sábado, 27 de febrero de 2016

The Tiger and the Wolf - Adrian Tchaikovsky


Uno de los libros de ciencia ficción que más me gusto en 2015 fue Children of Time, de Adrian Tchaikovsky, que en breve va a ser publicado en castellano por la editorial Alamut. Tchaikovsky es un autor conocido básicamente por su extensísima saga de fantasía épica Shadows of the Apt, pero con esta novela demostró su versatilidad, originalidad y creatividad y que no tiene nada que envidiar a autores más especializados en ciencia ficción.

Me gustó tanto la prosa y el estilo del autor que cuando tuve la oportunidad de leer su nueva obra de fantasía no me lo pensé ni un momento. Y eso que sabía que estábamos hablando de iniciar una nueva saga... y van...

The Tiger and the Wolf es la primera parte de la saga Echoes of the Fall. La principal característica del fantástico universo que ha creado el autor es que los humanos son cambiaformas capaces de convertirse en el animal totémico de su tribu. Encontraremos gran variedad de animales: hienas, cocodrilos, caballos, osos...además de los esperados tigres y lobos. Las características sociales de cada grupo, sus técnicas de lucha y las relaciones entre ellos son los puntos más interesantes de la novela. De echo, el world-building en general está muy bien logrado y es muy original.

La protagonista principal es Maniye, la hija de uno los jefes de clan de los Lobos y de la reina de los Tigres, hecha prisionera en la guerra que hubo entre estos dos pueblos y que ganaron los cánidos. Por ser mestiza es capaz de cambiar de forma a lobo y a tigre, aunque debe decidirse pronto por uno de los dos o su cordura empezará a fallar. Su vida ha sido muy dura, controlada y presionada por su padre y por el sacerdote del clan para conseguir que su parte dominante sea la de lobo. La acción se desencadena cuando Maniye escapa del clan una vez descubre los planes que su padre tiene para ella.

A partir de ese momento hay una trama que, sin ser excesivamente original, es entretenida y complementa de forma correcta al escenario. Hay conspiraciones para conseguir el poder, relaciones complejas entre diferentes tribus, personajes con motivaciones oscuras, un pasado del que no sabemos gran cosa...temas bastante recurrentes en la fantasía actual, pero tratados de una forma competente. De manera sorprendente, aunque hay desafíos, duelos y batallas narradas con mucho detalle, la historia no destaca por el uso de la violencia. En cambio el sexo si que destaca, pero por su ausencia. No sé si es debido a que la protagonista es muy joven o que la historia está pensada para un público objetivo menor de edad. 
Aunque la novela me ha gustado y os la recomiendo sin dudas tiene un par de problemas que impiden que la califique de excelente. Por un lado el personaje principal, Maniye,  flojea un poco y tiene poco carisma. Este problema queda en parte solucionado por los personajes secundarios, que son geniales casi todos, y compensaron la poca empatía que me generó Maniye. 
El segundo problema es que el ritmo es un poco lento. La trama es interesante, pero creo que hay demasiadas persecuciones, largas marchas y luchas coreografiadas. Coincido con algunos de mis compañeros blogueros que le sobran algunas páginas.

En resumen: una novela de fantasía muy entretenida con un world-building muy trabajado y original y que promete muchas nuevas sorpresas en los siguientes volúmenes, pero con un ritmo demasiado lento y un personaje principal sin excesivo carisma, aunque compensado por los secundarios. Estaré muy pendiente de las continuaciones de la saga.

Otras opiniones de la novela: Sense of Wonder, El último deseo fantástico

No hay comentarios:

Publicar un comentario