martes, 1 de septiembre de 2015

The house of Shattered wings - Aliette de Bodard


Disfruté muchísimo con  los relatos de Alliete de Bodard que formaban parte de El ciclo de Xuya y con la novela corta  En una estación roja, a la deriva, publicadas por Fata Libelli. Ideas muy originales, un world-building ucrónico muy completo y una ambientación un tanto exótica y diferente a la que estamos acostumbrados son las marcas de la casa de la ciencia ficción que escribe esta premiada autora. 
Cuando me enteré que publicaba una nueva novela, The House of Shattered Wings (la primera parte de una saga, Dominion of the Fallen), en un nuevo universo más relacionado con la fantasía urbana que con la ciencia ficción añadí la novela a mi lista de lecturas rápidamente. Una vez terminada y mirando las opiniones mayoritariamente elogiosas que sobre la novela se han publicado (en goodreads, básicamente), creo que esta vez voy a ser la nota discordante: la novela no me ha gustado.


La historia se sitúa en un París arrasado tras una guerra mágica que ha afectado a todo el planeta. La magia proviene de los Fallen, ángeles caídos,  cuyo cuerpo contiene tanto poder mágico que incluso pueden utilizarlo los humanos, consumiendo su carne, sangre o el polvo de sus huesos. Los Fallen y algunos humanos se reúnen en Casas, y la guerra entre estas Casas para obtener el poder es lo que ha arruinado nuestro planeta. La guerra ha terminado hace tiempo, pero el equilibrio de poder se tambalea, ya que la casa en la que moran la mayoría de protagonistas, Silver spires, está perdiendo poder después de que su fundador, el primer Fallen, Morningstar, desapareciera sin dejar rastro.

La novela tiene puntos fuertes para poder triunfar: un world building interesante y con muchas posibilidades, mitología y magia (aunque sin unas normas muy claras, nada que ver con Sanderson), tensión, misterios en el presente y en el pasado y personajes con una rica vida interior y un pasado intrigante. Estoy seguro de que conseguirá un gran grupo de fans que seguirán con interés la saga, pero en este caso no podré afiliarme con ellos. 
No descarto que pueda tener una visión sesgada, ya que  la fantasía urbana no es mi subgénero favorito, y puede que no sepa verle las virtudes a la historia, pero he disfrutado con obras mucho mas fantasiosas de Pratt, Mieville o Gaiman. El principal problema que creo que presenta es de estructura narrativa, la autora no consigue hacer llegar al lector todo el bagaje histórico y emocional de los personajes ni la historia subyacente del mundo que ha creado. Al menos, en mi caso. Tampoco he encontrado el estilo tan cuidado de sus obras anteriores.

En fin, que no he conseguido entrar en la historia en ningún momento, no he empatizado con ninguno de los personajes (incluso hacia el final ya ni me importaba lo que les pasaba), no he entendido ni sus motivaciones ni la mayoría de las decisiones que toman, por no hablar ya de la dinámica de la narración, muy caótica y con muchas situaciones a las que no he acabado de encontrar sentido. Pasan cosas, sigues a los personajes arriba y abajo, pero no acabas de entender porque hacen lo que hacen o porque pasa lo que pasa. Falta información, referencias. Tuve una sensación similar leyendo Los Jardines de la Luna, de Steven Erikson, la primera vez. Luego, habiendo leído tomos posteriores, en una relectura, todo encajó mucho más. A lo mejor esta nueva saga presenta el mismo problema, pero para mi es un fallo de planteamiento importante.

No estoy acostumbrado a hacer críticas negativas, la verdad. En el tiempo que el blog ha estado funcionando he leído pocas novelas a las que no les encontrara más puntos positivos que negativos. No es este el caso, lamentablemente. La novela tiene muchos mimbres interesantes, pero el producto final resultante deja mucho que desear. Una lástima, pues es una autora que me había gustado mucho hasta ahora. No voy a continuar con la saga, pero si que voy a estar atento a otros futuros trabajos de Aliette de Bodard.

NOTA: La novela ha sido galardonada con el premio BSFA de 2015, para demostrar el buen ojo que tengo.

2 comentarios:

  1. Bastante de acuerdo. Lo mejor el ambiente el tono de la historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra ver que no estoy solo. Tampoco me ha convencido mucho el tono, están todos tristes y agobiados todo el tiempo, menos Asmodeus, y también me ha cansado un poco. Gracias por comentar.

      Eliminar