jueves, 12 de octubre de 2017

Alucinadas III


Como cada año aparece por aquí la antología de relatos escritos por mujeres Alucinadas. La selección de relatos de esta tercera edición corre a cargo de María Angulo y Elena Clemente. Este tipo de antologías son muy variadas y irregulares por definición, ya que cada autora ha elegido el tema a tratar y lo único que tienen en común los relatos es el género de su autora. Después de un sorprendente y original Alucinadas I vino un más flojo Alucinadas II , y en esta tercera edición todavía voy a destacar menos relatos que en la segunda. Puede que los relatos no me hayan gustado debido a la poca coincidencia de gustos con las personas que hacen la selección, o también puede ser que las autoras tengan más escaparates en los que publicar y los relatos que han llegado para ser escogidos sean más flojos en general. También me quedo con la sensación que la distribución de las historias no es muy acertada: voy a destacar cuatro relatos, los dos primeros y los dos últimos. Creo que hubiese sido mejor repartirlos entre los otros.

Cada año hay un relato ganador de la convocatoria, y esta es la primera vez que lo destaco entre el resto y coincido con las antólogas que es el mejor de la antología. La teoría del todo y la nada, de Mariana Rodríguez Jurado es un relato sobre universos paralelos muy duro, triste, que toca la fibra, con un estilo muy interesante basado en fragmentos muy cortos que alternan explicaciones científicas con la trama. 
Sofía Rhei es la única autora que ha aparecido en las tres antologías. En El grupo que lo controla todo vuelve a tocar su tema fetiche, el lenguaje (creo que ya debe tener material suficiente para hacer una antología de relatos que sus fans estamos esperando). En este caso el relato está situado en una competición para elegir el que se convertirá en el lenguaje universal de la galaxia. La historia derrocha imaginación y está llena de detalles muy divertidos.
Chus Álvarez nos presenta en Chapa una cruda historia de policías en un futuro no muy lejano. La ambientación me ha gustado mucho (modificaciones corporales, cyborgs, un califato del que llegan refugiados que tienen que pagar la deuda de su viaje...), aunque no entre mucho en detalles se nota que está bien pensada y trabajada. Pero lo que más destaco es el esfuerzo de la autora por recrear un posible lenguaje del futuro con argot, coloquialismos... no creo que haya sido fácil escribir esta historia. Me quedo con ganas de conocer más  de este universo.
Si existiese esa caricatura de feminista castradora y radical que quiere tener a los hombres sojuzgados bajo su bota el relato Tres, de Elia Barceló, representaría su sueño más húmedo. Con la maestría que la caracteriza la autora nos presenta una sociedad polarizada dominada por las mujeres en la que los hombres les pertenecen y tienen una función ornamental, sexual y, a veces, reproductiva. Se me ha hecho corto, creo que la historia daba como mínimo para una novela corta.

En definitiva, una colección de relatos irregular en conjunto, pero con algunos relatos muy interesantes que ya hacen que comprar la antología valga la pena. En formato digital está a un precio muy asequible. Continuaré pendiente de esta iniciativa y espero que el año que viene Alucinadas IV aparezca por aquí. 

4 comentarios:

  1. A mi Alucinadas I me gustó mucho, pero aún no me he puesto con las otras dos entregas, tengo que ponerle remedio pronto. Con las antologías es complicado que nos gusten todos los relatos, pero vale la pena leerlas para descubrir todas esas nuevas voces y las que no lo son tanto.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, admito que leo antologías de este estilo para conocer a nuevos autores y autoras. Y así poder decir cuando sean famosos que yo ya los conocía en sus inicios, ja ja. Gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  2. Justo ahora estoy leyendo la antología y, de momento, estoy de acuerdo con la valoración que has hecho. Ya veremos cuando la termine.

    Por cierto, seré la única, pero cuando empecé a leer el de Sofía no podía dejar de pensar que estaba viendo un capítulo de Futurama XDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras si... tienes toda la razón. Ahora me parece todavía más divertido.

      Eliminar