lunes, 21 de diciembre de 2015

Lo bueno, si breve... - Tercera parte

NOTA: Esta es mi colaboración con el tercer número de la revista Supersonic. Contiene, entre muchísimas cosas interesantes, relatos de figuras internacionales como Ken Liu, Adam-Troy Castro y Pat Cadigan. No os lo podéis perder.


SuperSonic Nº3Los lectores habituales de la revista ya sabéis que mi objetivo en esta sección es, a medida que voy rellenando mis lagunas con la ciencia ficción escrita originalmente en castellano, rescatar y presentar relatos que hayan ganado alguno de los premios nacionales importantes de este género y que es posible que hayan pasado desapercibidos a los lectores de mi estilo. En la primera edición de la revista repasé el premio Ignotus de relato, y en la segunda el Alberto Magno
En esta ocasión me he decantado por el premio UPC de novela corta, que es uno de mis formatos preferidos. Grandes nombres nacionales y internacionales han ganado este veterano (desde 1991), prestigioso y bien dotado premio: McDevitt, Resnick, Cotrina, Sanderson, Mallorquí, Barceló, Sawyer... Es el único premio que admite originales en cuatro idiomas, y ha habido ganadores en castellano, catalán e inglés. Lástima que el premio se haya  devaluado en los últimos años por dos razones: se ha convertido en bianual y desde el 2014 ya no hay dotación económica para el ganador. A ver cómo va la convocatoria del 2016…

Ciencia ficción: Nueva guía de lecturaSi hablamos de este premio no podemos evitar hacer referencia a la figura de Miquel Barceló, siempre presente en el jurado y en la organización, y recientemente en el candelero por su esperadísima y controvertida Nueva guía de lectura. No voy a opinar sobre lo que no he leído; sólo puedo decir que gracias a su faceta como colaborador en la colección NOVA de ciencia ficción descubrí a muchos de mis autores favoritos, y que los lomos multicolor de sus volúmenes decoran mis estanterías con mayoría absoluta. Francamente, le estoy muy agradecido. Aún así, debo reconocer que no llegué nunca a interesarme por los libros de la colección que recopilaban los premios UPC, y que se iban publicando regularmente y de los que sabía que era promotor. Craso error que, por suerte, he subsanado en parte preparando este artículo. He disfrutado mucho leyendo para preparar estas líneas. Muchísimo.
A diferencia de los anteriores artículos en los que presentaba la posibilidad de leer los relatos seleccionados de forma gratuita en la red, los relatos ganadores del premio UPC no están disponibles. Aún así todos se pueden encontrar fácilmente en los volúmenes recopilatorios publicados por NOVA (hasta 2008), como relatos independientes en formato físico o digital, o formando parte de antologías a su vez muy interesantes. Ya iré comentando las posibilidades.

BIS Premio UPC 2009Vamos a entrar en materia. Comenzaré por uno de los pocos ganadores que ha repetido galardón. En 2009 Roberto Sanhueza se llevaba el primer premio por Bis, una historia trepidante y ambiciosa que toca muchas teclas: inteligencia artificial, trasplantes de órganos, clonación, implantes de memoria y todo con mucha acción, humor negro, y un fondo de novela de detectives muy efectivo. La historia es muy ágil, seguramente ayudada por el hecho de que cada capítulo está narrado desde el punto de vista de uno de los personajes, hecho extraño en una narración tan breve. Lástima de algunos fallos en la explicación de procesos relacionados con el ADN que provocan que el resultado final no luzca tanto como podría. En el 2014 repitió premio y fórmula con El año del gato (¿para qué cambiar si la cosa funciona?). En mi opinión este relato es más flojo y no tan conseguido como Bis, aunque incluye una tecnología basada en la realidad virtual a la que sabe sacar mucho juego. Y gatitos, sinónimo de éxito. Un autor muy interesante y a tener en cuenta.

Superextragrande
También incluyo en esta categoría al autor cubano Yoss, ganador en el 2010  con la novela Superextragrande. El protagonista es un veterinario especializado en los organismos más grandes de la fauna conocida en los diversos mundos colonizados por las siete especies conscientes de la galaxia. Presenta una ambientación de space-opera muy lograda y un desparrame de imaginación con un sentido del humor muy interesante y en algunos momentos escatológico. Ha conseguido despertar mi curiosidad científica como biólogo por la especie de las Cetianas.


Terra Nova 3 (Terra Nova #3)Estas tres novelas sólo se pueden conseguir en su versión digital publicada por la UPC a un precio un poco inferior a los 3 euros. En cambio la ganadora del 2012, La epopeya de los amantes, de Miguel Santander, además de encontrarla en formato individual al mismo precio, también se puede encontrar junto a otros excelentes relatos en la fantástica antología Terra Nova 3 por 4 euros. Vale la pena la inversión. Santander, en un planteamiento muy original, nos propone dos relatos muy diferentes en ubicación y en estilo narrativo, pero íntimamente conectados. Uno es una historia del pueblo sumerio encontrada en unas tablillas muy antiguas; el otro está protagonizado por el intrigante científico Nicola Tesla y uno de sus inquietantes descubrimientos. Un planteamiento arriesgado, pero que el autor consigue llevar a buen término.

El coleccionista de sellosCésar Mallorquí vuelve a aparecer en esta sección, no en vano ha ganado todos los premios de la ciencia ficción española con sus relatos. El UPC lo ganó en 1995 con El coleccionista de sellos, una ucronía situada en 1939 en un Madrid alternativo en el que el ejército republicano consigue ganar la guerra. La primera parte, ambientación aparte, es una típica (pero no por eso aburrida) historia de policías en la búsqueda de una asesino en serie pero, a partir de la segunda mitad, la novela da un par de giros muy interesantes (que es mejor no comentar para evitar spoilers) que reflejan la maestría de este veterano autor. Maestría que queda demostrada con su versatilidad, ya que igualmente es capaz de plantear una ucronía que una distopía con toques de space-opera y estructura de thriller, como Naturaleza humana, novela que recibió la mención del jurado en 2010 y que ha sido publicada recientemente en la nueva colección de relatos del autor, Trece monos. En una sociedad marcada por la guerra con unos alienígenas muy combativos, una psicóloga es reclutada por el ejército para buscar fallos de seguridad en la jerárquica estructura militar. Su investigación la llevará a plantearse los motivos de la guerra y sus consecuencias en la sociedad en la que vive. La trama mantiene la intriga durante gran parte de la historia, pero parte de la resolución la vi venir de lejos. Aún así, una lectura totalmente recomendable.

La Cosecha del Centauro. XVIII Premio UPC. Novela Corta de Ciencia FicciónY ya que hablamos de space-opera no pueden faltar los autores que han sido mencionados en las tres ediciones de la revista, Guillem Sánchez y Eduardo Gallego con una nueva historia de su fantástico Unicorp: La cosecha del centauro, ganadora en 2008. La historia mezcla con mucha gracia la exploración espacial y la colonización de nuevos mundos con presencia de vida autóctona, con un misterio a escala galáctica que implica a una especie alienígena con muy mala leche. Muy entretenida, pero me he quedado con la sensación de que es un armazón para una historia que da para una novela más larga: deja muchas cosas en el tintero y en algunos momentos los acontecimientos se narran de una forma muy acelerada y resumida. No es lo mejor que he leído de estos autores.

Salir de faseOtro autor recurrente en la sección es José Antonio Cotrina, y en este caso el relato ganador del 2000, Salir de Fase, sí que es el mejor relato de los suyos que he leído. La humanidad ha conseguido colonizar el sistema solar (y otros sistemas estelares) y terraformar varios satélites y planetas, mientras que la Tierra se ha convertido en un solar radioactivo. La tecnología principal en que se basa la narración es la compilación: una técnica para traspasar toda la información del cerebro de una persona a un disco de identidad, que luego se puede instalar en diversos tipos de cuerpos, creados por arquitectura genética. Pasar de un cuerpo a otro es lo que se conoce como Salir de Fase. Realmente la técnica le da mucho juego al autor, y sabe sacar el jugo en un desparrame de imaginación con una ambientación espectacular. Tengo ganas de que vuelva a publicar historias ubicadas en este universo. Podréis encontrar el relato en formato ebook gracias a la editorial Palabaristas a partir de 1 euro (e incluye un relato situado en el mismo universo, Mala Racha. Imprescindible comprarlo).

Buscador de SombrasEse mismo año también ganó Javier Negrete con Buscador de Sombras. El autor plantea un futuro muy cercano en el que una enfermedad denominada Síndrome de Pisani, que se contrae cuando estás en la fase REM del sueño, causa una gran mortandad, hasta que se crea un aparato denominado Anonéiros para conseguir evitar el contagio. La historia narra la investigación que lleva a cabo un psicólogo español de renombre internacional cuando un físico español residente en Estados Unidos es detenido por asesinar brutalmente a su mujer. El planteamiento es muy interesante y el estilo narrativo del autor me gusta mucho, pero no me ha acabado de convencer la resolución ni el escenario de mundos paralelos que plantea. Ediciones Kokapeli lo ha publicado en formato digital por algo menos de 3 euros.

El mundo de YarekY para terminar comentaré uno de los relatos que más me ha gustado, el ganador en 1993, El mundo de Yarek, de Elia Barceló. El protagonista es un xenobiólogo de renombre que, después de un error catalogando a una especie como no inteligente, es condenado a veinte años de exilio en un planeta remoto y desolado. Sin embargo el planeta depara algunas sorpresas y el relato, todavía más. Los dos últimos capítulos presentan un giro argumental que, francamente, no me esperaba y me ha sorprendido muy gratamente. La prosa de Barceló ha conseguido engancharme, había leído algunos relatos suyos que no me habían convencido del todo, pero éste es realmente genial.

La calidad de las ganadoras de este premio da para otro artículo como este, o sea que me paro aquí y me guardo el material para futuras ediciones de la revista. Espero que el 2016 os depare mucha salud y buenas lecturas.

4 comentarios:

  1. Coincido plenamemte contigo con los que he leído. El de Cesar Mallorquí se telegrafía desde lejos como va a acabar y el de Negrete a mí tampoco me convenció. Y La epopeya de los amantes de Miguel Santander me encantó. Me apunto el de Cotrina y el de Elia. ¡Espero impaciente tu próximo artículo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus comentarios Javier. No te pierdas la serie de novelas breves de Cotrina publicadas por Palabaristas.

      Eliminar
  2. De los tres que he leído (Negrete, Gallego y Barceló) mi favorito es Gallego & Sanchez. No me ha decepcionado ninguna de sus novelas. Y aunque soy bastante forofo de Negrete tb coincido en que esa novelista no está nada lograda.
    Creo que, para mí gusto, es la más floja de las que he leído suyas. Y la de Barceló no me encantó.

    Dicho esto, muy buen comentario y me apunto las otras que comentas, aunque la novela corta o los cuentos no son lo mío..se me suelen quedar las historias cortas, sin desarrollar, como que les falta algo. (Salvo el Buen Doctor, quien en su momento me maravilló con sus cuentos).
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi hasta hace dos o tres años me pasaba como a ti con la narrativa breve. Ahora me he vuelto muy fan, casi la mitad de las entradas del blog están relacionadas con relatos o novelas breves. Gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar