martes, 9 de diciembre de 2014

El ciclo de Xuya - Aliette de Bodard

El subgénero de la ucronía siempre me ha fascinado. Creo que presenta una triple dificultad para el escritor: saber buscar ese momento crucial a partir del cual cambiar la Historia, crear una linea temporal alternativa más o menos creíble como escenario y conseguir que la trama situada en ese nuevo escenario sea lo más atractiva posible. 

En el caso de El ciclo de Xuya, de Aliette de Bodard  el momento clave es el descubrimiento de América, realizado por los chinos varias décadas antes de la llegada de Cristóbal Colón. Este suceso acaba desembocando en una distribución política muy diferente del continente Americano, con unos Estados Unidos mucho más reducidos, una gran nación de origen chino independizada, Xuya, y una nación Mexica mucho más extensa que la actual y que todavía mantiene la cultura Azteca. En este enlace proporcionado por la editorial Fata Libelli podréis encontrar la línea temporal y los sucesos más importantes del universo creado por de Bodard.

Descubrí a esta autora gracias a Marcheto, del blog Cuentos para Algernon, que tradujo su relato Caida de una mariposa al amanecer (por cierto, felicidades por el merecido Ignotus). Fue uno de los relatos que menos me gustó de la recopilación que publicó el primer año. Después oí hablar maravillas de la autora y de este universo, y me sorprendió mucho, por lo que decidí darle una segunda oportunidad. Una vez leída esta recopilación, el relato continúa siendo de los que menos me ha gustado, pero veo claro que para poder disfrutar de lo que se ofrece en este riquísimo universo es muy recomendable leer los relatos como conjunto, no como piezas individuales. Un acierto el planteamiento editorial estilo fix-up, he conseguido entrar totalmente en la ambientación, cosa que no me pasó con la lectura del primer relato, que me dejó indiferente.

Casi todos relatos tienen en común diversos puntos: la presencia de personajes femeninos, las relaciones familiares y la tradición cultural, con algunos problemas generacionales, y los conflictos provocados por la mezcla entre las diferentes culturas del continente: la xuyana, la mexica y la americana (ésta tratada mucho menos). Es gratificante leer historias en las que la colonización y expansión espacial está en manos de otras culturas que no sean las occidentales, aunque debo reconocer que el tema nombres no lo llevo bien, y a menudo me pierdo.

Hay tres grandes bloques de relatos. Los cuatro primeros están situados en la Tierra en un contexto temporal  contemporáneo, y están centrados en las causas y consecuencias de una guerra civil en Mexica. A nivel personal es el bloque que menos me ha convencido, pero es necesario para crear la ambientación para los futuros relatos.
Los siguientes cinco relatos  se basan en la existencia de las Mentes: inteligencias artificiales creadas para controlar naves espaciales y que permiten el viaje entre las estrellas. El proceso de gestación y nacimiento de estas mentes es de lo más original que he leído en mucho tiempo, y la autora consigue sacarle el jugo al proceso y a sus consecuencias. Me es difícil destacar alguno, pero El hermano de la nave es el relato que más me ha llegado de este bloque.



En los últimos cinco relatos también se habla de las Mentes, pero de una manera más tangencial. Están basados en la relación entre dos culturas, una de origen vietnamita que está en decadencia y una de origen occidental que acoge y protege a algunos de los refugiados, aunque haya participado activamente en la decadencia de la otra cultura. En este bloque se plantean nuevas tecnologías muy interesantes, como los inmersores en el fantástico relato Inmersión (uno de mis favoritos) o la tecnología de realidad virtual presente en el Panteón, que actúa de escenario en un par de relatos. En este bloque está también Las estrellas esperan que es, para mi, el mejor relato de la antología. 

En resumen: una antología de relatos de carácter ucrónico excelente con una ambientación tecnológica y cultural que me ha fascinado, que basa las tramas en las relaciones personales más que en la acción y con un estilo literario cautivador. 
En una estación roja, a la deriva, la siguiente novela corta de Alliete de Bodard publicada también por Fata Libelli ya está esperando en mi reader. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario