lunes, 2 de febrero de 2015

Steelheart - Brandon Sanderson

Hacía bastante tiempo que no leía nada de Brandon Sanderson, pero después de seguir durante el mes de enero el proyecto Sanderson Infinito en el blog Donde acaba el infinito de mi compañero Álex me ha picado el gusanillo otra vez. Felicito a Álex por el excelente resultado de la enorme cantidad de trabajo que debe haberle costado esta iniciativa.
Descubrí a Sanderson con Elantris, que no terminó de convencerme del todo y me costó bastante acabar. Aún así en vista de las buenas críticas le di una oportunidad a la trilogía de Nacidos de la Bruma, que, esta vez sí, disfruté casi sin reparos.


Steelheart es la primera novela de la saga de los Reckoners, y tiene un tono más juvenil que las novelas anteriores, pero en el fondo una estructura similar. Puede que incluso demasiado similar. 
La novela se sitúa en un futuro no muy lejano en el que después de la aparición en el cielo de un fenómeno denominado Calamity algunos seres humanos, llamados Épicos, empiezan a desarrollar superpoderes. El fenómeno de Calamity es uno de los misterios de la saga, y no se indican muchas pistas de su origen o naturaleza en este primer volumen. Si habéis leído la novela, aquí encontraréis algunas hipótesis interesantes.
 Al revés de lo que estamos acostumbrados (un gran poder implica una gran responsabilidad, ¿os suena?) los épicos no se comportan como héroes, sino como villanos sin escrúpulos que buscan conseguir el poder a cualquier precio. Un giro muy interesante a la clásica historia de superhéroes (si el tío Ben levantara la cabeza...).
David, el protagonista de la historia, presencia en su niñez como Steelheart, uno de los épicos más poderosos del planeta, asesina a su padre durante un incidente en un banco. En ese momento observa cómo el épico resulta levemente herido, por tanto es vulnerable. La venganza se convierte en su obsesión, y a medida que va creciendo va estudiando las habilidades y puntos frágiles de diferentes épicos con el fin de asesinarlos. David consigue unirse a los Reckoners, una asociación clandestina de humanos normales que asesina a épicos, y intenta convencerlos para que su objetivo sea Steelheart. 

Sanderson se caracteriza (aparte de escribir novelas como churros) por lo elaborados y "realistas" que son sus sistemas de magia, en que nada sale gratis. En este caso no hay magia, pero los poderes de los épicos van asociados también a un punto flaco. La dualidad poder-debilidad da mucho juego en la trama, así como la clasificación de los épicos según sus poderes. Lástima que no acabe de profundizar en el tema, muestra más interés en otros aspectos.

 Se nota el tono juvenil en las grandes dosis de acción, y en algunos tópicos, como el aprendizaje de un joven atrevido y inexperto en manos de un tutor experimentado y un romance juvenil que se ve venir desde las primeras páginas. Como os decía anteriormente, demasiadas similitudes estructurales con otras de sus novelas. A su favor diré que, aunque la historia presenta algunos tópicos, Sanderson tiene por costumbre dar giros inesperados en sus argumentos y reconozco que esta vez tampoco no le vi venir. Que rabia me da.

En fin, que es una novela entretenida y adictiva, que se lee rápidamente, aunque no esperéis filigranas literarias. La segunda parte, Firefight, ya se ha publicado en inglés y estoy interesado en seguir la historia, o sea que seguramente aparecerá por aquí tarde o temprano.

Si no conocéis al autor o os interesa la historia ahora es un buen momento, ya que el precio que tiene la novela en amazon, unos 2'5 euros, vale realmente la pena. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario