domingo, 7 de junio de 2015

Slow Bullets - Alastair Reynolds

Slow bullets es la última novela corta del escritor británico Alastair Reynolds, publicada por la editorial Tachyon. La brevedad de la novela, de unas 90 páginas, es simultáneamente su principal virtud y su principal defecto. A ver si consigo explicar esta contradicción.


Es su principal virtud porque va al grano, no hay preliminares ni explicaciones introductorias innecesarias. La historia va avanzando con rapidez y sin descanso. Esto la hace muy atractiva y adictiva para el lector, y si encima le sumamos que la trama es muy interesante y sorprendente, pues mucho mejor.

Y es su principal defecto porque claramente me he quedado con ganas de más. Reynolds se caracteriza por dar mucha profundidad a la ambientación y el world-building, muy importante en sus novelas y en la space-opera en general. Esta característica se ve lastrada en este caso por la brevedad de la historia, y quedan muchos hilos colgando que si se hubiesen podido estirar creo que hubiesen dado para una novela de más longitud y un poco más completa.

Las Slow bullets son dispositivos electrónicos que se introducen en el cuerpo de los soldados y que contienen información sobre su historia y expediente, y permiten identificarlos y localizarlos. La protagonista de la novela, Scur, es una soldado que lucha en una guerra interplanetaria y, después de tener un encontronazo con una patrulla enemiga y quedar herida, despierta en una cápsula de hibernación de una nave con problemas de funcionamiento, junto con varios centenares de personas, de las que no se sabe su origen ni afiliación. 

La historia se centra en las relaciones entre estos viajeros, que no se conocen, mientras intentan sobrevivir y entender cómo han llegado hasta allí. Tangencialmente también trata de los conflictos religiosos, la redención y la supervivencia, la individual y la de la especie.
Los giros de la trama son originales y sorprendentes, y, aunque no haya páginas suficientes para desarrollar los personajes, la evolución de la protagonista es muy interesante.

En resumen: una novela corta muy atractiva y que se lee de un tirón pasando un buen rato. No es lo mejor que ha escrito Reynolds, por descontado, pero si que es un buen ejemplo de donde puede llegar su imaginación, y una buena forma para conocer a este fantástico autor para aquellos lectores que no se atrevan con sagas tan espectaculares y extensas como la de Espacio Revelación

Otras opiniones de la novela: Fantástica ficción , El último deseo fantástico , Sense of wonder
NOTA: La novela ha ganado el Premio Locus 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario