sábado, 19 de septiembre de 2015

¿Donde están las naves espaciales? - Víctor Guisado Muñoz

Seguramente es debido a que llevo poco tiempo en este mundillo y no recibo mucho spam, pero cada vez que me llega un correo de un escritor o de una editorial ofreciéndome una novela para hacer una reseña en el blog me hace ilusión. Acostumbro a leer estas obras (aunque a veces tarde un poco por otros compromisos) y si mi impresión es positiva hago una entrada en el blog, pero si mi impresión es negativa y, sobre todo, si el autor es novel, prefiero comentarle mi opinión de forma privada. 

En el caso que hoy nos ocupa el autor, Víctor Guisado,  no era un total desconocido. Ya había leído un relato suyo y lo había comentado en la sección "Lo bueno, si breve..." del segundo número de la revista supersonic que trata sobre el Premio Alberto Magno. El relato se titula ¿Podemos celebrar ya la victoria? y narra las aventuras de un pelotón de soldados en una colonia humana conquistada por una implacable especie alienígena, mientras intentan llegar al punto de encuentro para ser evacuados del planeta. No ganó el premio, pero es un relato que me encantó. Está disponible gratuitamente en la web, y os recomiendo su lectura.
La editorial La mirada de Berenice me hizo llegar el nuevo trabajo de Víctor Guisado, la novela corta ¿Dónde están las naves espaciales?. Es curiosa la costumbre del autor de titular sus obras con preguntas, en mi caso reconozco que provocó que mi curiosidad aumentase. Menos mal, porque cuando vi la portada (fea...muy fea...) tuve un bajón importante. Digamos que una cosa compensó a la otra y comencé la lectura con un interés moderado.

Víctor Guisado tiene un estilo bastante peculiar, basado en las frases cortas, la repetición de los conceptos que le interesa remarcar y la narración en primera primera persona de la historia. 
El protagonista es un joven habitante de la tierra, hastiado de la poca gracia del sistema educativo,  que mediante una internet interplanetaria entra en contacto con una humana modificada genéticamente para el viaje estelar. El world-building del relato es muy interesante, sobre todo el relacionado con esta nueva tecnología de comunicación y lo que implica la modificación de los humanos para mejorar su adaptación al viaje estelar y a la poca gravedad, así como la relación de estos nuevos humanos con los humanos "naturales". Lástima que sólo lo trate de pasada, como un trasfondo de la historia del protagonista. Creo que la ambientación da para más y merecería más protagonismo. Otro pilar de la trama es la relación del incomprendido y un poco excéntrico protagonista con su entorno más cercano: familia, profesores y compañeros de clase. Todos aquellos que hemos sido "presionados sutilmente" por algún matón encontraremos puntos biográficos. 

La historia empieza muy bien, muy adictiva, pero para mi gusto va flojeando y termina de una manera demasiado abrupta con un final que no me acabó de convencer del todo. Aún así os recomiendo que no os fiéis de la portada y emprendáis su lectura, por un euro podréis adquirir una novela corta muy interesante de un autor prometedor. Y si leéis los dos relatos podréis encontrar algún punto de relación entre ellos que nos indica que están situados en el mismo universo. Espero que Víctor Guisado continúe escribiendo relatos en esta ambientación, estaré muy pendiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario