miércoles, 25 de junio de 2014

Strange Bodies - Marcel Theroux

Strange Bodies del autor inglés Marcel Theroux es la novela ganadora del premio John W Campbell Memorial Award de 2014. Es un premio con poca repercusión en un nuestro país, ya que las novelas premiadas raramente llegan a ser traducidas al castellano. La ganadora del año pasado fue Jack Glass, de Adam Roberts
Este año Marcel Theroux competía con autores de género tan valorados como Alastair Reynolds, Stephen Baxter, Kim Stanley Robinson, Charles Stross o Christopher Priest. Y también estaba en la lista de nominadas la premiadísima Ancillary Justice, de Anne Leckie
Buscando información sobre la novela que ha conseguido evitar que Leckie se lleve otro premio encontré esta oferta, y no pude evitar hacer el gasto. 


Para empezar cabe decir que no considero que sea una novela de género. Tiene pequeñas dosis de ciencia ficción, pero sólo como una excusa dentro de la trama para llegar al objetivo que creo que se plantea Theroux, que es hablar de qué es lo que nos hace realmente quienes somos y nos diferencia de los demás. (ontología, creo que se denomina la parte de la filosofía que estudia este aspecto). El problema es que lo ha hecho de una forma densa y siguiendo la historia personal del protagonista, que es bastante aburrida, francamente.

La primera frase de la novela es categórica : "Whatever this is, it started when Nick Slopen came back from the dead". 
La historia comienza cuando, muchos años después de verse por última vez, una antigua novia recibe la visita de Nick Slopen, al que creía muerto y al que no reconoce a primera vista, pero que conoce tantos detalles de su antigua relación y se comporta con tal familiaridad con ella que no tiene mas remedio que aceptar que es él. 

Esta antigua novia recibirá de parte de Nick un texto narrado en primera persona (que será el cuerpo principal de la novela) en el que explicará cómo ha llegado a la situación en la que se encuentra. Nick ha escrito este texto mientras estaba internado en un sanatorio mental por haber molestado a su propia familia manifestando que él era Nick, y que no había muerto en un accidente de tráfico como su familia cree.
Así pues, des del prólogo ya sabemos que la consciencia de Nick se ha transferido a un cuerpo diferente, ésta es la nueva tecnología que nos presenta esta novela. El problema es que se dedica más a narrar las causas que han llevado a generar esta nueva tecnología que no a las posibles consecuencias, que es lo que mas me interesaba. Creo que no ha sabido sacarle el jugo a una idea interesante comparando la consciencia múltiple y la individualidad.(exactamente lo mismo que le critico a la novela Ancillary Justice, curiosamente). Los dos primeros tercios de la novela están excesivamente alargados, da muchas vueltas sobre la misma situación. Le sobran muchas páginas, la narración incluso se hace pesada. El protagonista no sabe qué es lo que está pasando, pero el lector si, y es una situación un poco exasperante, prefiero descubrir la trama simultáneamente con el protagonista. 
En el tercio final mejora claramente, pero no acaba de compensar. 


Nick es un académico especialista en autores del siglo XVIII, especialmente Samuel Johnson. La autentificación de unas supuestas cartas no descubiertas hasta entonces de este autor inglés son el punto de partida de la historia. Una de las causas de que la novela no me haya acabado de convencer son las constantes referencias a escritores ingleses y rusos de esa época y la sensación de que estaba perdiendo información importante para la trama por no conocer ni su historia ni sus escritos (por no hablar del uso del inglés arcaico).  

En resumen: una novela con un punto de partida interesante, pero demasiado densa para mi gusto porque alarga la historia innecesariamente pasando de puntillas sobre la parte de la trama que más me interesaba. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario