dimecres, 31 de juliol de 2019

The violent century - Lavie Tidhar

Llevo ya mucho tiempo comentando por aquí que uno de los autores que más me interesa es Lavie Tidhar. He disfrutado con toda su obra, desde la fantástica colección de relatos estilo fix-up Estación Central hasta las novelas ucrónicas centradas en eventos relacionados con la segunda guerra mundial Unholy Land y Un hombre sueña despierto.  
Hoy voy a comentar The violent century, una novela que ya lleva varios años publicada pero que la editorial Tachyon ha reeditado este verano. Parece que Tidhar se ha especializado en las ucronías, y esta novela no es una excepción. Pero todas sus obras se caracterizan por tener algún aspecto más que "solo" una historia alternativa, y en este caso este aspecto es la existencia de seres humanos con poderes, los Übermensch. Siguiendo las aventuras de varios de estos Übermensch recorreremos gran parte de los conflictos internacionales de la segunda mitad del siglo XX.


La trama se inicia cuando Fogg, un agente de la inteligencia británica con poderes ya retirado es convocado por su antiguo jefe para revisar algunos hechos de la época de la segunda guerra mundial. La trama sigue la revisión de la historia de Fogg y sus compañeros con una estructura narrativa muy peculiar. No sé si es debido a la temática de la historia, pero a mi me ha recordado en todo momento a una estructura típica de cómic. La novela está formada por muchas escenas cortas, con saltos temporales importantes entre ellas, y me ha costado muy poco imaginarme cada escena estructurada en viñetas. El estilo también es muy directo, con frases muy cortas, con pocos diálogos y pocas descripciones, de forma que en algunos momentos recuerda a un guión. En la trama hay varios arcos argumentales temporales que se pueden interpretar fácilmente como volúmenes diferentes de una misma colección. No soy el único que ha tenido esta sensación por tanto interpreto que es algo provocado de forma voluntaria por Tidhar.
Esta estructura tan fragmentada tiene ciertas ventajas (agilidad, ritmo alto...) pero también el inconveniente de la irregularidad que genera. Hay arcos argumentales muy interesantes, pero otros provocan que el ritmo narrativo baje mucho. Por suerte las historias son cortas, pero hay un par de baches en el ritmo que han echo bajar mi valoración global de la novela, sobre todo en la parte final. Me hubiese gustado que profundizase más en algunos arcos, y el que se podría considerar el  principal, el desencadenante de la historia, es el que menos me ha motivado. También me hubiese gustado que algunos personajes secundarios tuviesen más presencia.

Algunos de los superpoderes que exhiben los personajes son reconocibles en superhéroes conocidos del mundo del cómic, otros son realmente originales. Los aspectos que más me han llamado la atención es la forma en que personas normales adquieren poderes, todos de forma simultánea, y el rol de los Übermensch dependiendo de su país de origen y, por tanto, del papel que ocupan en el primer conflicto en el que intervienen, la segunda guerra mundial. Los americanos con trajes de colores y llamando la atención, los ingleses observando y no interviniendo, los de países ocupados formando parte de la resistencia...y, como no, los más crueles y despiadados son los nazis. 
En historias de este estilo es casi inevitable hacer paralelismos con Watchmen. Entiendo la analogía si se tiene en cuenta el amplio alcance temporal de la historia y la importancia de la visión de la política en la trama, pero el tipo de poderes y como se han adquirido me recuerda mucho más a los mutantes del universo de Marvel que a la excelente novela gráfica de Moore.

En definitiva: una fantástica historia de superhéroes, con una estructura muy comiquera, con mucho ritmo y con situaciones muy originales. Lástima que algunos de los arcos argumentales no son tan buenos como otros y el ritmo se resiente. La estructura la veo idónea para hacer una adaptación audiovisual, y espero que alguna editorial se plantee su traducción. Por mi parte voy a continuar pendiente de la obra de este fantástico escritor.

Otras opiniones de la novela: Sense of wonder 

diumenge, 28 de juliol de 2019

Òxid sobre òxids - Maria Hernández

Una de les col·leccions històriques de la ciència ficció en català, la de Pagès editors, canvia de director desprès de 19 anys i 30 novel·les publicades. El company Daniel Genís, responsable de la web de referència El biblionauta pren el relleu d'Antoni Munné-Jordà.

La primera novel·la que es publica en el nou format de la col·lecció és Òxid sobre òxids, la primera obra de Maria Hernández, guanyadora del premi Manuel de Pedrolo 2018.
L'autora i els dos directors de la col·lecció en la presentació de la novel·la a Gigamesh

Ha de ser difícil plantejar una història de ciència ficció original utilitzant com a escenari del planeta Mart, ja que hi ha moltes referències anteriors; des dels autors clàssics com Pohl, Dick, Asimov, Clarke o Bradbury fins a novel·les més recents com les proposades per Stanley Robinson, Ian McDonald o El marciano d'Andy Weir. Tot i que durant la lectura m'han vingut al cap imatges d'algunes d'aquestes obres (i d'altres clàssics de la ciència ficció no relacionats amb Mart), crec que Maria Hernández aconsegueix crear una història amb caràcter propi.
El protagonista de la novel·la és en Iuri, un jove amb poc èxit a nivell personal i professional. Gairebé sense voler és triat i preparat per una empresa privada per formar part d'una expedició unipersonal a Mart amb l'objectiu de fer prospeccions de gas metà. El viatge li serveix al personatge com una fugida endavant enfront les seves problemàtiques personals,  per tant el to de la novel·la és bastant reflexiu i introspectiu.
La història està estructurada en tres parts diferenciades: en la primera part l'autora ens presenta al personatge i coneixem el procés de preparació pel viatge. La segona és el viatge en sí i la tercera l'estada al planeta. 
La primera part m'ha costat una mica. El fet que una persona sense preparació prèvia sigui escollida per fer un viatge d'aquest estil,  la forma en que el preparen i com controlen des de la Terra el viatge i l'estada a Mart em grinyola molt, i fins i tot en alguns moments em vaig plantejar abandonar la lectura, superada la meva suspensió d'incredulitat. Per sort no ho vaig fer. El motiu és que sempre hi havia present com una remor de fons de misteri, una sensació de que hi havia quelcom amagat en la història que volia descobrir i, per tant, vaig continuar la lectura. La brevetat de la novel·la va jugar al seu favor.

No entraré en el que passa en la part final de la novel·la per no arruïnar l'experiència. El que si que us diré és que m'ha convençut (tot i que em grinyola alguna explicació científica) i,  per tant, la valoració global és positiva. Tot i que la història és irregular el que si que m'ha agradat és l'estil de l'autora, li ha sabut donar un to emocionant a una història molt personal, i m'ha mantingut enganxat, i això que normalment a mi aquest tipus de novel·les tant introspectives no m'acaben d'agradar.
Si sou amants de la ciència ficció hard aquesta novel·la no és per vosaltres. Si us agraden les històries psicològiques, reflexives i de caire personal amb ambientacions de ciència ficció, si. Estaré pendent del que publiqui aquesta autora, que promet, així com de les novetats de la col·lecció de ciència ficció.

Altres opinions de la novel.la: El biblionauta.

dimecres, 24 de juliol de 2019

Trilogía de Luna - Ian McDonald

Uno de los libros que estaba esperando con más ganas para leer este verano es Luna Ascendente, la tercera y definitiva parte de la trilogía de la Luna escrita por Ian McDonald. En España la ha publicado NOVA con traducción de Natalia Cervera.
En reseñas y comentarios de las dos primeras novelas se ha comparado esta obra con un culebrón venezolano, con Dune, con Dallas, con el Padrino... y como no, también ha aparecido la inevitable comparación con Canción de Hielo y Fuego. La verdad es que compro la mayoría de estas comparaciones, pero creo que esta vez, la analogía más acertada es la que hace referencia a la obra de Martin. Por varios motivos a nivel de estructura de la novela: la pluralidad de puntos de vista, la evolución de algunos personajes, el uso del sexo, porque la trama se basa en varias familias enfrentadas que buscan el poder y las conspiraciones son un factor muy importante, por el uso de cliffhangers... Ahora bien, los estilos narrativos son totalmente diferentes.
La historia está situada en un futuro cercano en el que la Luna ha sido colonizada por la humanidad. Aunque existe un gobierno lunar controlado desde la Tierra, la LMA, quien realmente corta el bacalao en la luna son los 5 dragones; cinco familias de orígenes diversos que fueron de las primeras colonizadoras y que se han especializado en diferentes ámbitos de la economía lunar: el transporte tierra-luna, la minería, la producción de alimentos... El dragón más reciente es la familia Corta, de origen brasileño y que son los que podríamos considerar los protagonistas principales de las novelas.  Su poder económico se basa en el refinamiento de regolito lunar para recolectar Helio-3 para utilizarlo en la fusión nuclear. 


Un primer aspecto que considero original y que me sorprendió es la elección de los orígenes de las familias dominantes de la luna: Ghaneses, chinos, rusos, australianos y brasileños. Y como estas familias se mezclan por razones políticas y económicas, la población lunar es mayoritariamente mestiza. Estoy acostumbrado a que los europeos y estadounidenses tengan mucho más peso en este tipo de novelas. El racismo ya no se basa en el color de la piel, sino en si eres nacido en la luna o recién llegado de la Tierra, 
El aspecto más destacable de las novelas es la ambientación. La sociedad lunar que presenta McDonald es muy original, una sociedad agobiante (el vacío acecha detrás de cada compuerta) aunque con pocas leyes y en la que todo se puede negociar. Una sociedad en la que se ha de ser concienzudo para poder sobrevivir, pero que es permisiva y distendida a nivel de relaciones afectivas y sexuales. Una sociedad con pocos recursos y espacio en que nada se guarda, todo se imprime y desimprime una vez utilizado. El reciclaje llega a niveles tan bestias que incluye a los cadáveres de los habitantes. El metal es barato y se puede malgastar, el carbono no. 
Los habitantes de la Luna tienen un chip implantado que les informa de sus reservas de los 4 parámetros básicos: agua, aire, carbono y datos. Mantener estos parámetros a niveles aceptables es el principal objetivo de la mayoría de habitantes de la luna, y una preocupación para los más desfavorecidos. Todos los residentes utilizan también un familiar, un asistente informático con avatar personalizados que los demás pueden ver, y que en algunos casos se convierten en un personaje más de la novela. Habituarse a estas dos novedades tecnológicas es uno de los aspectos que más costoso les resulta a los recién llegados a la luna.

En la luna no se ha construido solo para sobrevivir, algunos de los escenarios en los que transcurre la acción de la novela son espectaculares, sobre todo las grandes infraestructuras que las grandes familias han construido por motivos industriales o de prestigio: los pozos de cultivo de los Asamoa, la gran Torre de los Sun que siempre está iluminada por el sol, el gran tren refinería de los McKenzie que circula por la Luna siguiendo la luz solar... Aunque el escenario que más juego da es la superficie lunar, en la que se desarrollan los momentos de tensión más impactantes de la novela: persecuciones al límite de los recursos, luchas con cuchillos, asaltos a estructuras... las escenas de acción son también un punto a destacar de la trama, y hay algunos momentos realmente épicos.
También me han gustado mucho algunos aspectos científicos y técnicos, por ejemplo como resuelve los aspectos fisiológicos de la estancia prolongada en la luna, y las diferencias entre las diferentes generaciones de habitantes lunares, o los efectos de las radiaciones solares y del polvo lunar sobre los habitantes.
La trama es adictiva y emocionante y queda bien resuelta para mi gusto. La recomiendo sin ningún tipo de duda, pero, como es habitual por estos lares, también toca comentar algunos aspectos que no me han convencido del todo.

Como hay tantos personajes y en algún caso poco definidos y se parecen mucho (la única familia en la que todos los personajes están bien dibujados y representados es la Corta), he releído las dos primeras para afrontar la tercera. Creo que el estilo del autor es poco claro, a veces confunde al lector. Algunos aspectos de las conspiraciones políticas y económicas no los detecté claramente en la primera lectura. Puede que sea debido a la estructura de los capítulos, formados por escenas breves y con varios puntos de vista y elipsis temporales importantes. 
A nivel de la trama no me ha acabado de convencer el recurso que en el tercer volumen aparezca un nuevo polo de poder en la luna, la Universidad que está en la cara oculta, que no se ha manifestado en los grandes sucesos que tienen lugar en las dos primeras.

