diumenge, 10 de desembre de 2017

Artemisa - Andy Weir


Hace unos tres años comenté en el blog la novela El Marciano, de Andy Weir. Es una novela que creo que ha traspasado las barreras del lector de género; a nivel de ejemplo, varios de mis amigos y familiares la han leído y no son lectores habituales de ciencia ficción ni fantasía. No sé si es debido a la rápida adaptación cinematográfica, o a las campañas publicitarias llevadas a cabo por la editorial, pero es una novela popular. Las opiniones de mis compañeros blogueros iban desde un "no tocar ni con un palo" a "una imprescindible irrupción de aire fresco en el género". Yo, como es habitual, me mantuve en un diplomático término medio. Entiendo que es más una novela de aventuras que no de ciencia ficción (aunque hay multitud de detalles técnicos), y me entretuvo la mayor parte del tiempo, aunque tiene un lastre importantísimo: el odioso y omnipresente protagonista. Hoy voy a comentar la segunda novela del autor, Artemisa, publicada en la colección NOVA con traducción de Javier Guerrero.

Después de una primera novela de éxito es habitual que haya ciertas expectativas con la siguiente obra del autor, expectativas que es fácil que no se cumplan (me viene a la cabeza Ernest Cline y su esperada y decepcionante segunda obra, Armada). En este caso creo que no será así, ya que los productos son tan parecidos (aunque con matices) que Artemisa convencerá a los mismos a los que convenció El Marciano (y disgustará a los mismos a los que disgustó).
La protagonista de la novela es Jazz Bashara, una joven musulmana que vive desde los seis años en Artemisa, la única ciudad existente en la Luna. Aunque tiene muchísimas capacidades (hecho que se remarca demasiadas veces en la novela), ha optado por trabajar de transportista y ganarse algún dinero extra haciendo contrabando. La trama se inicia cuando recibe un encargo que implica un delito más importante que los que está acostumbrada.
La ambientación de la novela me ha parecido muy interesante. Artemisa, la ciudad en la Luna, con sus varias cúpulas, el turismo espacial y una ecología y sociología particulares, es casi un protagonista más de la novela y su punto más sólido. También me han llamado la atención algunos de los detalles técnicos relacionados con el vacío y la poca gravedad lunar. En este aspecto el autor se muestra mucho más comedido que en su primer novela. 

La trama, aunque entretiene, es floja, y la protagonista se ve envuelta en mil líos (algunos creados por ella misma), de los que sale victoriosa gracias a sus múltiple virtudes (¿había comentado ya que tiene muchísimas capacidades y las malgasta?). La protagonista tampoco me ha convencido: es una listilla maleducada y, dado que la historia se basa únicamente en sus impresiones, a mi se me hizo pesada. Definitivamente no me gusta cómo Weir crea a sus personajes principales ni cómo los utiliza para narrar sus historias, con esa primera persona que interpela al lector, y incluso a veces lo trata de poco documentado. Tengo ganas de leer a este autor utilizando otra forma de narrar sus tramas, que tienen ideas interesantes.

En fin, si os gustó El Marciano Artemisa os encantará, ya que ofrece más de lo mismo: humor, acción y supervivencia en ambientes hostiles, detalles técnicos a rabiar... y narrados con el estilo particular de Weir. Por eso mismo, si su primera novela no os convenció, no creo que esta lo haga. 

4 comentaris:

  1. Lo cierto es que El Marciano me entretuvo bastante. Dejé un poco de lado algunos de sus fallos y me embarqué a disfrutar de la lectura. Si dices que en este caso es más de lo mismo, igual si que le doy una oportunidad.

    Saludos y gracias por la reseña.

    ResponElimina
  2. Si estás dispuesto a leer este con la misma actitud, te lo recomiendo sin dudarlo. Gracias por pasarte por aquí.

    ResponElimina
  3. Supongo que no me sorprende demasiado que el resultado de un segundo libro de alguien cuyo primer libro fue un éxito tan rotundo sea como comentas.

    Sin embargo, teniendo en cuenta que me costó entrar con El Marciano (aunque luego lo disfruté mucho), necesito preguntar hasta dónde llega el «más de lo mismo»: ¿la diferencia Artemisa-Marciano es equiparable a la diferencia que tuvo Ernest Cline con Armada-RPO?

    Si es menor: voy a por Artemisa. Si es igual: me lo pensaré. Si es peor................. ¿puede ser peor? xD

    ResponElimina
    Respostes
    1. Es menor, ja ja...En algunos aspectos creo que puede ser mejor y todo que El Marciano. Si te gustó mucho el Marciano, no lo dudes. Gracias por pasarte por aquí.

      Elimina