuro. Martin no acostumbra a dar puntadas sin hilo. Son intuiciones y las dejo por escrito para que os podáis reír mucho cuando no se cumplan. Por un lado me tiene muy intrigado la importancia que da a las armas de acero valyrio (cada una con su nombre) y la obsesión por detallar quien utiliza a Fuegoscuro y Dama Oscura, las espadas de los Targaryen. También me escama el hecho que se repita tantas veces que los Blackwood sean adoradores de los antiguos dioses. 
Aparte de los Targaryen, dos grandes familias tienen mucho protagonismo en la trama de este libro y por ende en la historia de Poniente: los Velaryon y los Hightower. De los primeros sabemos que en la saga principal son una casa venida a menos, pero los segundos mantienen su poder en Antigua y han participado muy poco en los eventos importantes. Tengo la sensación que esto cambiará.

En definitiva, una lectura con tono de crónica histórica, pero entretenida. Encontraremos los ingredientes habituales de la narrativa de Martin, con el aliciente de la presencia de los dragones y de conocer a los antecesores de algunos de los protagonistas de la historia principal.  Si no sois fans de la saga, no creo que sea una buena manera de introducirse en el fantástico mundo creado por Martin. Si lo sois, os recomiendo su lectura, aunque no la considero imprescindible.

dissabte, 1 de desembre de 2018

Infinity's end - Jonathan Strahan

Hoy voy a comentar Infinity's end, la séptima y última edición del conjunto de colecciones de relatos Infinity Project editadas por  Jonathan Strahan. Los autores que han participado en este proyecto son de gran talla internacional, y han sido convidados a escribir un relato sobre el futuro de la humanidad, con un tema principal diferente dependiendo de la antología: grandes proyectos de ingeniería, la guerra en el futuro, las modificaciones corporales, el contacto con otras civilizaciones... Esta es la cuarta antología de este proyecto que comento en el blog,  y mi sensación era que la calidad global de cada libro estaba bajando (el penúltimo, Infinity Wars, era realmente flojo), aunque siempre había buenos relatos. La presencia de algunos de mis autores favoritos en el último volumen hizo que me decidiese a leerla aunque no estaba en mis planes, y no me arrepiento, ya que esta última edición mantiene bien el tipo y contiene varios relatos interesantes y destacables, cerrando el proyecto con un broche correcto, aunque no espectacular.
Lo que no he acabado de detectar es el hilo común de esta nueva antología, si que es cierto que la mayoría de relatos están situados en un futuro lejano del sistema solar, pero sin un tema concreto. A veces parece como si fuera un cajón de sastre donde haya colocado relatos que en otras colecciones no tenían cabida, pero que le parecían interesantes. Paso a comentar algunos que quiero destacar por su planteamiento o su temática.

En Intervention Kelly Robson, flamante ganadora del Nébula en relato corto de este año, plantea un interesante sistema para criar a los niños en los hábitats espaciales, en una especie de guardería comunal en la que viven en conjunto hasta la mayoría de edad.

Prophet on the road de Naomi kritzer narra como la protagonista intenta reunir a varios fragmentos del Ingeniero, una IA que gobernó el sistema solar y contra la que los humanos se rebelaron. La relación entre la protagonista y su fragmento de IA me ha parecido muy interesante.

Death's door no es uno de los mejores relatos de Alastair Reynolds que he leído, pero si que da una buena idea de la gran capacidad de imaginación que tiene este autor. En un futuro en el que los seres humanos son muy longevos, un par de amigos intentan convencer a un tercero que quiere dejar de existir. Para convencerlo lo llevan a los rincones más espectaculares de nuestro sistema solar. 

La prolífica autora Seanan McGuire no podía faltar, y en su relato Swear not by the moon, narra la transformación de Titán en un enorme parque temático.

En Last small step Stephen Baxter presenta un planteamiento muy original sobre la exploración del sistema solar, uno en el que se decide eliminar todas las pruebas de la presencia humana en los diversos cuerpos celestes del sistema. La historia narra la trama de la persecución de un astronauta que quiere saltarse las normas.  

El relato triste de la antología es Longing for earth , de Linda Nagata que ha ganado el Locus de este año en relato corto. El protagonista lleva décadas viajando por los múltiples hábitats artificiales que reproducen algunos de los ecosistemas de la Tierra, intentando reproducir lo que sentía cuando paseaba por la superfície de nuestro planeta. Mientras, su família insiste en que entre en la vida digital de una vez por todas, pero él, tozudo, continúa con su peregrinación. 

La antología termina con un confuso relato de Peter Watts que creo que hará las delicias de los especialistas en la vida y obra de Philip K Dick, ya que está llena de referencias, pero como no es mi caso la he encontrado más difícil de lo que es habitual en este fantástico autor.

Me da una cierta pena que un proyecto tan interesante como este termine, y que termine de esta manera, dejando un cierto regusto amargo, ya que era evidente que la calidad de las historias de las últimas antologías iba en descenso. Aunque esta última colección sea mejor que las anteriores y la sensación es que hay un remonte, considero un acierto parar este proyecto en este punto.

Que pare este proyecto no implica que Strahan vaya a parar, en julio va a publicar otra antología de relatos, Mission Critical, con la participación de primeras espadas del género: Hamilton, Reynolds, Watts, Leckie... y con un interesante eje común: qué pasa cuando la tecnología falla en el espacio. Cuenta con un lector interesado.