dissabte, 9 de gener de 2021

Voces en la ribera del mundo - Diana P. Morales

Acostumbro a estar al caso de las novedades editoriales de género fantástico, pero debo reconocer que Voces en la ribera del mundo, de Diana P. Morales, pasó por debajo de mi radar y no la detecté. La descubrí cuando  ganó el premio Ignotus de novela de este año. Estaba nominada también a este premio una novela que me encantó y que había tenido muy buenas críticas, el Arcano y el Jilguero. Que consiguiese ganar frente a tan ardua competencia despertó mi curiosidad.

La historia se sitúa en un futuro cercano en el que la humanidad se enfrenta a varios retos  para conseguir sobrevivir: el cambio climático, pandemias, guerras, contaminación... incluso aparece un asteroide para acabar de rizar el rizo y erradicar las pocas esperanzas que quedan. La NASA envía 5 naves tripuladas a las estrellas más cercanas con posibilidad de que tengan planetas habitables con el objetivo de encontrar un nuevo hogar para la humanidad. Mediante 14 relatos relacionados entre sí y que comparten a veces protagonistas,  seguiremos las aventuras de estos pilotos mientras asistimos al lento ocaso de nuestra civilización.
La estructura y la construcción de la novela es muy ambiciosa. Es un canto a la diversidad. Diversidad de personajes (etnias, orígenes, orientación sexual, ... me parece muy atrevido que una de las protagonistas sea una joven autista), diversidad de formas y estilos narrativos (primera persona, segunda persona, relatos humorísticos, tristes, íntimos, irónicos...) y, sobre todo, diversidad de temáticas. Toca casi todos los tópicos de la ciencia ficción: primer contacto, exploración espacial, inteligencias artificiales, situaciones cercanas a un apocalipsis, paradojas temporales... 
Con tantos ingredientes sobre la mesa lo más fácil es que el resultado hubiese sido una mezcolanza poco coherente, pero este no es el caso, y creo que tiene muchísimo mérito. Construir esta novela no ha debido de ser fácil, pero la autora sale exitosa del intento. La variedad provoca que el ritmo sea muy rápido y la historia es muy entretenida, incluso presenta varias sorpresas que no he visto venir. La estructura propicia que sea una novela de lectura ágil, me ha durado un par de tardes.

Las múltiples y variadas piezas del puzle consiguen encajar de forma satisfactoria, pero hay algunos detalles que han provocado que no la califique de excelente. Hay muchas ideas y muy buenas, pero varias no las puede explicar como se merecerían en las páginas que utiliza. Creo que a algunas historias les irían muy bien varias páginas más para evitar la sensación de apresuramiento (pasan muchas cosas en muy poco espacio de tiempo) y para poder dar más fondo a los personajes. En muchas de las novelas de género detecto paginitis, en esta todo lo contrario (¿paginosis seria un buen término?). Tampoco me han acabado de convencer los relatos pensados para ser divertidos (es un problema endémico que no me pasa solo en esta novela), y algunos de los personajes de estos relatos considero que están muy exagerados.

En definitiva, una lectura totalmente recomendable. Consigue hilar todas las tramas, estilos y situaciones en una historia muy entretenida, original, variada y de lectura adictiva. El precio de la versión digital es un regalo. Estaré pendiente de las próximas historias que proponga esta autora.

Otras opiniones de la novela: In the nevernever , Libros prohibidos , Origen cuántico

dimecres, 6 de gener de 2021

Piranesi - Susanna Clarke

Hace 15 años que tengo el libro  Jonathan Strange y el señor Norrell de Susanna Clarke cogiendo polvo en la estantería. Lo he probado un par de veces, pero no he pasado de unas pocas páginas. Todavía no es su momento. 
Viendo las fantásticas críticas que ha recibido la última novela corta escrita por esta autora, Piranesi, me decidí a echarle un vistazo para desconectar del mundo de fantasía de una saga de miles de páginas con la que estoy ahora.  

El planteamiento de la novela es muy interesante.  Piranesi vive en una casa especial, formada por multitud de salas conectadas entre ellas en las que las paredes están forradas por filas de estatuas de diversos tamaños, todas distintas. El piso inferior está inundado por un mar, con sus mareas cambiantes. El superior ocupado por nieblas y nubes que liberan de tanto en tanto precipitación. Piranesi vive solo en este mundo particular, con la excepción del Otro, un hombre mayor que él con quién comparte exploraciones y experiencias y con quién queda para conversar dos veces por semana en uno de los inmensos salones del edificio.
Conoceremos la historia a través del diario personal que escribe Piranesi, narrado en primera persona y con unos títulos de entrada y una cronología peculiares y a veces muy divertidos. El primer tercio de la novela presenta el escenario, y es el que más me ha gustado. Desprende una sensación de misterio que tiene una lógica escondida que como lector desconoces y que necesitas que te expliquen. Es un mundo extraño, onírico y material a la vez. Mis sensaciones lectoras relacionadas con entrar en un mundo desconocido del que necesitas saber más y que te fascina lo que te va explicando la autora me han recordado a las que tuve en un principio con Aniquilación de Jeff Vandermeer, salvando las distancias de estilo y temática de las dos  obras, y  de mis sensaciones finales una vez terminadas (gana Piranesi por goleada).
Me hubiese encantado que esta primera parte de descubrimiento tuviera más peso en el conjunto de la obra, pero entiendo que era tan importante la exploración del mundo por parte del lector como la solución del misterio de como Piranesi ha llegado a él, que es el resto de la trama. La longitud de la novela es perfecta y las diferentes partes de la trama están muy bien equilibradas, pero me he quedado con ganas de más longitud de la primera parte.

Me ha gustado cómo evoluciona el personaje a partir de que va descubriendo su historia. La solución del misterio es satisfactoria y todas las piezas encajan, con algún pequeño detalle que no me ha quedado claro, pero que no afecta al conjunto de la obra. Aunque debo reconocer que me ha sorprendido el hecho de que la solución aparezca de forma más o menos implícita en el segundo tercio de la novela, y que en el último tercio se dedique a acabar de perfilarla. Me parece un poco arriesgado, pero funciona.

En definitiva, una historia original, sorprendente y bien estructurada que os recomiendo sin duda alguna. Estoy convencido que pronto aparecerá traducida, tanto en castellano como en catalán, y que la veremos en las listas de finalistas de los tres grandes premios internacionales de este año. 

diumenge, 3 de gener de 2021

Guàrdies, Guàrdies - Terry Pratchett

No he estat mai gaire amant dels llibres que utilitzen l'humor en els gèneres de la fantasia i la ciència ficció. En productes audiovisuals encara m'hi puc enganxar una mica, en llibres em costa molt. Fa uns anys vaig voler provar de llegir alguna cosa de Terry Pratchett, un autor del qual n'havia sentit meravelles. Com que soc completista (i una mica tossut) vaig voler començar la llarga llista de novel·les ubicades en el Discmón pels primers volums publicats, sense fer cas a les recomanacions, fins i tot les del mateix autor. 

No vaig connectar ni amb El color de la màgia ni amb La llum fantàstica, les dues primeres novel·les.  Els recordo com llibres desordenats, poc organitzats, un seguit d'escenes inconnexes i situacions rocambolesques. Sí que hi ha moments divertits, alguns personatges interessants i referències plenes d'ironia al món del gènere fantàstic, però no em van convèncer. Els vaig acabar, però no vaig voler continuar amb altres històries d'aquest univers.  Not my cup of tea, vaig pensar, no sempre es pot coincidir amb l'opinió majoritària. 
Quan l'editorial Mai Més va anunciar que publicarien l'obra de Pratchett en català amb traducció d'Ernest Riera i il·lustracions de Marina Vidal em vaig alegrar pel que implicava per la literatura de gènere en català, però després de la meva experiència lectora em mirava amb un cert escepticisme les manifestacions de joia i alegria que vaig veure a les xarxes socials. Tot i això, aquesta editorial s'ha guanyat un vot de confiança en els seus projectes, i veient que no començaven pel primer llibre sinó que encetaven dues de les diverses sagues més o menys connectades presents en aquest univers literari, la de la Guàrdia Nocturna i la de Les Bruixes, vaig decidir tornar a provar Pratchett amb una de les seves novel·les més ben valorades: Guàrdies! Guàrdies!

I que bé m'ho he passat. No puc fer res més que recomanar-vos la seva lectura. Tots els retrets que he fet de les primeres novel·les queden solucionats en aquesta. Fa la sensació que tot està molt ben pensat i organitzat i les peces encaixen com en un mecanisme de rellotgeria. Els personatges de la Guàrdia nocturna són fantàstics, des del capità descregut passant pels seus subordinats pispes i borratxins fins al jove recluta innocent ple de bones intencions. La resta de personatges no es queden enrere: el pelut bibliotecari de la universitat, el maquiavèl·lic patrici de la ciutat, els despistats membres de la lògia que origina tot el desori o la descomunal aristòcrata criadora de dracs domèstics. Tots estan molt ben perfilats i tenen una forta personalitat pròpia, fet difícil quan utilitzes tants personatges diferents en una novel·la tan curta. El fet que l'acció estigui situada en un sol escenari, la fantàstica ciutat d'Ankh-Morpork, gairebé un personatge en ella mateixa, ajuda a la concreció de la història.

És un llibre divertídissim, amb escenes i comentaris que desperten un somriure silenciós, però també altres que provoquen riallades en veu alta, cosa que a mi em costa molt quan llegeixo (a casa em miraven amb sorpresa). 
M'ha encantat com Pratchett utilitza la ironia i la paròdia per reflectir en el seu món màgic situacions habituals de la nostra societat, com el populisme, el deixar fer de la societat davant els abusos dels poderosos i com aquests fan tot el possible per adquirir o mantenir el poder. També cal destacar les referències a altres obres de fantasia o de la cultura popular. 
En definitiva, un llibre molt divertit, amb humor intel·ligent i moments d'acció, intriga i misteri que, juntament amb un elenc de personatges inoblidables completen un còctel que no puc fer res més que recomanar-vos.

En fi, que rectificar és de savis. He caigut del cavall com Sant Pau i ara soc un convers i vaig cridant el seu nom pels racons. Per reis he demanat Igualtat de ritus, i ja estic reservant un espai als meus prestatges per fer lloc a l'acolorida col·lecció Refugi A'Tuin. Aniran apareixent per aquí.

Altres opinions de la novel·la: La biblioteca del Kraken, El biblionauta, Les rades grises.

dimecres, 30 de desembre de 2020

Subsolar - Emilio Bueso (Los ojos bizcos del Sol IIl)

Soy un hombre de poca voluntad. Hace unos años me propuse no empezar más sagas inacabadas, pero siempre acabo cayendo en la tentación. Resistí durante bastante tiempo la curiosidad que me generó la aparición de la saga Los ojos bizcos del Sol de Emilio Bueso, por la temática y el argumento, pero sobre todo por las reacciones y comentarios sobre la estrategia de publicación y el estilo de la obra. Recuerdo que levantó cierto revuelo en las redes sociales en su momento. Decidí esperar a la aparición de la edición Omnibus, aunque cambié de opinión en la primera CatCon, de la que Bueso era uno de los invitados de honor, cuando vi como trataba a los lectores que habían hecho cola para que les firmara sus obras. Su actitud me convenció y a los pocos días me puse con Transcrepuscular, la primera novela de la saga. Voy a intentar comentaros mis sensaciones de Subsolar, la tercera entrega, sin entrar en detalles de la trama ni de las novelas anteriores.


Uno de los aspectos que creo que es necesario destacar des del principio de este conjunto de novelas es el escenario. Un planeta con una dinámica orbital compleja que genera zonas a las que no llega la luz solar y zonas donde siempre está presente. Esto provoca una diversidad de climas, ambientes y ecosistemas muy interesante. La vida se basa en la simbiosis con moluscos como motor de la evolución, con fauna de anatomía similar a la de nuestro planeta, pero de tamaño muy diferente.

El primer volumen es sorprendente, aunque deja muchas incógnitas en el aire para mantener el misterio. Me costó entrar en la dinámica narrativa; el estilo del autor es particular (es uno de los aspectos de la obra que más críticas ha generado). Es por eso que creo que no es una obra de pequeñas dosis, hay que evitar lecturas rápidas de 5 minutos. Para introducirte en el estilo y en el ritmo y disfrutar de la lectura son necesarias lecturas más largas y leer diversos capítulos de un tirón. En este aspecto ayuda que la trama es adictiva.
La estructura de la narración me recuerda a las novelas de fantasía que leía en mi juventud : un grupo de personajes con personalidades y características diferentes que viajan por escenarios fantásticos pasando aventuras y descubriendo misterios. Pero con un tono mucho más gamberro y adulto, ya que hay sexo y drogas a porrillo y los personajes tienen muchos matices de gris oscuro y pocos de blanco. 

Este variopinto grupo de personajes va cambiando de miembros en su periplo por el planeta, nutriéndose de individuos cada vez más peculiares. Aunque la historia es plural, solo hay un narrador en toda la obra, el alguacil. Se estilan ahora novelas con mucha más variedad en los puntos de vista narrativos. Esta técnica ayuda a perfilar y definir mejor a los personajes, pero no tengo la sensación que este sea un defecto de esta saga. Casi al revés, algunos personajes son tan acaparadores de atención que a momentos acaban cansando, como el trapo. El exceso de participación del trapo "benderizado" es uno de los puntos que no me convencieron del segundo volumen, Antisolar. En el tercero la atención está más repartida y la obra es más coral, y me ha gustado como han evolucionado la mayoría de los personajes durante los tres volúmenes.

Subsolar es la novela que culmina la historia, desde mi punto de vista, de forma satisfactoria.  Tiene un ritmo muy elevado, con mucha acción y algunas escenas épicas. La resolución de la trama me ha convencido y me ha sorprendido: no intuía como se podía solucionar la confluencia de personajes y situaciones de forma convincente. 

Mi valoración final es positiva y os recomiendo la lectura de esta saga, aunque con algún matiz y una advertencia. Es una historia entretenida, divertida, con intriga, buenos momentos de acción y el ritmo no decae en ningún momento. Eso sí, el estilo del autor y su uso del vocabulario es particular y a veces puede sacarte de la historia.  
Yo recomendaría a los lectores interesados que se esperen a la publicación de la versión Omnibus de la saga, con los tres volúmenes. Para los amantes del cómic se acaba de publicar la versión de la primera novela en este formato con el dibujo de Jordi Pastor. Puede ser un buen punto de entrada para conocer el universo que ha creado Emilio Bueso, un autor cuya obra, si me permitís el tópico, pocas veces deja indiferente. 

Otras opiniones: Les rades grisesSagacomic

diumenge, 4 d’octubre de 2020

To hold up the sky - Cixin Liu

Una de las lecturas que más me ha impactado en la última década es la colección de relatos La Tierra Errante, del escritor chino Cixin Liu. Me enamoré de su estilo y de su capacidad especulativa y poco después devoré con deleite la Trilogía de los tres cuerpos. Me gustaron tanto estos libros que los leí de nuevo cuando la editorial NOVA los publicó en castellano. He estado pendiente de todo lo que se ha traducido de este autor y lo he ido leyendo, aunque no puedo decir que sus otras novelas La esfera luminosa o Supernova Era me entusiasmasen tanto.  El problema radica en que en los últimos años Cixin Liu está publicando muy poco, solo algunos relatos sueltos, no tengo ni idea del motivo. Para satisfacer la demanda de su obra las editoriales están publicando las traducciones de sus primeros trabajos, con lo que los lectores experimentamos su evolución como escritor pero a la inversa. Leemos sus primeras obras después de haber leído aquellas que han tenido más éxito a nivel comercial y de crítica, y se nota el cambio.

Cuando vi que se iba a publicar un nuevo libro de Cixin, To hold up the Sky, pedí un ARC en Netgalley y subió rápidamente a lo alto de la pila. Descubrí entonces que no era una novela, sino una nueva colección de relatos. Perfecto,  Cixin me gusta mucho en las distancias cortas. Después descubrí que no eran nuevos relatos, sino que es una segunda colección de su obra de narrativa breve con relatos escritos entre 1985 y 2014. Mi entusiasmo se transformó en escepticismo, ya que interpreté que la mayoría eran relatos que ya estaban escritos cuando se hizo la primera recopilación y que se quedaron fuera. Otra manera de exprimir el filón esperando a nuevos productos por parte del escritor. 

Si comparamos las dos colecciones, To Hold up the Sky sale perdiendo, pero no por goleada. El conjunto es más flojo, pero hay relatos excelentes que no destacarían en el conjunto de La Tierra Errante. Incluso creo que podrían substituir a un par de ellos mejorando el resultado final. En los relatos encontraremos ideas embrionarias que después desarrolla en obras posteriores, pero también ideas derivadas de otras de sus historias, incluso alguna continuación directa de alguno de sus relatos. 

Están presentes los grandes temas recurrentes en las historias de este autor: grandes estructuras, civilizaciones poderosas que nos visitan y que somos para ellos como insectos, la criogenización como método para viajar en el tiempo, la especulación con las dimensiones y las partículas... Me han sorprendido gratamente algunos relatos en los que trata la cotidianidad de la sociedad china. Sus historias son muy originales, pero en esta colección tres de ellas optan por el interés de seres extraterresteres por el arte humano, ya sea la poesía, la escultura o la música. El planteamiento de los tres es diferente, pero igualmente deja la sensación de reiteración en los argumentos.

También están presentes los puntos más flojos de su narrativa: el poco interés por desarrollar  a los personajes, lo importante son las ideas, y algunos detalles poco creíbles (teniendo en cuenta que estamos hablando de ciencia ficción) que destrozan el ambiente creado en los relatos. Un ejemplo: en uno de los relatos varios presidentes de países poderosos están en una recepción de las Naciones Unidas cuando ocurre un fenómeno astronómico sorprendente y se entabla un debate entre ellos sobre supernovas, fuerza de gravedad, velocidad de la luz... y otros aspectos científicos como si fueran doctores en astrofísica. ¿Os imagináis a Putin, Trump y Pedro Sánchez teniendo una conversación de este estilo? Pues eso.

Los relatos que más me han convencido son The thinker, por la idea que subyace de fondo y que me parece preciosa, y The Village teacher, por la variedad entre las dos tramas y supongo que también un poco por amor a la profesión. También cabe destacar Sea of Dreams por  las imágenes espectaculares que consigue evocar, y  Mirror por las posibilidades de la tecnología que plantea la historia. 

La experiencia lectora ha sido satisfactoria, menos que con otros libros del autor, pero estoy seguro que si esta colección hubieses sido mi primer contacto con su obra me hubiese sorprendido y gustado mucho más. Estoy seguro que tarde o temprano aparecerá la traducción, y será un producto que recomendaré sin dudas a todos los amantes de la ciencia ficción.

dimarts, 29 de setembre de 2020

Children of Ruin - Adrian Tchaikovsky

.  
NOTA: En esta entrada comentaré Children of Ruin de Adrian Tchaikovsky, que es la continuación de la novela Herederos del Tiempo. Si no habéis leído la primera parte os recomiendo encarecidamente que lo hagáis  y que no continuéis con la lectura de esta entrada, ya que destriparé algunos acontecimientos que se producen en esta excelente novela.
                                                                                               
Adrian Tchaikovsky
es uno de los autores más prol
íficos de los que sigo, superado por poco sólo por Brandon Sanderson. Lo he leído en diversos géneros y formatos, y su producción que más me ha gustado es Herederos del Tiempo, publicada en castellano por Artífex con traducción de Luis G. Prado. La trama tiene momentos  sorprendentes y de gran sense of wonder, los protagonistas son muy variados, y la estructura en dos líneas temporales  es un gran acierto. Me sorprende que todavía haya tan pocas obras traducidas  de este autor al castellano. 
En el epílogo de la primera novela ya se  dejaba abierta la posibilidad de una continuación, con una nave formada por una tripulación mixta de arañas y humanos que partía del planeta en el que conviven las dos especies con destino hacia una estrella en la que se ha detectado una señal de origen humano. 


La estructura de esta segunda novela es bastante parecida a la de su predecesora, basada en dos líneas temporales que inevitablemente acabaran convergiendo. Por un lado seguiremos las aventuras de la expedición de humanos y arácnidos, descubriendo que la convivencia no es tan fácil como parece, y que los problemas de comunicación la dificultan. Superar  las dinámicas sociales y culturales arraigadas en cada una de las especies cuando una de ellas es claramente minoritaria es muy complicado y a menudo decepcionante. 
La segunda línea temporal, que es la que me ha resultado más interesante e innovadora dentro de la saga, es la que sigue la historia de una expedición terraformadora, contemporánea de la que también aparece en Herederos del Tiempo y que fue la responsable de la aparición de los arácnidos inteligentes. Cuando estos sembradores llegan al destino de su expedición descubren que el planeta objetivo es tan idóneo para contener vida que ya ha aparecido por su cuenta. Cambia el enfoque de la expedición en ese momento, y la tripulación se divide en dos grupos. Una parte de la tripulación se dedica al estudio de esta nueva biosfera, y la otra se dirige a un planeta del mismo sistema que requerirá mucha más inversión de tiempo y energías para volverlo habitable. Para ayudar en este proyecto  los científicos deciden modificar a animales acuáticos terrestres, los pulpos. La descripción del comportamiento y de la evolución de estos moluscos es de lo más interesante de la trama. Debo reconocer que me ha sorprendido; es conocida la tendencia del autor a utilizar artrópodos en sus historias, pero supongo que dos especies conscientes de este grupo de animales protagonistas era demasiado. Esto si que es diversidad en los protagonistas: arañas, humanos, moluscos y inteligencias artificiales. El planteamiento es difícil, pero creo que ha salido exitoso del intento.

Hay algunos detalles menores que no me han acabado de convencer. Primero la coincidencia temporal de hechos muy importantes en la trama que suceden simultáneamente en lugares separados por mucho tiempo y espacio. Creo que el resultado final hubiese sido el mismo sin utilizar este recurso y hubiese quedado mucho más elegante. Tampoco me ha convencido que a mitad de la novela hay escenas que son más típicas de una historia de terror que de una de ciencia ficción. Son muy interesantes, generan mucha tensión y me he divertido mucho con esta parte de la trama, pero creo que en el conjunto de la saga no acaban de encajar. La trama es muy ambiciosa y intenta abarcar un amplio marco temporal, por tanto pasan tantas cosas que el interés por cada situación no es el mismo, y algunas escenas resultan decepcionantes comparadas con las previas o las posteriores. Creo que algunas no son necesarias para el conjunto de la historia y la novela podría tener menos páginas. Recuerdo que esta sensación también la tuve con la primera. 
En definitiva, una segunda parte que no tiene nada que envidiar a su predecesora. Ha conseguido mantener el equilibrio entre conservar algunas características de la primera novela y darle así un toque característico a la saga y ser innovador, y creo que es un mérito. La trama es ambiciosa, muy diversa e interesante. Os la recomiendo sin reservas. Espero que pronto pueda aparecer la traducción en castellano.

dimarts, 25 d’agost de 2020

Un poco de odio - Joe Abercrombie

En verano me gusta dedicar parte de mi tiempo de lectura a leer todos seguidos los libros de sagas con las que haya disfrutado. Este año le ha tocado a Joe Abercrombie, del que he leído durante el mes de julio todo lo que ha publicado en el mundo de La primera Ley. Hace unos años leí la primera trilogía, pero me encallé con la cuarta novela ubicada en este universo, La mejor venganza (para mi gusto su novela más floja) y ya no continué con sus obras. 
Esta vez si que he descubierto las excelentes novelas Los Héroes y Tierras Rojas y la colección de relatos Filos Mortales (entretenida, pero prescindible para conocer los entresijos del mundo de La primera ley). Gracias a esta experiencia (un poco empachante, no lo voy a negar), he podido detectar como ha cambiado ligeramente el estilo del autor y el contenido de su obra y he disfrutado mucho de la ambientación y de la evolución de los  personajes. Sus novelas son cada vez más elaboradas y la presencia de personajes femeninos fuertes es más importante. Me gusta mucho como algunos personajes van apareciendo en diferentes novelas hilando tramas a través de los años, aunque echo en falta a otros que parece que se los haya tragado la tierra (o el barro). 
La palabra que me viene a la cabeza para describir la obra de Abercrombie es decepción. No porque la experiencia lectora no valga la pena, al contrario, sino por la sensación que tienen siempre los pobres personajes de sus novelas. Casi nunca las cosas salen bien, y cuando salen bien, el resultado final acaba siendo decepcionante. Esta tendencia está tan arraigada en sus historias que casi casi podríamos considerar que es un spoiler.

Después de estas novelas (más o  menos) independientes Abercrombie ha decidido escribir una nueva trilogía situada unos 25-30 años después de la primera, La era de la Locura. Un poco de odio es la primera novela de esta nueva saga, publicada en español por Lee Runas con traducción de Manu Viciano
Este salto temporal tan importante es una buena estrategia, ya que permite utilizar algunos personajes carismáticos de las historias anteriores y presentar a personajes de otra generación con roles, ideas y creencias diferentes. También ayuda a reflejar cambios sociales y políticos, pero manteniendo los escenarios con los que el lector está familiarizado. Tenía dudas de si era necesario leer todas las novelas anteriores para poder leer con comodidad esta nueva trilogía. No diré que es imprescindible, pero si recomendable (y satisfactorio), ya que así consigues captar todos los detalles de los personajes secundarios que han ido apareciendo y que aportan mucha solidez al conjunto de la ambientación. Lástima que los personajes veteranos han envejecido mucho y tienen roles secundarios dentro de la trama (excepto los magos, claro). Otro aspecto que tiene cierta dificultad de gestionar es que la mayoría de los nuevos personajes son descendientes de los personajes principales de anteriores novelas y por tanto deben tener cierto parecido con sus progenitores, pero no deben ser repetitivos. Creo que Abercrombie sale airoso de este reto.

La presencia de la magia en este universo literario es cada vez menos importante, y en esta nueva trilogía cede su espacio a la política y a los cambios sociales debidos a una revolución industrial. También hay menos escenas de violencia explícita, cosa que me ha sorprendido, ya que es una marca de la casa de Abercrombie. Hay más polvo de carbón y contaminación que sangre y barro. En cambio las escenas de amor y sexo tienen mucha más importancia. Siempre me había sorprendido que Abercrombie describiese con tanto detalle las escenas de violencia y pasase tan por encima de las relaciones personales y sexuales de los personajes. En esta novela hay un cambio en esta dinámica. Lástima que estas relaciones sean entre los personajes principales, demasiada casualidad en un mundo tan amplio y cruel. En algunos momentos este aspecto me ha sacado un poco de la historia.
Las historias de Abercrombie siempre se han caracterizado por tener muchos personajes y contar con muchos puntos de vista de la acción. Creo que en esta novela este aspecto es incluso más importante. Además, la longitud de los capítulos es menor, lo que provoca que el ritmo sea muy alto y que el lector no se quede con la sensación que la novela es demasiado larga, defecto que si que me ha pasado con algunas de sus historias anteriores.

Abercrombie
es un muy buen escritor que ha ofrecido algunos puntos de vista interesantes e innovadores dentro de la fantasía, y ha intentado romper con algunos de los tópicos del género. El hecho de haber leído toda su obra situada en este universo en un período de tiempo tan breve me deja con la sensación que ha cambiado un poco su estilo introduciendo algunos factores que puedan ampliar el rango de su público objetivo. En muchos momentos de esta  última novela me ha recordado al de George R.R. Martin. 

En definitiva, una lectura muy recomendable para los lectores familiarizados con la obra de Abercrombie, aunque no la recomendaría para iniciarse en este universo. Buena ambientación, acción, romance, personajes carismáticos, intrigas políticas y giros argumentales sorprendentes. Y muy bien escrita, como siempre. 
En septiembre se va a publicar la segunda parte de la saga, The trouble with peace. Cuenta con un lector interesado.