domingo, 30 de noviembre de 2014

Marte, Stalin y enanos gigantes - Ian Watson

Últimamente tengo mucho menos tiempo del que querría para poder dedicar a la lectura y  en estas situaciones me apetece la narrativa breve. Tengo pendientes en mi lector tres antologías muy prometedoras y que me apetecen mucho que se han publicado a finales de noviembre, pero mientras estaba esperando su publicación curioseando por la plataforma Lektu descubrí la antología que os presento hoy. 

Reconozco que lo más me llamó la atención (aparte del hecho de pagar sólo si te gusta la obra y a posteriori: muy valiente) es el título de la colección: Marte, Stalin y enanos gigantes. A ver cómo relaciona estos conceptos el autor.

Desconocía la obra de Ian Watson, autor muy prolífico (aunque no le guste el término) y con muchas antologías de relatos publicadas, y el hecho de que en esta recopilación incluya "los mejores" según su opinión me acabó de decidir a darle un tiento.

Y, señoras y señores, que gran descubrimiento. Cuando leo narrativa breve prefiero las antologías de diversos autores (ni que sean todos los relatos sobre un tema), sobre todo para que haya variedad de estilos, tramas, dejes... pero en este caso los relatos son tan diferentes en ambientación, estilo y género que a menudo da la sensación de que han estado escritos por autores diferentes, aunque todos tengan un tono de humor resignado y un punto de surrealismo que es marca de la casa.


Y es que en esta colección de 19 relatos encontramos representados casi todos los géneros. Algunos relatos tienen un fondo de ciencia ficción, como Jaulas (el contacto con extraterrestres), Adelante  o Un paseo de consuelo con mi niño muerto (los dos relacionados con la nanotecnología). También está presente la ucronía en un par de relatos, relacionada básicamente con la segunda guerra mundial, como el divertido y provocador Un llamamiento a Adolf. Y también encontraremos algunas revisiones de obras de otros autores, como el mito del hombre lobo (El hombre-perro de Bucarest), el viaje al centro de la tierra de Verne (Enanos gigantes) o los mitos de Cthulhu de Lovecraft (El caminante del cementerio).
Watson se atreve también con algunos de los pilares  del cristianismo, en el genial relato Cuando Jesús baja por la chimenea, o en el inquietante La gran evasión (uno de los mejores de la antología según mi opinión).



Pero si hay un género en el que creo que destaca es en la fantasía urbana, con algunos relatos que nada tienen que envidiar a Gaiman, Pratt o al Mieville de Kraken.
En este ámbito destacaría Las lágrimas de Stalin ( una visión muy interesante sobre las modificaciones cartográficas que realizaban los soviéticos para dificultar una hipotética invasión de los americanos) o El advenimiento de Vertumnus (una crítica sobre el ecologismo llevado al extremo, relacionado con el arte y con la historia antigua europea...una joya).


En resumen: una antología muy recomendable y variada, de lectura muy entretenida y con la opción de pagar sólo si os gusta. Os animo a que os lo descarguéis y probéis alguno de los relatos que he mencionado en esta entrada. 

5 comentarios:

  1. Estuve a punto de comprarla (me pasó como a ti, que estaba vagando por lektu). Ian Watson no me acaba de convencer, pero las temáticas eran interesantes. Después de tu experiencia, seguro que lo cojo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si no te gusta... pues no pagues ;). Yo lo recomiendo, he estado entretenido durante una semana.

      Eliminar
  2. Espero que te gustase también la traducción. Es que es mia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *mía*, con acento, leches. Y que no se puedan editar los comentarios...

      Eliminar
    2. Pues si, Francesc, la traducción me gustó. Creo que en algunos momentos debió ser difícil, felicidades.

      Eliminar