viernes, 24 de marzo de 2017

Mañana azul - Pierce Brown

Uno de los fenómenos literarios que me tiene bastante intrigado es la moda de las distopías en la narrativa de género juvenil: El corredor del laberinto, los juegos del hambre, Divergente, La quinta ola... Tengo curiosidad por este tipo de productos, pero no tanta como para haberlos consumido, ni los libros ni la versión cinematográfica (aunque estoy seguro que si me hubiese pillado esta moda en la adolescencia los hubiese consumido de manera compulsiva).
Hace un par de años un alumno me prestó Amanecer Rojo, el primer libro de una trilogía escrita por Pierce Brown sobre la que no había oído hablar, pero como tenía un cierto toque de ciencia ficción decidí darle una oportunidad.
Fue una sorpresa muy agradable. Una historia muy entretenida, narrada en primera persona, sobre un joven llamado Darrow perteneciente a la casta más baja de la sociedad marciana, los rojos, que, con la ayuda de una organización revolucionaria, se somete a una serie de modificaciones para transformarse en dorado, la casta superior, y entra en el Instituto en el que se forman y seleccionan a los jóvenes dorados. 

No sé si presenta aspectos originales comparada con otras de estas distopías juveniles, me faltan referencias. A mi me recordó en ciertos aspectos a El juego de Ender, El señor de las moscas, Harry Potter y Un mundo Feliz. 
El world-building es muy interesante: el sistema de castas por colores, las escuelas de aprendizaje, los diferentes cuerpos del sistema solar terraformados... aunque me quedé con la sensación que no acababa de sacarle el jugo.

El segundo libro de la saga ganó el premio a mejor novela de ciencia ficción del año según los usuarios de Goodreads y eso acabó por decidirme a continuar con la saga. Hijo Dorado también me gustó mucho, seguramente porque cambia totalmente de fórmula y de escenario y se basa más en las conspiraciones políticas entre las casas que gobiernan los distintos territorios y las batallas espaciales. Hay varios giros sorprendentes en la trama, y el final me dejó muy intrigado, aunque ya empezaba a estar un poco cansado del protagonista y de sus dudas y reflexiones. 

El principio del tercer libro, Mañana azul, es muy interesante y enlaza con el final del segundo de una manera satisfactoria, cosa que era relativamente complicada.
Lástima que a partir de este principio prometedor el libro se ha vuelto en cierta manera repetitivo, y un poco tramposo en los giros argumentales que presenta al final. La lectura continúa siendo adictiva, las aventuras en las que se ven envueltos los protagonistas continúan siendo entretenidas, pero el libro arrastra una sensación de repetición y de que estamos viendo más de lo mismo, una historia alargada en exceso. 
El principal lastre es que la historia sólo se explica a partir del punto de vista de Darrow, y muy a menudo da demasiadas vueltas a las cosas y recuerda situaciones y anécdotas de los libros anteriores con protagonistas que llevan ya muchas páginas muertos y olvidados (esta es otra de las características de la historia, los protagonistas sufren mucho, y muchos mueren). Utilizar sólo a un narrador provoca que sea mucho más difícil conocer al resto de los personajes y que estos puedan presentar matices y se justifiquen sus acciones.
El segundo lastre es que no acaba de profundizar en el escenario. Brown ha decidido dar más importancia a los personajes y sus relaciones que no al fondo, aunque el principal impulsor de la trama sea precisamente el cambio que se quiere producir en la sociedad. Muchos de los colores que representan a las castas son tratados de manera superficial, generalizada, como si de un solo individuo se tratara. En tres tomos creo que tenía tiempo para presentar a algún personaje de cada grupo con más profundidad.
En fin, que es el libro que me ha gustado menos de los tres porque es en el que no se han acabado de cumplir las expectativas que tenía de la saga. Eso no implica que no os recomiende la lectura de la trilogía, creo que es un producto muy entretenido y en ciertos aspectos original, de lectura adictiva, aunque con algunos fallos que han implicado que no haya quedado satisfecho del todo con la lectura. Será cosa de la edad.

En enero de 2018 Pierce Brown publicará Iron Gold, la primera novela de una saga situada en el mismo universo, situada diez años después del final de Mañana azul, y que contará con cuatro puntos de vista diferentes. Si es así, cuenta con mi interés.

4 comentarios:

  1. A mí el que más me gustó fue el segundo, que me parece el mejor con diferencia y un libro muy recomendable. En general es una saga que para ser Juvenil tiene más puntos a su favor que en contra y si Brown es capaz de sacarle todo el jugo al universo que ha creado en su siguiente trilogía, seguro que disfrutaremos con ella.

    PD: Se me olvidaba, el narrar en primera persona tiene el problema como dices que todo se ve desde el punto de vista de un personaje y claro, cuando quieres hacer giros argumentales como lo que sucede en este último libro casi al final, solo te queda que engañar al lector y eso es algo que me fastidia mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. He leído que en el siguiente se va a centrar más en presentar a personajes que no sean dorados. Le tendremos que dar una oportunidad ;) . Gracias por comentar.

      Eliminar
  2. A mi me han gustado mucho los tres, aunque comprendo lo que dices que al final resulte algo pesado de estar siempre en el punto de vista de Darrow, pero creo que el autor juega con nosotros llevándonos por el camino creemos que irá y luego te cambia todas las ideas. Creo que supera con creces otras sagas juveniles de ciencia ficción como las que mencionas (divergente, que dejó mucho que desear, el corredor del laberinto o la quinta ola), y en general con la mayoría de libros juveniles que últimamente he leído que cada día son más y más simples.

    Sin duda yo espero con muchas ganas las próximas publicaciones de Pierce Brown.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya había oído que mejora bastante a otras sagas, pero no lo puedo certificar, ya que no las he leído. Reconozco que durante la saga hay diversos giros en la trama que me han sorprendido, Brown se la sabe muy larga en este sentido. Gracias por pasarte por aquí Celia.

      Eliminar