En definitiva: una lectura totalmente recomendable, una de las sagas de ciencia ficción que más he disfrutado en los últimos tiempos. Una historia emocionante, adictiva, con momentos de tensión muy bien calculados en un escenario espectacular, nuestro satélite, utilizado como escenario muchas veces, pero en este caso de forma muy original. 
Aunque la historia queda cerrada de forma satisfactoria McDonald va a publicar una nueva novela corta situada en el mismo escenario, The menace from farside. Cuenta con un lector interesado.

dijous, 4 de juliol de 2019

Peter Watts is an angry sentient tumor - Peter Watts


Peter Watts es un autor cuyo trabajo siempre me interesa. Hace un año comenté de forma muy elogiosa su última novela corta,  The freeze-frame revolution, que ha sido nominada para el Locus i el John W. Campbell. Esta novela forma parte del ciclo  Sunflower, basado en la nave Eriophora, un asteroide modificado que viaja por el espacio con la misión de crear agujeros de gusano entre las estrellas. Su tripulación, formada por algunos miles de humanos denominados esporas, está la mayor parte del tiempo en hivernación, y la nave la dirige una IA no muy inteligente, para que durante el largo viaje no decida cambiar de objetivos y se ciña al guión establecido. Aparte de esta novela el ciclo está compuesto por varios relatos, disponibles para descargar en inglés  en la página del autor (aunque el relato The Island, que ganó el Hugo, está publicado en español). Watts es de los autores más generosos con su obra  que conozco. Voy a insistir en lo que dije en la entrada sobre la novela, a ver si alguna editorial avispada me lee: estoy convencido que este material es buenísimo para una colección de historias estilo fix-up.

Hace poco llego a mis manos un ARC de su último trabajo, Peter Watts is an angry sentient tumor, que la editorial Tachyon publicará en el próximo otoño. Es un trabajo muy diferente a sus anteriores novelas, ya que es una recopilación de artículos y breves ensayos del autor publicados en diversos medios, principalmente en su blog Rifters, del que os aconsejo que os hagáis seguidores.
Para adentrarte una recopilación de este estilo creo que tienes que conocer el estilo del escritor, y tiene que gustarte lo que dice y también cómo lo dice. La forma como Watts va presentando los temas y conduce de la mano al lector para llegar a las conclusiones me encanta, y el sentido del humor lleno de ironía y sarcasmo me ha sacado más de una sonrisa y de un asentimiento de cabeza de complicidad.
Las temáticas de los ensayos son muy diversas, y no se presentan ni por orden cronológico ni por agrupados por temas...a lo mejor tienen un orden interno, pero no he sabido encontrarlo . Quizás los que más me han sorprendido, por lo mucho que se desnuda el autor, son los de temas personales. Desde la muerte de su hermano o de su padre (un líder religioso que ha ocultado su homosexualidad durante casi toda su vida) hasta la pérdida de dos de sus gatos más queridos (cada cosa a su nivel, lógicamente) el autor logra tocar la fibra y consigue que el lector  empatice totalmente con sus sentimientos sin llegar a ser empalagoso. También narra su primer contacto con las drogas alucinógenas, o la infección por una bacteria comecarne que casi le cuesta la vida. Lo que decía: muy variado.
A nivel político-social es bastante radical, aunque yo, que soy más moderado, comparto algunos aspectos como las quejas sobre el uso de las armas por la policía, o la preocupación frente al cambio climático y el pesimismo que genera el negacionismo y el inmovilismo e hipocresía de muchas  de nuestras administraciones. No comparto la justificación del uso de la violencia, aunque reconozco que puede que, tal y como el lo plantea, llegue a ser el último recurso válido. 

Con los que más he disfrutado son con los de carácter científico (la cabra tira al monte), ya sea en los que disecciona artículos de revistas científicas prestigiosas (para alabarlos o criticarlos), o los que trata los efectos del cambio climático o habla sobre evolución, enfrontando sus ideas a negacionistas y creacionistas.  

Aunque seguramente el tema estrella sea el estudio del cerebro humano: sus capacidades, que es lo que nos hace sentientes o conscientes, como es afectado por substancias químicas... Me han interesado tanto este grupo de artículos que, aprovechando la reedición de Visión Ciega, su única novela traducida al castellano, de la mano de Alamut y con traducción de Manuel de los Reyes, la he comprado y la he releído. 

En definitiva: he pasado buenos ratos leyendo estos escritos, y también he aprendido mucho, algunos planteamientos y razonamientos los he anotado para utilizarlos en clase. La ventaja de este tipo de colecciones es que son muy diversas y la brevedad de las historias provoca que, si alguna no te convence, el siguiente si lo hará. Una iniciativa editorial muy interesante, y un placer leer a este escritor.