domingo, 27 de diciembre de 2015

Cuentos para Algernon 3


Es redundante insistir mucho más de lo que ya he hecho en diversos foros y redes sociales sobre el trabajo espectacular que está realizando Marcheto en su blog Cuentos para Algernon, pero realmente su trabajo es merecedor de alago y aplauso. Me alegré muchísimo cuando recibió el premio Ignotus 2014 a la mejor página web. 

Considero una cita obligada a finales de año la lectura de la recopilación de los relatos que ha ido publicado durante el año, y la que os presento hoy, la de 2015, la tercera ya, considero que es la mejor de todas. Os aconsejo encarecidamente que la descarguéis.



He vuelto a encontrarme con autores conocidos de los que espero mucho y no me han decepcionado, y, como acostumbra a pasar en las antologías de Marcheto, he descubierto autores nuevos a los que seguir la pista. 

Vamos primero con los viejos conocidos. Alastair Reynolds inaugura el volumen con una pequeña perla, La Fijación, una historia sobre la relación entre universos paralelos, mezclada con pequeñas dosis de ucronía.
Tim Pratt nunca me decepciona, y estoy contento de haber conocido a Marla Mason, la hechicera protagonista de muchas de sus novelas, gracias al relato Aciago encuentro en Ulthar. Imaginación en su máxima expresión al servicio de una historia llena de fantasía y magia, con un regusto a homenaje-parodia del género de la fantasía épica. Muy divertido.
Mike Resnick demuestra porque atesora tantos premios importantes con su entrañable relato El Emporio de las maravillas de Alastair Baffle. Una emotiva historia sobre la amistad entre dos hombres a lo largo de muchas décadas, aderezada con un toque de magia. 

Me ha parecido muy divertido Cthulu explicado a la yaya, de Alex Shvartsman, y me gustaría mucho leer alguna cosa más de las dos protagonistas de la historia y de su tienda de empeños, muy peculiar. También me ha divertido El hornillo eslovo, de Avram Davidson. Con un tono cínico y pesimista consigue hacer un retrato de las minorías étnicas que han emigrado y como estas se van diluyendo en la sociedad de su país de acogida. 

Las abejas de Dan Chaon también me ha emocionado, pero no por su sentido del humor, sino porque me ha dejado el corazón en puño. Un relato costumbrista, muy del estilo Stephen King, y sin nada que envidiar al maestro en lo referente al terror que me ha inspirado.

Acabo con mi relato preferido de este año, Tres vistas sobre la existencia de culebras en el torrente sanguíneo humano, de James Alan Gardner. A partir de tres historias situadas en épocas diferentes consigue un relato espectacular que mezcla de manera brillante religión, genética, historia de la ciencia y evolución. Estoy tentado de proponer su lectura a algunos de mis alumnos de biología.


En resumen: repito mi admiración por la labor de Marcheto, esta recopilación es de descarga obligatoria para todos los amantes de la ciencia ficción y la fantasía. 

Otras opiniones de este libro: Sense of Wonder

No hay comentarios:

Publicar un comentario