lunes, 9 de junio de 2014

Y mañana serán clones - John Varley

Entré en contacto con la obra de John Varley de casualidad, cuando ya hace muchos años, buscando novelas de ciencia ficción en la biblioteca de mi ciudad, descubrí la versión de NOVA de la novela Playa de acero. El bibliotecario, un amigo, me comentó posteriormente que sólo 3 o 4 personas habían cogido prestado el libro. Casi sin querer y con un poco de escepticismo me introduje en el fantástico universo de "Los ocho mundos" (que engloba tres novelas y un puñado de relatos) que me enganchó totalmente y al que me gusta volver de vez en cuando. La re-edición de "Y mañana serán clones" por la Factoría de Ideas me ha servido como excusa esta vez.

El universo creado por Varley recibe este nombre porque los seres humanos ya no viven en la Tierra, sino que viven desperdigados por diferentes cuerpos del sistema Solar (Mercurio, Venus, Luna, Marte, Saturno, Urano, Neptuno, Plutón y algunos de sus satélites). La causa es que unos alienígenas, los Invasores,  llegaron a la Tierra en 2050 para salvar a los verdaderos seres inteligentes de nuestro planeta según su punto de vista: los grandes cetáceos. Para tal cometido no dudaron en destrozar toda actividad humana, aunque no atacaron directamente a las personas. Millones de personas murieron, y la humanidad desapareció de su planeta de origen. 

Afortunadamente la humanidad estaba bastante más avanzada de lo que cabría esperar en esa época, ya que otros alienígenas desconocidos habían enviado mensajes vía láser que contenían gran cantidad de conocimiento sobre ingeniería, genética, anatomía, ciencias planetarias...permitiendo que la humanidad pueda sobrevivir en otros cuerpos del sistema solar. Esta línea de información es denominada La linea de emergencia de Ofiuco (The Ofiuchi Hotline, el nombre original de la novela. Mejor no entrar en la traducción del título...). En Júpiter resulta que también hay vida inteligente (muy parecida a los Invasores), y los humanos no pueden acercarse al planeta ni a sus satélites, pero se les permite vivir en el resto de cuerpos del Sistema Solar sin ser molestados. Así como cada mundo y satélite tiene sus características diferenciales, sus pobladores humanos también, no a nivel físico, pero si a nivel de conducta, moda y carácter predominante. Un ejercicio interesante de correlación.



La novela nos narra las aventuras de una ingeniera genética, Lilo, condenada a muerte por haber "jugado" con el ADN humano, y las de varios de sus clones mientras es obligada a hacer misiones secretas para una organización política que pretende recuperar la Tierra de manos de los Invasores. 
Es una novela de ideas. Ideas geniales y con un sentido del humor bastante ácido característico de Varley: modificaciones anatómicas, cambios de sexo, alimentos transgénicos hasta el extremo (árboles bananacarne: ahí lo dejo), uso de micro agujeros negros,... 
Destaco un par de puntos. Primero el análisis de las diferencias existentes entre clones del mismo individuo si se realiza el copiado de memoria en un momento o otro. Cada clon tiene su personalidad.  
En segundo lugar la existencia de las "Disneylandias": hábitats simulados que recrean paisajes terrestres : el desierto, la selva amazónica, incluso algunos temáticos como el Far West. En este primer libro no acaba de sacar jugo a estos hábitats, pero si lo hace en las novelas posteriores.

La novela tiene mas de 35 años y es la primera publicada por Varley, pero ha envejecido espectacularmente bien. Estoy convencido que muchos de los futuros lectores que no se fijen en la fecha de publicación la considerarán contemporánea. 
Y mañana serán clones es la primera novela de las ubicadas en el universo de los ocho mundos. La siguen "Playa de Acero" (la mejor, en mi opinión. Varley volvió a este universo quince años después, como un escritor mucho mas maduro, y se nota) y "El globo de oro". Aunque son novelas independientes recomiendo respetar el orden de escritura. 

Esta nueva edición incluye el relato ganador del Hugo y el Nébula " La persistencia de la visión" , que no tiene nada que ver con este universo. Aunque es un cuento muy premiado, no es de los mejores de Varley según mi opinión. 
Si no os he convencido todavía os sugiero leer o escuchar (altamente recomendado) el relato gratuito "Just another perfect day" para entrar en contacto con lo que os puede ofrecer Varley, uno de mis escritores favoritos.

5 comentarios:

  1. "Playa de Acero" es una pasada. Mi primera novela de John Varley y me dejó alucinado.

    Tomo nota de "Y mañana serán clones".

    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencido de que te gustará, Carles.

      Eliminar
  2. Varley fue durante muchos años mi autor favorito. Lo descubrí con sus antologías "Blue Champagne", "La persistencia de la visión", "En el salón de los reyes marcianos", pero sobre todo con la novela que reseñas y la trilogía de Titán (bilogía, que aquí sólo se editaron los dos primeros volúmenes). En su época le dió un vuelco en mi cabeza a muchos conceptos, y por si fuera poco "La hechicera" (el segundo de Titán) es una aventura exploratoria épico imaginativa de la que sigo prendado y que me sigue influyendo en lo que escribo o pretendo escribir. "El globo rojo" supuso un pequeño bajón, pero con "El trueno rojo" ya me convencí de que Varley ya no es lo que era. Pero quién puede mantener ese nivel en toda su vida productiva... Joder, me han entrado ganas locas de releerlo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar Alberto.
      A mi Titán no me terminó de convencer. No continué con "la hechicera", pero tomo nota. La saga de trueno rojo y continuaciones a mi me entretiene mucho, pero estoy de acuerdo que no llega al nivel de otras de las obras de Varley.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Que casualidad, precisamente comencé a leer esta obra porque extrañaba el estilo de Varley.

    ResponderEliminar