lunes, 2 de enero de 2017

La enseña del elefante y el guacamayo - Christopher Kastendsmidt

Los relatos que os comentaré hoy los descubrí gracias a Odo, en su blog Sense of Wonder (no se cuántas veces he comentado algo parecido en los tres años que lleva el blog...). Aunque esta vez, como excepción que confirma la regla, en un principio no seguí su recomendación porque la temática de la historia no acabó de convencerme.




Hasta que se juntaron un par de situaciones: una oferta que permitía descargarte gratuitamente los tres primeros y el anuncio de que la editorial Sportula va a publicar durante este año que acaba de comenzar la traducción de los relatos.
Reconozco que probé la primera historia con un poco de escepticismo, pero antes de acabar el segundo ya había comprado los 4 siguientes. Esto puede daros una idea de lo entretenidos que son.
De momento la serie de fantasía de las aventuras de La enseña del elefante y el guacamayo escrita por Christopher Kastensmidt está formada por siete relatos largos, de unas trenta páginas (lo que se denomina una novelette), situadas en el Brasil colonial del siglo XVI. Los protagonistas son Gerard Van Oost, un belga protestante que ha viajado a Brasil para explorar, correr aventuras y luchar contra monstruos y Oludara, un esclavo procedente de África que en su país natal, Yoruba, ya tenía cierta experiencia en la lucha contra seres extraños.
En la primera historia se narra su encuentro, se presentan algunos protagonistas secundarios y se sientan las bases de su relación. En el resto de aventuras nuestros héroes tiene que enfrentarse a criaturas mágicas típicas de la mitología brasileña mientras entran en contacto con las tribus indígenas y con otros grupos de exploradores portugueses o franceses.
La ambientación temporal y espacial es uno de los puntos más originales de esta saga: las tribus indígenas y sus costumbres, las ciudades en construcción, los grupos de exploradores, la esclavitud, y la selva como escenario y casi como uno de los protagonistas de la historia, hasta el punto que el prólogo y el epílogo de los relatos están protagonizados siempre por un animal diferente.

Las aventuras son divertidas, con algún deus ex machina inevitable en este tipo de historias relacionadas con la magia, pero tampoco pinta a los protagonistas como superhéroes invencibles. De hecho, muchas veces lo pasan realmente mal. La evolución de los personajes y de su relación es muy visible si lees todos los relatos seguidos, como hice yo. Cada vez hay más química entre ellos, sus aventuras son más ambiciosas y deben enfrentarse a seres más poderosos. Creo que tiene mucho mérito utilizar los mismos personajes en una ambientación parecida y conseguir crear siete historias atractivas tan diferentes y sin perder frescura. De hecho, una de mis preferidas es la última. Una de las causas creo que es un uso muy acertado de los personajes secundarios.


Aunque el autor reconoce la influencia de las aventuras de Fafhrd y el Ratonero gris, salvando las distancias a nivel de estilo y de ambientación, a mi en algunos momentos me ha recordado a las aventuras de Geralt de Rivia (en los primeros dos libros de la saga).
En definitiva, una lectura muy original y entretenida, repleta de sentido del humor, aventuras y magia. Totalmente recomendable. Creo que su publicación en castellano es un acierto por parte de la editorial Sportula.
Si he conseguido despertar vuestra curiosidad y os apetece saber más de este interesante universo en la web oficial podéis encontrar más información, y Leticia Lara, en su blog Fantástica Ficción entrevistó a Cristopher Kastendsmidt.

2 comentarios:

  1. Wow! Ya tenia ganas por esas reseñas y por saber de la traducción en Sportula, pero tu reseña aumenta las ganas. Ese símil de los dos primeros libros de Geralt (mis favoritos) con esa estructura relatista de 30-40 páginas, tiene muy buena pinta. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro autor a sumar a la lista. Más madera!!!

      Eliminar