domingo, 29 de marzo de 2015

Superposition - David Walton

La última novela del autor americano David Walton, Superposition, es un techno-thriller con algún toque de novela policíaca, con partes muy interesantes y entretenidas, aunque peca de algunos fallos que considero importantes, y por tanto no ha acabado de dejarme un buen regusto final.


El protagonista principal de la historia es Jacob, un físico con mucho talento que trabaja como profesor y que es padre de una familia numerosa (como el autor, que tiene la friolera de siete hijos. Si con dos ya no tengo tiempo de nada...). Jacob recibe la visita de un antiguo colega que trabaja en un acelerador de partículas y que le proporciona pruebas de la existencia de una tecnología que permite modificar propiedades cuánticas de la materia. Para hacer una prueba concluyente se le ocurre disparar a la mujer de Jacob, aunque sin causarle ningún daño. Jacob no reacciona muy bien, le agrede y le echa de casa. El día siguiente Jacob se desplaza al acelerador para hablar con su amigo y se encuentra con su cadáver, y con algunas fuerzas que son muy difíciles de controlar. Lógicamente, acaba acusado de asesinato.

El principio de la novela es muy ameno y alterna los capítulos desde el punto de vista de Jacob en dos líneas temporales. Por una parte las aventuras que le llevarán a descubrir el cadáver de su amigo y las consecuencias que se derivarán de este hecho, y por otro lado el juicio por el asesinato, parte que se hace muy entretenida. El ritmo y la estructura la hace muy apta para una adaptación cinematográfica.

El aspecto que da más juego en la trama es la posibilidad que dos versiones de la misma persona puedan existir simultáneamente de manera temporal, y cómo las experiencias de cada una van haciendo que estas versiones sean cada vez más diferentes. Se plantea la duda de que cuando estas dos versiones acaben confluyendo otra vez cuál será el resultado de la superposición, qué versión prevalecerá. Éstas han sido las partes de la novela que más me han gustado, pero a partir de un momento determinado, más o menos la mitad del libro, he empezado a perder interés, seguramente porque he visto venir la resolución. El uso de algunas coincidencias y situaciones que considero demasiado rebuscadas y rocambolescas para justificar la continuación de la historia también me han hecho bajar la valoración final. Aún así, os lo recomiendo si os van los thrillers con fondo científico y con giros de argumento sorprendentes y originales (Walton en su página web compara el estilo al de películas como Origen o El truco final, pero no acabo de estar de acuerdo).

Aunque la novela termina de manera satisfactoria y la historia se puede dar por cerrada, pronto se publicará la secuela, Supersymmetry, en la que espero que mejore en los detalles que he indicado. Si tengo la ocasión  me apetecerá saber cómo continúa la historia de los protagonistas y seguramente le daré una oportunidad.

En resumen: un techno-thriller con tendencia de best-seller, que puede interesar a los lectores habituales de género pero que está muy abierto a otro público. Aunque tenga algún aspecto demasiado técnico relacionado con la física cuántica, Walton hace un esfuerzo importante para explicar los conceptos necesarios para seguir la trama. Me ha entretenido, y el estilo del autor me ha gustado, pero le he encontrado, sobre todo en la parte final, demasiados detalles que no me han convencido. Una lástima, porque la primera parte del libro es realmente muy buena y algunas de las situaciones y reflexiones planteadas me han interesado mucho. 

(Podéis leer la versión en inglés aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario