lunes, 10 de noviembre de 2014

Cuentos para Algernon - Año 2

La labor que lleva haciendo Marcheto en su blog Cuentos para Algernon durante estos dos años es realmente encomiable. Se dedica a entrar en contacto con escritores extranjeros de ciencia ficción y fantasía y les pide que le permitan traducir algunos de sus relatos para publicarlos de forma gratuita en diversos formatos en su blog. 


Más o menos cada mes publica uno de los relatos, y, al finalizar el año, los publica todos juntos en una antología (yo prefiero este formato conjunto para leerlos, normalmente). No estamos hablando de autores desconocidos: Tim Pratt, Ken Liu, Peter Watts y Alastair Reynolds han pasado por el blog, por mencionar algunos ejemplos muy relevantes.
Gracias a la antología del año pasado conocí a Kij Johnson y se acabó de despertar mi curiosidad sobre Ken Liu, y publiqué una entrada sobre cada uno después de leer varios de sus relatos.

El problema principal de esta antología (y de su antecesora también) es inherente al funcionamiento del blog, y es que la mayoría de los autores normalmente no ceden sus mejores relatos, cosa que provoca que el conjunto acabe siendo un poco irregular. Aún así, este segundo año también he descubierto algunos autores a los que, ni que no haya leído todavía su mejor relato, les voy a seguir la pista, como K.J.Parker, Rachel Swirsky o Matthew Cook.


Los relatos en la antología están presentados por orden de publicación en el blog, y así los iré comentando brevemente. El primer relato es Por falta de un clavo, de Mary Robinette Kowal, que fue el ganador del premio Hugo en 2011. En una nave generacional una de las IA que registra todos los sucesos de una familia sufre problemas técnicos. Un gran relato para ir abriendo boca.

El segundo relato es Prudence y el dragón, de Zen Cho. Como cada doscientos años más o menos un dragón se presenta en la ciudad de Londres y provoca que la magia vuelva a brotar. Su objetivo es llevarse a una doncella. La elegida es Prudence, una despistada estudiante de medicina. Un cuento de fantasía urbana muy dulce, con mucho sentido del humor.

En La mejor amiga de una mujer Robert Reed  plantea la posibilidad de viajar entre universos paralelos, aunque no le acaba de sacar el jugo; interesante planteamiento y escenario, pero me ha dejado a medias. Esperaba un poco más del autor de Médula.

Tom Crosshill presenta un relato que me ha recordado a Flores para Algernon, por la evolución que se provoca a un niño con deficiencias. En Mamá, somos Zhenya, tu hijo también se comenta la posibilidad de los diferentes universos. El estilo, basado en las cartas que el niño envía a su madre, no me ha convencido y la historia tampoco.

La Fábrica de zapatos de Matthew Cook es uno de los que más me ha gustado. Aunque el relato es un poco confuso  por las idas y venidas en la linea temporal, el estilo y la historia me han atrapado totalmente. Está situado en una China post pandemia donde los supervivientes registran las ruinas y edificios abandonados para encontrar bienes para cambiar.

Tim Pratt es un genio, y está presente en esta colección con dos obras. La primera es un poema titulado Romance científico. En otra vida me buscaré una novia friki para poder declararme con este poema (ahora no puedo utilizarlo porque mi mujer y yo no hablamos el mismo idioma literariamente hablando, y lo único que conseguiría seria una miradita de las suyas). En Resultados inesperados los personajes forman parte (sin saberlo) de una inmensa simulación informática para recrear y estudiar la sociedad del siglo XX. En un momento dado son informados de su situación y de que la simulación se cierra, pues el estudio se ha acabado. Otra de las perlas de esta antología.

El cazador de dragones de Merebarton de K J Parker tiene un tono histórico, mezclado con algo de fantasía. Un veterano y ajado caballero debe enfrentarse a una amenaza en sus tierras: un dragón. La historia es sencilla, pero tiene un tono de humor ácido y de resignación que me ha encantado. Otro autor a seguir anotado en la cuenta de Marcheto.  

La deuda el inocente de Raquel Swirsky no hubiese desentonado para nada en la antología sobre distopías Mañana todavía. Presenta algunas de las consecuencias del agotamiento del petroleo y la consiguiente necesidad de redistribuir y repartir la energía. Me ha dejado muy mal cuerpo, pero es un gran relato.

Los siguientes dos relatos Destino cero de Jeff Noon y Escila de Terrence Holt directamente no me han gustado. Creo que no los he entendido del todo: puede que sea culpa mía, pero creo que no hay suficiente información. 

Los últimos 4 relatos forman un Especial relacionado con el humor. El primero de ellos es el divertidísimo La llamada de La Compañía de las Tortitas, de Ken Liu. Un espía comercial intentando evitar ser capturado acaba participando en la ceremonia de una secta religiosa que no es lo que aparenta ser. 

De mat y mates, de Anatoly Belilovsky cuenta la historia de un importante descubrimiento matemático a través de una serie de múltiples coincidencias, todo mezclado con vocabulario ruso. Un poco confuso, aunque tiene algunos puntos divertidos.

Y para finalizar Oliver Bruckam contribuye con dos relatos muy breves y de nombre muy largo. Están bien, son divertidos, pero para mi gusto en este caso la brevedad no es una virtud. 

En resumen: Una colección de relatos totalmente recomendable, con varios relatos de notable alto-excelente, y algunos más flojos, pero con una calidad media muy correcta. Marcheto no recibirá suficientes agradecimientos por su labor de presentarnos la obra de autores de ciencia ficción en castellano.

Y a vosotros, ¿que relato os ha gustado más?

8 comentarios:

  1. Mi favoritos son "Prudence y el dragón" y "Resultados inesperados", dos relatos que juegan con el absurdo. Le siguen, a una cierta distancia "La fabrica de zapatos" y "Destino cero" (aquí diferimos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras, es que destino cero me ha dejado muy a medias...¿que están cazando y porque?. Gracias por comentar.

      Eliminar
    2. A mí se me quedó cara de tonto al terminar el relato, pero me tuvo completamente absorto mientras leía. Y fuera lo que fuera que estuvieran cazando, seguro que si nos lo revelaba acababa siendo una decepción :)

      Eliminar
    3. Yo entendí que otros seres humanos. De hecho dice que tuvieron una hembra que no llegaron a matar y que era como ellos... También lo sabes porque cazan a un exmiembro del grupo. Ahora bien, los motivos, etc... Eso queda para la imaginación del lector.

      Eliminar
  2. Por falta de un clavo no es de Aliette de Bodard, es de Mary Robinette Kowal. Aliette no quedó bien en la puntuación del año pasado y no repite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uuupppsss.... gracias! Lapsus mental. Precisamente a mi no me gustó mucho el de Aliette, a ver que tal el que publica Fata Libelli.

      Eliminar
    2. De nada. Yo admiro mucho a Aliette, siento disentir contigo.

      Eliminar
    3. Tranquila, que Aliette no es que no quedara bien, simplemente quedó tercera, solo por detrás de Liu y Pratt, lo que tampoco está nada mal. ;)
      Y muchas gracias por la reseña.

      Eliminar