domingo, 27 de septiembre de 2015

La fortaleza de las mil mentes - David Sandó

Conseguí esta novela a través de una petición que realizó su autor en Goodreads. Ya comenté en la entrada anterior a esta que me gusta leer obras de autores noveles y a menudo me ofrezco voluntario en situaciones como esta. Mi objetivo principal es descubrir a un futuro best-seller y poder por fin decir: "Yo fui de los primeros en leer sus novelas, y francamente, entonces era mejor. Ahora se ha vendido."  (o alguna cosa por el estilo). 
No se si David Sandó acabará siendo un best-seller, pero esta novela me ha sorprendido gratamente y, salvo algunos detalles, el autor muestra un estilo y una imaginación muy potentes que seguro que le harán triunfar.
El principal punto fuerte de la novela es la ambientación. En un futuro lejano en el que la humanidad ha colonizado diversos sistemas solares y el viaje espacial es una realidad, en una de las colonias, Spica, han aparecido seres humanos con mutaciones, los Quimera. Estas mutaciones provocan que los Quimera tengan habilidades especiales como telepatía, telequinesia, capacidad de cambiar de forma, de controlar el magnetismo o la electricidad... En los últimos años, después de una plaga vírica que diezmó a la población de mutantes, el porcentaje de recién nacidos con habilidades ha incrementado de forma casi exponencial.
Sandó nos va introduciendo en el universo que ha creado de forma tranquila, sin info-dumps, las explicaciones llegan a su tiempo, y, debido a que la trama es muy adictiva en sus primeros capítulos, no se echa en falta la información.
La historia es narrada en primera persona por los protagonistas, dos quimera que dominan la telepatía, pero que no pueden ser más diferentes en la forma de utilizarla. Uno de ellos es el jefe de seguridad de un crucero estelar que está a punto de llegar a Spica y debe solucionar el asesinato de un quimera relacionado con su pasado que se ha producido en su nave. Este personaje prefiere mantener sus habilidades ocultas y solo las personas más allegadas conocen su poder.
El otro personaje trabaja para una multinacional que intenta descubrir el origen de las habilidades de los quimera para manipular el ADN y conseguirlos de manera artificial. Este personaje utiliza sus poderes sin escrúpulos para conseguir sus deseos de todo tipo.

Aunque se presentan diversos tipos de poderes, la historia se basa en el poder de la telepatía y exprime muchas de sus posibilidades. El autor ha mostrado aquí mucha inventiva. Espero que otros poderes sean explorados de la misma forma en obras posteriores. También quiero destacar la parte de la investigación policial del asesinato en la nave, muy entretenida.
La historia tiene algunos puntos débiles. El principal, en mi opinión, es el excesivo peso que le otorga a los sentimientos de los protagonistas, sobre todo en el aspecto amoroso. Le dan demasiadas vueltas y provoca que el ritmo se ralentice y que la novela acabe teniendo demasiadas páginas. Tampoco me ha convencido la explicación a nivel genético de las habilidades de los protagonistas. Y, para terminar, la historia pierde un poco de fuelle en la parte final y la resolución no me ha convencido del todo. Estos fallos acaban provocando que, en vez de excelente, califique a la novela de notable.

En resumen: una interesante mezcla de géneros: space-opera con superhéroes, aderezado con toques de novela policial, y me atrevo a decir que también de novela romántica, con una ambientación muy bien lograda y una historia que engancha, aunque pierda fuelle al final. Un interesante debut del autor en el género de la ciencia ficción. Es la primera parte de una saga, y estaré pendiente de su continuación, Hijos de Minerva.
Podréis encontrar la novela en Amazon, pero le recomendaría al autor que bajase su precio. 7 euros por una novela de un autor novel y autopublicado es demasiado, aunque la novela valga la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario