viernes, 19 de septiembre de 2014

Aceptación - Jeff Vandermeer

Hola. Si estás aquí supongo que habrás leído Aniquilación y Autoridad la primera y segunda parte respectivamente de la trilogía Southern Reach. Si no es así, te aconsejo que lo hagas (como mínimo la primera), y que vuelvas si te ha gustado porque la novela que comentaré en esta entrada, Aceptación, es su tercera y última parte, y inevitablemente tendrá spoilers de las novelas anteriores.

Vamos allá: Por primera vez en la trilogía Vandermeer nos muestra diferentes puntos de vista de la situación, a través de varias líneas temporales y de varios narradores.
Por un lado tenemos a Saul, el vigilante del faro, en una línea temporal anterior a la "llegada" del Área X. Uno de los protagonistas en esta línea temporal es la psicóloga/directora cuando era niña.
La directora precisamente es la protagonista de la segunda parte de la trama, en una línea temporal situada en el período previo a la expedición que protagoniza el primer libro.
La tercera línea sigue las aventuras de Control y la copia de la bióloga después de su entrada en el Área X, que cierra el segundo libro.

Al principio a la novela le cuesta arrancar, pero en algunos capítulos retoma el ritmo y la sensación de intriga que tanto me gustó de la primera parte y que eché en falta en la segunda. Aunque el hecho de tener  varios narradores, algunos de los cuales me interesan más que otros, ha provocado que la lectura sea muy irregular en lo que a ritmo se refiere. A medida que ciertos misterios de los libros anteriores van quedando resueltos, con más o menos gracia, van apareciendo nuevos detalles que me han creado dudas.

 
Una vez terminada la saga, y reflexionando sobre lo leído, debo admitir que estoy un poco decepcionado por cómo ha cerrado algunas de las situaciones. Sé que es cuestión de expectativas, pero no son expectativas previas a la lectura de la saga (el maldito hype), son expectativas una vez leído el primer volumen, que es sorprendente y genera muchas ganas de continuar la lectura, una vez ya sabes lo que el autor es capaz de ofrecer. Es cierto que el segundo tomo no colabora mucho en la suma final, mas bien al contrario, y tiene un tono mucho más pausado y introspectivo, por eso esperaba que este tercer volumen retomara el estilo del primero. A ratos ha sido así, pero no los suficientes para acabar valorando el conjunto de una forma tan positiva como valoré la primera novela.

El conjunto de la saga es irregular, y me deja un poco de mal sabor de boca. He disfrutado de la lectura? En general sí, pero depende del momento. Me gusta el estilo de Vandermeer, pero aparte de disfrutar del viaje me gusta que me lleven finalmente a buen puerto, y en este caso creo que hemos naufragado cerca de la orilla, lo que jode más. 
Recomendaría su lectura? Del primer libro sin duda, los otros dos no me han atrapado tanto. Los grandes momentos de lectura están mucho más repartidos, aunque los que hay, son geniales. 
No había leído nada de este autor hasta la aparición de esta trilogía. Voy a repasar su bibliografía y buscar alguna cosa breve y no tan ambiciosa para ver si mejora la sensación ambigua que me ha quedado después de finalizar la lectura.  

2 comentarios:

  1. Visto esto, por mucho que me recomendéis el primero me parece que voy a dejar la trilogía en barbecho. Al menos hasta que mi cola de pendientes deje de competir en longitud con el censo electoral.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que estoy viendo es una de las trilogías que más diversificación de opiniones genera respecto al orden de preferencia de los libros, a la resolución de tramas... es muy personal. El primero yo de ti me lo leería.

      Eliminar