lunes, 31 de marzo de 2014

Lágrimas en la lluvia - Rosa Montero

Con Lágrimas en la lluvia he matado varios pájaros de un tiro para cambiar un poco algunas tendencias del blog: una novela en castellano, publicada hace ya algunos años, escrita por una mujer y que no es escritora "de género".
Una vez leídas la sinopsis y las primeras páginas de la novela se nos presenta un mundo futuro compartido por humanos, tecnohumanos, algún mutante debido a problemas con la teletransportación y tres razas extraterrestres con representantes en la tierra. Todo esto en un planeta con graves problemas medioambientales y sociales  entre humanos y tecnohumanos. Un escenario totalmente tentador. Cogí la novela con muchas ganas.


Rosa Montero no esconde en ningún momento que su novela está muy influenciada por la película Blade Runner. Las referencias, empezando por el título, son evidentes. A los tecnohumanos, con fecha de caducidad como en la película , se les denomina coloquialmente replicantes o reps. 
La protagonista es una de estos replicantes, Bruna, que, una vez terminada su etapa obligatoria de trabajo como tecnohumano de combate, se gana la vida como detective privado.
La trama se basa en la investigación que lleva a cabo Bruna sobre un conjunto de muertes violentas causadas por replicantes que enloquecen de manera súbita y que acaban suicidándose, y las relaciones de estas muertes con la situación social y política del Madrid de 2109.

Uno de los puntos que mas me ha gustado de la novela y al que Rosa Montero le saca mucho jugo es el tratamiento de la memoria de los replicantes. Mientras se están gestando les son introducidas memorias artificiales de su niñez, de sus padres,  sus percepciones y (recuerdo dentro del recuerdo) del momento en que se les explica que todos esos recuerdos son falsos, que sus padres no han existido nunca  y que ellos son replicantes. Aún sabiendo que toda sus memoria ha sido inventada, la mayoria de replicantes acumula objetos de su infancia, y incluso hay un mercado negro de memorias.

La novela está llena de detalles interesantes e imaginativos que ayudan a la ambientación, pero que no acaban de llegar a buen puerto. No están bien conectados. Creo que hubiese funcionado mejor con un conjunto de relatos situados en el mismo escenario ( estilo fix-up) que no como novela. Me han interesado mucho mas estos detalles que la trama policíaca, y Rosa Montero pasa de puntillas sobre de ellos.
Me queda la sensación una vez finalizada la lectura que es una novela de ciencia ficción pensada para lectores no habituales de ciencia ficción. Al lector más acostumbrado a introducirse en nuevos mundos y universos estoy seguro que no le convencerá la manera que tiene Montero de presentar la sociedad futura. Utiliza entradas de enciclopedia con muchísima información (que después no utiliza en la trama) en vez de ir introduciendo la historia poco a poco, soltando detalles. 

Este punto es donde he notado mas que Rosa Montero no es una escritora "de género". Pero lo que no ha terminado de convencerme de la novela no tiene nada que ver con el género en si, ni con la inexperiencia de Montero con él. El problema es la trama, los diálogos y los personajes. La trama me ha parecido floja, poco creíble en su resolución y no me ha enganchado casi en ningún momento. Los diálogos chirrían, restan fluidez al relato. El personaje principal, Bruna, está bien definido y resulta interesante, pero los secundarios están bastante desdibujados y no quedan claras sus motivaciones y intereses. Me ha sorprendido en una escritora con tanta experiencia, premios y traducciones. Interpreto que dedicó mucho tiempo al worldbuilding y eso le restó tiempo para acabar de pulir otros aspectos de la novela. 

En definitiva, un muy buen escenario (en el que se nota el tiempo que  la autora dedicó a prepararlo) que, desde mi punto de vista, se ha desaprovechado con un guión que no lo ha acompañado, ni por los diálogos ni por la trama,  y que provoca que el resultado final no sea muy satisfactorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario